https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 15.07.2020 - Última actualización - 17:38
17:37

Atrapados en flagrancia

Mar del Plata: se negaron a declarar los diez acusados de robar cables subterráneos

Se trata de diez sujetos que el miércoles pasado fueron parte de un nutrido grupo de personas que llevó a cabo excavaciones en el barrio Las Canteras con el objetivo de robar cables del servicio telefónico para hacerse de cobre con presuntas intenciones de venderlo en el mercado negro.

 Crédito: Captura de pantalla
Crédito: Captura de pantalla

Crédito: Captura de pantalla



Atrapados en flagrancia Mar del Plata: se negaron a declarar los diez acusados de robar cables subterráneos Se trata de diez sujetos que el miércoles pasado fueron parte de un nutrido grupo de personas que llevó a cabo excavaciones en el barrio Las Canteras con el objetivo de robar cables del servicio telefónico para hacerse de cobre con presuntas intenciones de venderlo en el mercado negro. Se trata de diez sujetos que el miércoles pasado fueron parte de un nutrido grupo de personas que llevó a cabo excavaciones en el barrio Las Canteras con el objetivo de robar cables del servicio telefónico para hacerse de cobre con presuntas intenciones de venderlo en el mercado negro.

Los acusados de haber cavado zanjas en la vía pública y robado más de 4500 metros de cables del servicio telefónico en el barrio Las Canteras se negaron a declarar ante la Justicia Federal y seguirán procesados bajo la sospecha de que integraban una asociación ilícita que buscaba extraer y vender cobre en el mercado negro.

 

Se trata de diez sujetos de sexo masculino -entre los que hay algunos menores de edad- que entre el miércoles y el sábado pasados fueron notificados por los investigadores de la imputación que pesa sobre ellos. Si bien ninguno está detenido, fuentes del caso manifestaron que la investigación de la Fiscalía Nº 2, provisoriamente a cargo del fiscal General Federal Daniel Adler -su titular, Nicolás Czizik, se encuentra de licencia-, seguirá su curso y en las próximas semanas se determinará el grado de responsabilidad de los sospechosos. También se investigará si incurrieron en la violación del ASPO (Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio) decretado para evitar la propagación del coronavirus.

 

Hasta el momento, la reconstrucción del hecho indica que durante la noche del martes 7 de julio y la tarde del miércoles siguiente un nutrido grupo personas comenzó a cavar zanjas en las veredas de las calles que comprenden la zona cercana al cruce de las de las avenidas Antártida Argentina y Mario Bravo, con el objetivo de robar el cableado telefónico. Inclusive, llegaron a hacerlo en varias cuadras: zanjaron 4500 metros de largo, lo que equivale a daños por más de 6 millones de pesos en perjuicio de la empresa Telefónica S.A., sin tener en cuenta que más de 500 usuarios del barrio SOIP vieron interrumpido el servicio de telefónica fija como consecuencia de su accionar.

 

 

 

 

Los vecinos de la zona comenzaron a quejarse y a denunciar lo que ocurría y se presentó en el lugar personal policial de la comisaría quinta, que dio aviso al fiscal de Flagrancia, Daniel Vicente. Entonces, no se produjeron detenciones y el caso pasó a la Justicia Federal.

 

 

El miércoles por la tarde una cuadrilla de Telefónica acudió ante un alerta de corte de cableado en la zona de Mario Bravo, entre Rufino y Pehuajó, e informó que se encontró con más de 50 personas agrupadas y equipadas con picos y palas con las que, luego de realizar zanjas de aproximadamente un metro y medio de profundidad, procedieron al corte y extracción de cableado telefónico, que luego era agrupado para su quema y posterior retiro del cobre contenido en su interior.

 

Al ser advertido de lo que ocurría, el fiscal Adler ordenó la intervención de la Policía Federal Argentina y dispuso medidas para dar con los autores del robo de cables cometido a partir de la excavación de más de cuatro kilómetros de zanjas. Momentos más tarde fueron aprehendidas siete personas (una de las cuales resultó ser menor de edad que finalmente no fue imputada) pero ninguna llevaba consigo documentación personal ni teléfono celular. En tanto, el sábado siguiente se sumaron las aprehensiones de otros cuatro sospechosos (entre los que también había menores).

 

En total, los acusados identificados por la Justicia hasta ahora son diez y todos permanecen en libertad. Según pudo saber este medio, el fiscal intentó tomarles declaración indagatoria en forma virtual -como se hace actualmente para respetar  el distanciamiento social decretado por el Gobierno– pero por consejo de la Defensa Oficial los imputados se negaron a dar su versión de los hechos. Los informantes consultados señalaron que, de esta manera, la causa seguirá su curso con los sujetos en libertad aunque procesados, y que el objetivo central será averiguar si forman o formaron parte de una asociación ilícita dedicada al robo de cableado para la venta ilegal de cobre.

 

Cabe destacar que existen indicios para que los investigadores puedan afirmar tal sospecha, ya que en inmediaciones de Antártida Argentina y Catriel, los móviles policiales que llegaron para intervenir en el marco de la situación observaron que el grupo había prendido fuego los cables en un descampado  y suponen que lo hicieron para poder quedarse con el cobre. En el lugar se secuestraron también picos y palas utilizadas para cavar las zanjas que permitieron retirar el material de la empresa de telefonía.




Martorano: "Estamos en alerta para no retroceder de fase" -  -
Salud
La historia del primer cementerio de San Jorge, un lugar mágico en el medio del campo -  -
Condenado por amenazar a su ex reincidió al otro día - Para el juez Octavio Silva “no quedan dudas de que el imputado, de transitar el proceso nuevamente en libertad, volvería a incumplir los mandatos judiciales”. -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  La Educación Primero  Empresas Productivas  Quema de pastizales  

Recomendadas