https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 23.07.2020 - Última actualización - 5:52
5:50

Marcos Maidana Jr ya tiene 16 años

"Yoyo", entre el boxeo y el streaming

El hijo del “Chino” Maidana precisamente no quiere ser “el hijo de...”, por eso piensa qué decisión tomar, la de triunfar como streamer o bien (si convence a su padre), dedicarse al deporte de los puños. 

Boxeo y streaming. El “Chino” Maidana, ex campeón mundial y “Yoyo”, su hijo, quien sueña con convertirse en streamer, aunque no descarta el deporte de los puños.     Crédito: GentilezaBoxeo y streaming. El “Chino” Maidana, ex campeón mundial y “Yoyo”, su hijo, quien sueña con convertirse en streamer, aunque no descarta el deporte de los puños.
Crédito: Gentileza

Boxeo y streaming. El “Chino” Maidana, ex campeón mundial y “Yoyo”, su hijo, quien sueña con convertirse en streamer, aunque no descarta el deporte de los puños. Crédito: Gentileza



Marcos Maidana Jr ya tiene 16 años "Yoyo", entre el boxeo y el streaming El hijo del “Chino” Maidana precisamente no quiere ser “el hijo de...”, por eso piensa qué decisión tomar, la de triunfar como streamer o bien (si convence a su padre), dedicarse al deporte de los puños. 

Marcos Maidana Jr., de 16 años, vive en la ciudad de Santa Fe con su madre Nadia Lucero, la primera esposa del “Chino”. En diálogo con Infobae, “Yoyo” reveló su sueño de triunfar como streamer. También habló de su anhelo de ser boxeador, algo que para el “Chino” Maidana era palabra prohibida.

 

Maidana Jr. confesó además lo complicado que fue vivir bajo el mote “ser el hijo de ...” y las presiones que eso conlleva.

 

 

 

—Tenés un hijo adolescente que quiere ser boxeador...

 

 

—¡No! (interrumpió el “Chino” Maidana), él practica nomás. Quiere pero no, no está permitido.

 

En una entrevista realizada en enero de este año, en el marco de la presentación de su pelea ante “Acero” Cali, aún postergada por la pandemia de coronavirus, Marcos Maidana respondió, de manera tajante, acerca de las intenciones de su hijo por ser boxeador: “Hizo una exhibición, como para sacarse las ganas, pero no va a pelear. No me gusta. No necesita pelear, no necesita andar a los golpes. Nació, se crió bien y económicamente está bien. Yo lo hice porque me gustaba y aparte por necesidad, porque era la única salida que tenía, pero él no”, cerró el oriundo de Margarita.

 

Pero detrás de este evento exhibición que el “Chino” mencionó, que se desarrolló en el barrio de Villa Hidalgo, en José León Suárez, hubo una estrategia del joven de 16 años para que su padre terminara aceptando. La misma no se dio de la manera que ambos hubieran soñado, sino que ocurrió intempestivamente. Así lo reveló “Yoyo”.

 

—¿En qué quedaron tus ganas de ser boxeador? ¿Cómo te las ingeniaste para hacer una exhibición pese a la negativa de tu papá?

 

—Desde el año pasado lo vengo pensando y quiero ver si puedo llegar a ser profesional. Me entreno mucho y mi idea es hacer algunas peleas amateurs. Dependo de eso para dedicarme o no. Fue increíble cómo lo terminé convenciendo a mi papá. Discutimos bastante el tema porque yo le insistía y él no quería, me decía que no, que nunca me había visto pelear. Yo le decía lo mismo, que no me vio pelear. Hasta que un día de tanto que lo jodí me dijo: “Bueno a ver, ahora te busco a uno y peleá”.

Esto fue durante un evento de boxeo que organizó “Pileta” (primo del “Chino”). Llamó a alguien que estaba ahí y que me llevaba como tres años. Y lo hice. No me quedó otra que calzarme los guantes, no tuve opción.

—¿Sentís que pudiste convencerlo?

 

—Yo me entreno en un gimnasio y desde chiquito lo hice. A mi viejo no le quedó otra que aceptarlo. Sé que él no quiere, pero yo sí y vamos a ver qué onda, si me va bien o no. Si no veo potencial diré “ya está, no es para mí”. Sé que mucha gente piensa que yo siento la presión de ser hijo de..., y que lo tengo que hacer. Eso me lo tomo tranqui, es algo por mi cuenta que quiero hacer, que me gusta y punto.

 

Aunque parece ya no molestarle tanto, el “Chino” Maidana volvió a aclarar que “no necesita boxear”, y reveló lo que atrapa a su hijo: “Sé que es un streamer y está a full con las redes sociales. Siempre le gustaron los juegos, las computadoras, la tablet o la play portatil. No sé si le veo futuro con eso, pero se entretiene y lo prefiero antes de que esté en la calle. Él sabe que el estudio es necesario para muchas cosas y sobre todo para saber qué va a hacer. Tiene que continuar así y comenzar una carrera. Si lo puedo salvar yo, lo hago, pero tiene que estudiar, que sepa que eso es lo bueno”.

 

—¿Cómo fue que comenzaste a ser streamer?

 

—Lo tomo como hobby para interactuar con la gente. Comencé hace dos años gracias a Coscu (Martín Pérez Disalvo), un streamer de Argentina a quien tomo como ejemplo. Fue uno de los primeros y es mi referente. Me gusta su humildad y a pesar de los números que tiene sigue siendo el mismo. Aspiro a poder tener un stream con él algún día. Ojalá eso pase, aunque ya he tenido un par de charlas.

 

—¿Qué expectativas tenés a futuro?

 

—Actualmente estudio, estoy en cuarto año. Mi idea es terminar y estudiar una carrera que me guste, tener un título. Mis viejos siempre me dijeron que tenga una carrera por si pasa algo. Mi viejo me recalca que el boxeo lo practicó por necesidad y sé que cuando yo nací se lo tomó más como un trabajo y se enfocó más en la carrera para tener algo. Me dice que él ya sufrió los golpes para que a mí no me faltara nada. Siempre me lo dice y se lo agradezco.


“Mi papá le ganó”

 

—¿Cómo te manejaste con la exposición de tu papá, sobre todo cuando alcanzó la fama mundial por las peleas con Mayweather?

 

—Bien, tuve la suerte de ver las dos peleas en Las Vegas. Ahí lo conocí a Floyd, al cantante Justin Bieber y a muchos famosos. Tenía 11 años y sentía que estaba viviendo el sueño del pibe. Estaba muy nervioso porque peleaba contra el mejor del mundo. Mucha gente me dice que él ganó esa pelea. Ahora que estoy más grande me pareció que le ganó mi papá. En la segunda ya tenía la experiencia y estaba más tranquilo. Mi papá no peleó como en la primera porque Floyd lo tenía estudiado y sabía que mi papá iba a ir para adelante. Y empezó a esquivarlo, son dos estilos totalmente distintos.

 

“Desde que mi papá se retiró pasamos más tiempo juntos. Recuerdo que de chiquito cuando me llamaba me largaba a llorar porque no lo veía mucho. De grande fui entendiendo todo. Ahora siempre me busca y pasamos mucho tiempo juntos. A todos los viajes siempre me lleva y yo por supuesto lo quiero acompañar”.
Marcos Maidana Jr
Hijo del “Chino” Maidana

 


¿Qué es ser un streamer?

 

Streamer es aquella persona que mientras juega un videojuego o realiza una determinada actividad frente a su PC lo difunde en tiempo real. Las plataformas más utilizadas, por lo general, son Youtube o Twitch, este último el más popular por su facilidad de uso. Por lo general, los usuarios profesionales o semiprofesionales cuentan con la posibilidad de ganar dinero: esto puede ser mediante publicidad, tener patrocinadores o que las empresas inviertan determinado monto para una causa, o recibir donaciones de los propios suscriptores. Actualmente, Marcos Maidana Jr. cuenta con 240 mil seguidores en Instagram (@marcos.maidana1), 207 mil en Twitch (Rufusmda), 30 mil followers en Twitter (@marcosmaida1) y más de 200 mil suscriptores en su canal de Youtube.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


Covid-19 en Santa Fe: 62 casos en la provincia, uno de la ciudad tras 20 días -  -
Salud
El gobernador aceptó la renuncia de Serjal y lo desvinculó del Poder Judicial  -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  La Educación Primero  Empresas Productivas  Quema de pastizales  

Recomendadas