https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 27.07.2020 - Última actualización - 15:13
13:03

Fin de semana salvaje

Robos al por mayor

En barrio Sur desvalijaron una casa y maniataron a una pareja. También robaron en una heladería. Igual suerte corrió un estudio contable en Santo Tomé. En barrio Constituyentes saquearon la casa de una vecina.

Entre Ríos 3100. Delincuentes maniataron a una pareja y les robaron una importante cantidad de dinero.  Crédito: Guillermo Di SalvatoreEntre Ríos 3100. Delincuentes maniataron a una pareja y les robaron una importante cantidad de dinero.
Crédito: Guillermo Di Salvatore

Entre Ríos 3100. Delincuentes maniataron a una pareja y les robaron una importante cantidad de dinero. Crédito: Guillermo Di Salvatore



Fin de semana salvaje Robos al por mayor En barrio Sur desvalijaron una casa y maniataron a una pareja. También robaron en una heladería. Igual suerte corrió un estudio contable en Santo Tomé. En barrio Constituyentes saquearon la casa de una vecina.

Fue un fin de semana salvaje en todo sentido.En barrio Sur una pareja vivió momentos de terror a manos de varios delincuentes que los maniataron y les robaron una importante suma de dinero; en el mismo barrio asaltaron una heladería; en barrio Constituyentes saquearon la vivienda de una vecina y en Santo Tomé robaron en un estudio contable. Y por si fuese poco la violencia aportó su cuota dejando un tendal de heridos (ver nota aparte).

 

De terror


La secuencia se inició pasado el mediodía del sábado en barrio Sur, más precisamente en un inmueble ubicado en Entre Ríos 3100, casi esquina con Francia.


Según se supo fueron tres malvivientes los que ingresaron por la parte de atrás de esta vivienda y sorprendieron a una pareja (un hombre de 25 años y una mujer de 29) que se encontraba durmiendo la siesta.


En cuestión de segundos los intrusos maniataron a sus víctimas y tomaron el control del lugar. Tras requisar los distintos ambientes finalmente se hicieron de una importante suma de dinero (entre billetes de moneda nacional y dólares).


Pero el drama no terminó allí. Es que mientras buscaban el lugar donde estaba la plata, los ladrones se hicieron de la llave de otra propiedad (en Saavedra 2300) que también decidieron “visitarla”.


Así las cosas mientras un delincuente se quedó con las víctimas, los otros dos fueron por su nuevo objetivo.


La pesadilla de los dueños de casa se prolongó por casi una hora, hasta que finalmente el ladrón que hacía de custodia recibió el aviso de que ya podía retirarse del lugar.

 

A punta de pistola

 

También durante el sábado un delincuente solitario asaltó la heladería Tento, de donde sustrajo dinero y un teléfono celular.

 

Un violento asalto se consumó en la heladería Tento, sucursal de Urquiza y J. J. Passo. Foto: Guillermo Di Salvatore

 

Minutos antes de las 20 un sujeto ingresó al local ubicado en Urquiza y J. J. Passo donde, sin mayores trámites, apuntó con un arma a la empleada y le robó los elementos mencionados.

 

 

Bajo amenazas la mujer fue obligada a retirarse a la parte posterior del negocio, mientras el ladrón aprovechó para darse a la fuga.

 

Estudio contable


Los amigos de lo ajeno también hicieron de las suyas en un estudio contable de la ciudad de Santo Tomé, desde donde robaron una importante suma de dinero.


Del hecho se supo durante la mañana del sábado cuando el profesional llegó a su lugar de trabajo (ubicado en Libertad al 1700) y se encontró con la puerta violentada.


Tras una rápida observación se constató el faltante de dinero en efectivo que estaba guardado en una caja, además del desorden propio que había dejado el ladrón en su búsqueda.

 

En barrio Constituyentes

 

Fue un encuentro fortuito entre una vecina de barrio Constituyentes y uno de los llamados “trapitos”, pero que tuvo consecuencias impensadas.


La mujer salía de su casa, en Urquiza al 3400, cuando de repente un hombre le salió al cruce y le pidió si tenía algo de comida para darle.


Tras un breve intercambio de palabras la mujer siguió su camino y regresó a su domicilio varias horas después. Fue entonces cuando con disgusto constató que alguien había entrado a su casa. El intruso se había llevado notebooks, tablets, un bolso deportivo y otras pertenencias.


Pero la mayor sorpresa vino de la mano de otra vecina que posee cámaras de vigilancia. En los registros fílmicos se observa a un hombre que pasa llevando un bolso. El sujeto en cuestión tendría las mismas características que quien le había solicitado comida.

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:


Temas:


San Javier no permite el ingreso de personas de Helvecia - Máximos controles en la Ruta 1 -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  La Educación Primero  Empresas Productivas  Quema de pastizales  

Recomendadas