https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 29.07.2020 - Última actualización - 3:01
2:47

¿Recuperación económica?

Acordar con acreedores es necesario pero no alcanza

El entendimeinto está cerca y no firmar traería fuertes presiones cambiarias. Las 60 medidas “no son un plan”. Inversiones anémicas, tarifas atrasadas e inflación amenazan el plano interno mientras en el mundo, EE.UU. y China recuperan sus indicadores. 

La estrategia del ministro Guzmán a instancias de Alberto ya hizo cuatro ofertas “definitivas”. Pero los acreedores aún no arreglan.    Crédito: ArchivoLa estrategia del ministro Guzmán a instancias de Alberto ya hizo cuatro ofertas “definitivas”. Pero los acreedores aún no arreglan.
Crédito: Archivo

La estrategia del ministro Guzmán a instancias de Alberto ya hizo cuatro ofertas “definitivas”. Pero los acreedores aún no arreglan. Crédito: Archivo



¿Recuperación económica? Acordar con acreedores es necesario pero no alcanza El entendimeinto está cerca y no firmar traería fuertes presiones cambiarias. Las 60 medidas “no son un plan”. Inversiones anémicas, tarifas atrasadas e inflación amenazan el plano interno mientras en el mundo, EE.UU. y China recuperan sus indicadores.  El entendimeinto está cerca y no firmar traería fuertes presiones cambiarias. Las 60 medidas “no son un plan”. Inversiones anémicas, tarifas atrasadas e inflación amenazan el plano interno mientras en el mundo, EE.UU. y China recuperan sus indicadores. 

El éxito en la negociación de deuda es una condición “necesaria pero no suficiente para la recuperación económica”, advirtió hoy un estudio privado. El informe económico mensual de la escuela de negocios de la Universidad Austral destacó que “hay un consenso general de aprobación sobre cómo se ha llevado el proceso de negociación”.

 

Estimó que “falta capacidad de cerrar diferencias que no parecen tan grandes en el plano de los montos por pagar y de condiciones legales”. Sin embargo, aclaró que “el éxito en la negociación de deuda se presenta como condición necesaria, pero no suficiente para la recuperación económica”, mientras pronosticó: “Si hubiese default, faltarían dólares y podrían generarse presiones cambiarias, además del efecto en el crédito a sector público y privado”.

 

En ese escenario, evaluó que para el país es “relevante la post-pandemia, pero es clave el corto plazo porque condiciona al futuro” y argumentó que “si bien la actualidad es pura emergencia, lo que sigue ocurriendo es crucial porque puede comprometer seriamente la recuperación futura.

 

“No hay valor para el dólar paralelo, si no tenemos ancla y plan concreto. Las 60 medidas no constituyen un plan. La evolución de las cotizaciones alternativas evidencia volatilidad”, subrayó.

 

Advirtió también que la inversión es “anémica” y enfatizó: “Se espera crecer en 2021 en base a consumo y sustitución de importaciones. Las exportaciones serán la rueda de auxilio de este proceso, pero no un protagonista central”.

 

Sobre la inflación, señaló que actualmente está “amesetada por los congelamientos de tarifas y precios y la recesión”. “‘La evolución de las tarifas de servicios públicos es otro factor relevante en términos de la dinámica de precios. Con la fuerte caída del salario real no parecería lógico esperar una suba para este año”, analizó.

 

El trabajo remarcó que “los precios mayoristas de junio parecen anticipar inflación minorista para los próximos meses, a lo que se agrega que la evolución del dólar paralelo más volátil puede afectar a los precios”. En tanto, afirmó que “el contexto internacional se presenta favorable para 2021” y puntualizó que “China se está recuperando a buen ritmo y en Estados Unidos la suba de la bolsa supone expectativas de crecimiento futuro”.

 
En default

 

La Argentina entrará en default formal este jueves por incumplir el pago de vencimientos de bonos Discount, y se expone a juicios para reclamar el pago total en caso de no llegar a un acuerdo por la reestructuración de deuda. Los vencimientos de los bonos que el Gobierno no prevé pagar están incluidos en la oferta de canje de deuda que una porción decisiva de los acreedores ha rechazado.

 

Una de las cláusulas incluidas en la propuesta de canje incluye el pago de intereses por el diferimiento de estos vencimientos. Los tenedores de esos títulos, que formaron parte del canje kirchnerista del 2005, podrían iniciar acciones legales en los tribunales de Nueva York, ya que no cuenta con las restricciones de las cláusulas contra litigios que rigen para los títulos emitidos por el macrismo, desde 2016 en adelante.

Por el momento los juicios están frenados porque el Ministerio de Economía acordó con los acreedores que mientras las partes estén negociando la reestructuración de la deuda no se iniciarán juicios, porque se entiende que el Gobierno actúa de buena fe.

 

Los bonistas aceptarían no apelar a los tribunales e incluso una virtual extensión del plazo de negociación que vence el 4 de agosto próximo, para seguir las tratativas, en busca de un acuerdo. El Gobierno no paga desde mayo los intereses de los bonos y también postergó un pago de junio último con el Club de París.

 

Este jueves vence el plazo de gracia para estar al día con la deuda también emitida bajo reglas legales de Wall Street, para los títulos emitidos durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. La promesa de no avanzar con los juicios fue comunicada por el grupo Exchange Bondholders a los abogados que representan al país del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, que representa a la Argentina.

 

Alberto dice

 

El presidente salió hoy al cruce de la amenaza de grupos de bonistas de bloquear el acuerdo si no se mejoran las condiciones de pago y aseguró que los acreedores “deben saber” que el Gobierno no va a “postergar a ningún argentino para pagar una deuda que no podemos pagar”.

 

“Nadie nos va a doblegar en eso”, enfatizó el jefe de Estado en un acto que encabezó por videoconferencia con gobernadores e intendentes para poner en marcha hospitales y centros modulares de atención de la salud.

 

El Comité de Acreedores advirtió que posee más del 50% de los bonos a canjear y que por eso podría bloquear la renegociación de la deuda, cuyo plazo de cierre está previsto para el martes próximo.

 

Nota en baja

La calificadora de riesgo Standard & Poor’s (S&P) bajó la calificación de dos bonos en moneda extranjera a “D”, desde “CC”, y los dejó en default porque el Gobierno no cubrió vencimientos de esos títulos que integran la renegociación de deuda. La calificadora informó que el Gobierno no realizó el pago de unos 220 millones de dólares en intereses en los bonos bajo legislación de Nueva York con vencimiento en enero 2022 y enero 2027. El comunicado de S&P señaló que “estos bonos permanecerán en °D° hasta la conclusión de las renegociaciones de deuda que están en curso”.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


El peor día: 4 casos en la ciudad, récord de 101 infectados en la provincia y 2 muertos -  -
Salud
San Javier no permite el ingreso de personas de Helvecia - Máximos controles en la Ruta 1 -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  La Educación Primero  Empresas Productivas  Quema de pastizales  

Recomendadas