https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 30.07.2020 - Última actualización - 5:20
5:19

En Atlético de Rafaela

¿Se viene el gerenciamiento?

La directiva no lo admite y si se los consulta reservadamente dicen que no está dentro de las opciones que se barajan para encontrarle una salida a la apremiante situación económica. Pero si los recursos no aparecen no se ve otra alternativa. 

Ricardo Castro y Hugo Issa. El presidente de la Subcomisión de Fútbol junto al empresario, en uno de los entrenamientos de Atlético en el 2017. ¿Volverán a juntarse?     Crédito: El LitoralRicardo Castro y Hugo Issa. El presidente de la Subcomisión de Fútbol junto al empresario, en uno de los entrenamientos de Atlético en el 2017. ¿Volverán a juntarse?
Crédito: El Litoral

Ricardo Castro y Hugo Issa. El presidente de la Subcomisión de Fútbol junto al empresario, en uno de los entrenamientos de Atlético en el 2017. ¿Volverán a juntarse? Crédito: El Litoral



En Atlético de Rafaela ¿Se viene el gerenciamiento? La directiva no lo admite y si se los consulta reservadamente dicen que no está dentro de las opciones que se barajan para encontrarle una salida a la apremiante situación económica. Pero si los recursos no aparecen no se ve otra alternativa. 

Juan Carlos Scalzo
 

Las cuentas de la Crema se complican día a día y el origen de esta angustiante situación comenzó con la intención de aferrarse a toda costa a la máxima categoría y entró en una estrepitosa caída, a la que no se le ve el fondo, a partir del descenso consumado a mediados de 2017.

 

El déficit que se acumuló para no perder la categoría, la pérdida de los importantes recursos que implica participar de la élite, las ganas de volver cuanto antes y la imposibilidad de hacerse de ingresos considerables a través de la venta de jugadores desembocaron en un rojo que es alarmante en el presente a punto tal que si no consigue dinero fresco en el cortísimo plazo las cosas pueden complicarse gravemente.

 

A mitad del 2019, la dirigencia dormía tranquila porque tenía cerrada la venta del pibe Matías Godoy a una institución de la Major League Soccer de Estados Unidos en una cifra cercana al millón de dólares más otro ingreso cercano a los 250 mil de la moneda norteamericana para ser volcados a las divisiones formativas. Con esos fondos, el albiceleste se aseguraba ponerse al día con las deudas y financiarse hasta mitad de este año sin inconvenientes. Pero el sueño se transformó en una pesadilla cuando el chico nacido en Ceres y habitué de los seleccionados nacionales juveniles se negó a jugar en la MLS y prefirió irse a préstamo a un club de Croacia en una operación sensiblemente menor en plata y a pagar en cuotas.

 

La pandemia y la cuarentena asestaron otro terrible golpe a las arcas de un Atlético que prácticamente se quedó sin ingresos (por televisión, sponsors y recaudación de partidos) y la única fuente de recursos ahora es la flaca cuota societaria.

Si algo faltaba para tornar más oscuro el panorama, este fin de semana el Watford descendió a la segunda división de la Premier League y los rafaelinos no recibirán los 170 mil euros que le correspondían por el mecanismo de solidaridad si los ingleses compraban a Ignacio Pussetto al Udinese de Italia.

 

Por estas horas, todas las esperanzas de lograr un poco de oxígeno en las finanzas están puestas en la transferencia al fútbol suizo del defensor Lucas Blondel y en la “joya” de las inferiores, Alex Luna (16), quien es pretendido por varios grandes del país, entre ellos River, Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez, entre otros.

 

Los billetes escasean dramáticamente y nadie sabe hasta cuándo se podrá cumplir con los pagos a jugadores y empleados del club, pero está claro que se está entrando en un cuello de botella que más temprano que tarde hará eclosión.

 

Ante esta encrucijada, y sin poder generar ingresos genuinos acordes a las necesidades, a la CD cremosa no le quedaría otra que salir a buscar inversores que aporten divisas constantes y sonantes para salir del pantano.

 

En este contexto, en el mundo Atlético está dando vueltas hace varios días la posibilidad de un gerenciamiento de su fútbol y la versión ya llegó a los medios de Buenos Aires. Tan es así que la semana anterior al entrenador Walter Otta los sorprendieron cuando era entrevistado en un programa de deportes y le pidieron su opinión sobre el gerenciamiento que se venía en el club de barrio Alberdi y solo atinó a contestar que no estaba enterado de eso.

 

Otra cuestión que llevó a pensar que el manejo del fútbol podía pasar a manos privadas fue la incorporación del ex arquero, devenido en empresario, Carlos Goyen (representante de la firma Reusch en Latinoamérica) a la Subcomisión de Fútbol, alguien con muchos contactos a todo nivel, quien podría arrimar interesados en explotar el fútbol cremoso. 

 

Hay versiones que también apuntan a Hugo Issa, actual presidente del club Lorca Deportiva de España (acaba de ascender a la segunda división) en representación de un grupo inversor. Vale recordar que Issa se desempeñó como director deportivo de Atlético hasta los últimos meses de 2019 y quedó en estrecha relación con los directivos rafaelinos. 

 

A pesar de que la dirigencia ni quiere hablar públicamente del tema, por lo bajo los trascendidos circulan y algunos hablan de conversaciones abiertas en más de un frente. Por ello, mientras no se conozca un plan concreto que explique cómo salir de este atolladero nada se puede descartar y se seguirá alimentando la alternativa de permitir el ingreso de capitales particulares a la esfera del fútbol profesional atletiquense. 

 

De lo que no quedan dudas es que la situación económica no podrá aguantar mucho tiempo más y se deben tomar decisiones importantes antes que todo desmadre.

 

Mathier fue llamado por Trullet

 

Mientras aparecen algunas informaciones que podrían alentar la posibilidad que en el fin de este año se pueda volver a jugar el torneo Regional, los clubes de a poco empiezan a ir mirando de reojo los planteles con qué afrontar la continuidad, en caso de que sea posible por la pandemia del coronavirus.

 

Ben Hur en relación a 2019 había perdido un valor importante como Gustavo Mathier. El “Flaco” jugó el Federal A en Unión de Sunchales, pero terminó su contrato el 30 de junio. Lo cierto es que está la intención, al menos desde el cuerpo técnico, que pueda regresar a barrio Parque. “No fue una llamada oficial ni tampoco una oferta oficial, pero sí, es verdad que hablé con Carlos (Trullet) y me comentó que de volver el Regional tenía intenciones de que forme parte del equipo”, expresó el lateral volante derecho. El jugador oriundo de Esmeralda expresó que “muchos de nosotros (en referencia a protagonistas del torneo Federal A) quedamos parados y también se nos finalizó el contrato así que seguramente eso motive a los técnicos de distintos clubes a intentar comunicarse para empezar a armar los equipos. Ojalá vuelva el fútbol, aunque lo veo difícil en estas categorías, porque sé que hay muchos compañeros que solamente viven de esa actividad”, acotó Mathier.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


Covid-19: quiénes tendrán prioridad para acceder a la vacuna que se producirá en Argentina -  -
Salud
Nuevo punto de control en la ciudad -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  Coronavirus  La Educación Primero  Empresas Productivas  Quema de pastizales  

Recomendadas