https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 03.08.2020 - Última actualización - 10:24
10:09

Frente al cese de actividades

La pandemia dejó a los hoteleros sin reservas para mantenerse en pie

En Rosario ya cerraron definitivamente cuatro establecimientos y sólo 20 de más de 200 alojamientos continúan activos recibiendo a huéspedes con trabajos esenciales.

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza



Frente al cese de actividades La pandemia dejó a los hoteleros sin reservas para mantenerse en pie En Rosario ya cerraron definitivamente cuatro establecimientos y sólo 20 de más de 200 alojamientos continúan activos recibiendo a huéspedes con trabajos esenciales.

 

Patricio Dobal | region@ellitoral.com

 

Si había algún atisbo para empezar a pensar en una reanudación de la actividad hotelera, la confirmación sobre la existencia de circulación comunitaria de coronavirus en Rosario tiró al suelo cualquier pretensión del sector que atraviesa un presente muy adverso. De 215 establecimientos vinculados a la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Rosario (AEHGAR), solo 20 están abiertos y funcionando con una estructura mínima ya que solo pueden recibir a huéspedes con permiso de circulación por tener ocupaciones esenciales.

 

Como a otros rubros de la economía local, la irrupción de la pandemia llegó justo en un momento de planificación del calendario de ferias y congresos y en las puertas de la Semana Santa que prometía fuerte ingreso para los hoteleros. De sumar reservas, pasaron a posponer pagos y hasta pensar en el cierre definitivo de algunos alojamientos. "La veintena de hoteles en funcionamiento lo hacen con 3 o 4 habitaciones ocupadas, esto significa que el costo de funcionamiento es mayor que el ingreso por los huéspedes", indicó Gustavo Gardebled, vicepresidente primero de la AEHGAR y dueño de un hotel con 54 cuartos que está cerrado desde marzo.

 

"Por lo pronto ya son cuatro los hoteles que bajaron persianas para no abrir más, pero estimamos que hay otros. Uno pasa por algunos edificios y detecta que están con tablones en las puertas y ventanas", referenció el empresario que opera en un rubro que en Rosario emplea a 3.500 empleados directos y a unos 4.000 indirectos.

 

Las firmas que decidieron dejar de operar se desprendieron de 120 empleados en total y los trabajadores que continúan ligados a los hoteles perciben el salario con una quita del 25 por ciento consensuada entre la patronal y el sindicato.

 

"Frente a la realidad adversa lo que estamos pidiendo es que haya una clara acción del Estado para proteger la actividad que cuando la pandemia pase ayudará en la reactivación. Rosario tiene mucho potencial para ser sede del turismo de escapadas y congresos y ya hay probadas razones para sostener eso", planteó Gardebled en diálogo con El Litoral.

 

Hay una voz institucional que se alza bajo el pedido de dictar la emergencia del sector hotelero a nivel local, provincial y nacional. "El plan es evitar que se quiebre la estructura empresaria y se tomen ejemplos como los de Jujuy para que el turismo quede exceptuado del pago de tributos", sostiene el referente de la AEHGAR.

 

En todos los frentes

 

"Si nos posicionamos en lo que debemos seguir abonando hoy en tributos a la administración santafesina está el Impuesto Inmobiliario, que es alto debido a que la mayoría de los inmuebles de los hoteles son suntuarios. Pero debido a la frustración del objeto del inmueble deberíamos no tener que abonarlo", se quejó Gardebled. Además, piden que tanto Aguas Santafesinas como la Empresa Provincial de la Energía (EPE) solo cobren por lo consumido. Puntualmente en el caso de la luz están solicitando que se quite de las facturas el compromiso de potencia, un monto que estaba pactado previo a la llegada del coronavirus para gozar de un suministro mayor que el que se ofrece al cliente residencial.

 

Desde la esfera local, la AEHGAR está solicitando que el Municipio "no cobre la Tasa General de Inmuebles (TGI) a los rubros que no tenemos actividad y en lo concerniente al Derecho de Registro e Inspección (DREI) ya no pagar por metro cuadrado".

 

"Lo que proponemos es mantener viva la estructura hotelera, porque una vez que se desarma no se puede volver a armar", reflexionó Gardebled sobre los establecimientos que demandan un fuerte mantenimiento incluso ahora que no tienen pasajeros y fue claro al rechazar cualquier tipo de moratoria. "Lo que no podemos pagar ahora, no lo vamos a poder pagar más adelante", sumó.

 

Para el regreso

 

Además de los protocolos que en el grueso de los casos ya están redactados para la "nueva normalidad" los hoteleros buscan colocar en la agenda política nuevas acciones para potenciar el flujo de visitantes en la Cuna de la Bandera.

 

"No nos olvidamos de las demandas que estaban sobre la mesa previo al Covid-19. Una es la creación del Pasaporte Turístico para que el visitante acceda de forma ágil y sin hacer colas a los museos y paseos públicos. Ya habíamos iniciado un proceso muy incipiente de implementación que se frenó en marzo", dijo Gardebled.

 

"La otra cuestión es el pedido para que el personal especializado de los museos no tome descanso los fines de semana largos, como ocurre en todas las grandes ciudades turísticas, enumeró el hotelero.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


Reclamo de los investigadores al "gobierno de los científicos" - El 7 de julio, el directorio del Conicet emitió una declaración en apoyo al reclamo salarial. En el CCT Santa Fe, la protesta es “virtual”. -
Política
Informe exclusivo: Pinos pidió estar en su propio  juicio pero quedó sin respuestas -  -
Reuniones virtuales con referentes gastronómicos y de gimnasios - Ya empezaron a marcar algunos de los "balcones gastronómicos".  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Ahora que no aplaudimos  Cepo al dólar  

Recomendadas