https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 03.08.2020 - Última actualización - 23:38
23:37

El Vaticano pidió una investigación

La policía insiste en descartar "un ataque" a catedral de Managua

Aseguran que "no fue intencional"

 Crédito: Picture Alliance
Crédito: Picture Alliance

Crédito: Picture Alliance



El Vaticano pidió una investigación La policía insiste en descartar "un ataque" a catedral de Managua Aseguran que "no fue intencional" Aseguran que "no fue intencional"

La policía de Nicaragua descartó este lunes (03.08.2020) que haya habido "mano criminal” en el incendio ocurrido el viernes en la Catedral Metropolitana de Managua, suceso que la Arquidiócesis capitalina y el papa Francisco calificaron como un "atentado” y para el cual el Vaticano pidió al gobierno de Daniel Ortega "una investigación seria, cuidadosa y transparente”.

 

Las autoridades policiales concluyeron que el incendio en el templo católico, donde quedó calcinada la venerada imagen de la Sangre de Cristo, "no fue intencional, descartándose acción criminal” en el siniestro, confirmando la versión de un incendio accidental que había dado la primera dama y vicepresidenta Rosario Murillo minutos después del siniestro. Hubo "diversos vapores de alcohol que se combinaron con la llama de una veladora que era encendida todos los días a partir de las 7 de la mañana y se apagaba a una de la tarde”, además de telas y materiales plásticos "de fácil combustión”, aseguró la polícía.

 

 

 

 

El viernes por la mañana, el fuego se desató al interior de la capilla de la Catedral. En un comunicado, la Arquidiócesis capitalina informó: "Una persona no identificada ingresó a la capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral Metropolitana de Managua y arrojó una bomba, produciendo un incendio en donde permanece la sagrada y venerada imagen de la Sangre de Cristo y el Santísimo”. Antes de que la policía emitiera alguna información, la vicepresidenta Murillo dijo que el incendio fue causado por velas encendidas en el lugar, donde una cortina tomó fuego. Su versión fue desmentida de inmediato por el arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes, quien dijo que "nuestra capilla no tiene cortinas ni veladoras”, y aseguró que se trató de "un acto de terrorismo”.

 

 

Horas antes de que la policía diera el caso por cerrado, el nuncio apostólico en Nicaragua, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, reveló a The Associated Press que el Vaticano pidió al gobierno "una investigación seria, cuidadosa y transparente” sobre el caso. Por su parte, el directivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, declaró el mismo lunes a periodistas que sería conveniente realizar una investigación independiente del caso, contratando a "un perito para que determine la causa real de este incendio”.

 

El suceso ha conmocionado a miles de católicos en Nicaragua, donde una gran mayoría de la población profesa el cristianismo. La imagen destruida por el fuego había sido traída al país procedente de Guatemala, en 1638. El domingo, durante el rezo del Ángelus, el papa dijo que oraba por los nicaragüenses tras el "atentado” del viernes. "Pienso en el pueblo de Nicaragua que sufre por el atentado a la Catedral de Managua, donde ha sido muy dañada, casi destruida, la imagen tan venerada de Cristo que ha acompañado y sostenido durante siglos la vida del pueblo fiel”, expresó Francisco.

 

El gobierno sandinista mantiene una tensa relación con la jerarquía católica desde abril de 2018 cuando, en el marco de una revuelta social, Ortega acusó a los obispos de apoyar "un fallido golpe de Estado” en su contra.




Las empresas de colectivos amenazan con interrumpir el servicio desde octubre -  -
Área Metropolitana
El Gran Santa Fe pasó de 16 mil a 41 mil desocupados -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Ahora que no aplaudimos  Cepo al dólar  

Recomendadas