https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 08.08.2020 - Última actualización - 12.08.2020 - 10:52
17:43

Una yarará "picó" dos veces en la mano a una mujer en la costanera

Santo Tomé: advierten sobre la presencia de serpientes en el casco urbano

La bajante y la sequía generan que sus presas se trasladen en busca de alimento y eso provoca la migración. Ante la presencia de estos animales, recomiendan llamar al 911 o al Municipio local.

La mujer fue mordida por la yarará dos veces en la zona de la muñeca. Afortunadamente se recupera favorablemente. Crédito: GentilezaLa mujer fue mordida por la yarará dos veces en la zona de la muñeca. Afortunadamente se recupera favorablemente.
Crédito: Gentileza

La mujer fue mordida por la yarará dos veces en la zona de la muñeca. Afortunadamente se recupera favorablemente. Crédito: Gentileza



Una yarará "picó" dos veces en la mano a una mujer en la costanera Santo Tomé: advierten sobre la presencia de serpientes en el casco urbano La bajante y la sequía generan que sus presas se trasladen en busca de alimento y eso provoca la migración. Ante la presencia de estos animales, recomiendan llamar al 911 o al Municipio local. La bajante y la sequía generan que sus presas se trasladen en busca de alimento y eso provoca la migración. Ante la presencia de estos animales, recomiendan llamar al 911 o al Municipio local.

A principio de semana se produjo una situación que detonó un problema de larga data en Santo Tomé, pero que a partir de este hecho encendió la alarma: la presencia de víboras en zonas urbanas y a metros de la gente, algo que por la extraordinaria bajante y las altas temperaturas en pleno invierno, se volvió moneda corriente. 

 



Fue una semana dura para esa ciudad, la que se vio envuelta en llamas y humo como consecuencia de la quema (¿intencional?) de pastizales en la zona de bañados del río Salado y en el acceso por la Autopista Rosario Santa Fe, por mencionar algunas de las áreas afectadas por los focos ígneos. Sin embargo, que una yarará muerda a una mujer en plena costanera también preocupa a la población. El caso se dio el lunes, cuando Ángela y una amiga salieron a entrenar a la costanera santotomesina. Cuando arribaron al sector ubicado frente al Concejo Municipal (calle Iriondo en su intersección con Sarmiento, aproximadamente), se sentaron cerca de los módulos aeróbicos del lugar y fue ahí cuando todo ocurrió.


La vecina se preparó para hacer abdominales. De repente sintió una fuerte pinchadura en una de sus manos. Cuando giró la mirada, vio cómo la serpiente se enroscaba a centímetros de su mano izquierda, tras haberla mordido en dos ocasiones prácticamente en el mismo lugar, a la altura de la muñeca. Ella y su amiga actuaron rápido y se dirigieron a la casa de la mujer atacada para después ir al Samco, donde la trataron preventivamente y luego derivaron al Hospital “José María Cullen” para terminar el tratamiento. Solo le bajó la presión y se le nubló la vista, pero no tuvo otras complicaciones. 

 

 "Dos veces me mordió, pero sentí una sola; tenía 63 por ciento de veneno en mi mano y me lo pudieron sacar, aunque me quedó la mano hinchada por un tiempo; todavía no salgo de mi asombro", le dijo Ángela a El Litoral. Las autoridades municipales también mostraron su sorpresa por el hecho. No obstante, sostienen que es un fenómeno que viene ocurriendo desde hace meses.


"Vecinos" indeseables


El director de Medioambiente de la Municipalidad de Santo Tomé, Norberto Lavatiatta, aclaró a este medio que en estos días de calor, mucho viento norte y sobre todo por la sequía reinante, estos animales suelen aparecer en la zona más populosa de la ciudad. "Muchas veces se confunde que la inundación trae más ’bichos’, pero lo que en realidad pasa es que cuando sube el agua, la correntada los arrastra y saca de su lugar habitual, para depositarlos en otro; pero con la sequía se cambia toda la cadena natural, ya que sus presas (ratones y cuises, por nombrar algunas) se van moviendo a otras zonas para buscar alimentos, y detrás de ellos van las víboras", explicó el funcionario. 

 

Además de la mujer mordida, sacaron una yarará de una vivienda en la zona del Camping.Foto: Gentileza

 


Desde marzo se detecta la presencia de estos reptiles, incluso capturaron a uno dentro de la propia Municipalidad. Esta última semana, el municipio local también debió intervenir en una vivienda ubicada al norte del Camping, donde hallaron una serpiente dentro del inmueble. "Las notamos mucho sobre calle República de Chile, al lado del reservorio, desde allí cruzan para la parte más urbanizada de la ciudad", acotó Lavatiatta.

 


Según detalló el director, el problema no se debe a los incendios sino a la bajante y a la sequía. "Si bien la quema agrava todo, lo que hace el fuego más que nada es matarlas, ya que estos animales tienen un movimiento más reducido que otros y lo que suele pasar es que se terminan muriendo por las llamas", afirmó. 


>>> Desde el municipio recomendaron a los ciudadanos que si detectan la presencia de serpientes, llamen inmediatamente al 911 o la Municipalidad, la que enviará personal capacitado para intervenir en el caso. "Estamos en zona de islas, no es algo anormal lo que está pasando, pero todos los fenómenos que explicamos acrecentaron la presencia de víboras y por eso concientizamos a la gente para que tenga cuidado", explicó Lavatiatta.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Luis Amsler


Temas:

Además tenés que leer:



Descenso de casos en la provincia: 944 nuevos contagios, 67 de la ciudad  -  -
Salud
Trotta descartó el dictado de clases presenciales en enero -  -
Educación
Vuelve el dólar ahorro: bancos privados retoman la venta por homebanking -  -
Economía
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas