https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 10.08.2020 - Última actualización - 21:03
12:30

Marco Bertolotti

El primer handbolista santafesino en el exterior sigue su carrera en Francia

Tras una temporada en el handball italiano, Marco Bertolotti viaja este miércoles rumbo a Francia. Desde la tercera división gala el formado en Amistad y Unión (Rosario) buscará mejorar su carrera deportiva en Grenoble.

 Crédito: Gentileza entrevistado
Crédito: Gentileza entrevistado

Crédito: Gentileza entrevistado



Marco Bertolotti El primer handbolista santafesino en el exterior sigue su carrera en Francia Tras una temporada en el handball italiano, Marco Bertolotti viaja este miércoles rumbo a Francia. Desde la tercera división gala el formado en Amistad y Unión (Rosario) buscará mejorar su carrera deportiva en Grenoble. Tras una temporada en el handball italiano, Marco Bertolotti viaja este miércoles rumbo a Francia. Desde la tercera división gala el formado en Amistad y Unión (Rosario) buscará mejorar su carrera deportiva en Grenoble.

Marco es el primer handbolista rosarino y nacido en la provincia de Santa Fe que logró traspasar las fronteras argentinas. En la temporada 2019/2020 formó parte del Pallamano Ragusa en esta ciudad de la isla de Sicilia. En los últimos días se confirmó la transferencia al Grenoble SMH 38 Handball de esa localidad del sureste francés. El club de destino de Bertolotti está en la tercera división nacional francesa denominada Nacional 1. El miércoles emprenderá el viaje que lo dejará en la región alpina gala.

 


“La liga francesa junto a la alemana son las dos mejores del mundo. Compiten para ver cuál es la mejor. Es una gran oportunidad para seguir creciendo y para ver a cuánto puedo llegar”, dice Marco Bertolotti a El Litoral.

 


Marco, de 1,85 metros de alto y 21 años de edad, comenzó a jugar a los 8 en Río Negro, un club de su ciudad. “Empecé a jugar de casualidad. Una vez acompañé a mi hermana a un entrenamiento que ella ya hacía. En el mismo, se me acercó la entrenadora y me ofreció de probar. Lo hice y no dejé nunca más”, afirma. De la entidad blanquinegra pasó al Club Amistad y Unión de barrio Azcuénaga. A los 16 años, se mudó a Buenos Aires para vestir la camiseta de Colegio Ward. Luego, a los 18, volvió a Amistad y Unión. En 2019, con 20 años, tuvo su experiencia de una temporada en Italia.

 

Si bien el Grenoble está en tercera división, tiene chances de subir a la segunda llamada Proligue. La primera se denomina Starligue. “Este es un contrato profesional con proyección a largo plazo de estar jugando en la Proligue. Este club justamente jugaba en la segunda división, pero por problemas económicos tuvo que descender. El objetivo del club es de vuelta ir a la Proligue”, asegura el extremo izquierdo.

 

Como cualquier deportista argentino, a Marco le gustaría vestir la camiseta albiceleste algún día. El deportista ya estuvo en preseleccionados nacionales en juveniles. “Siempre fue mi objetivo, pero hoy en día por la corta edad que tengo la veo difícil. Si hago una buena temporada, y si me quedo en clubes franceses con el correr del tiempo, es una meta aproximadamente a los 24 años, dentro de dos, tres años poder estar formando parte del plantel de la selección nacional. Depende de mí, pero hay que ver que el cuerpo técnico así lo desee”, afirma con madurez.

 

Bertolotti le apunta al certamen francés más que a la Asobal española que también tiene mucho prestigio y una buena cantidad de jugadores argentinos en sus clubes. “Mi objetivo es jugar en la Starligue que es la primera francesa. Siempre apunté a eso. Si me saliera alguna oportunidad en Asobal, vería qué es lo que me conviene en ese momento”, comenta.

 

A la hora de hablar de referentes, prefiere mencionar a un amigo y no a una figura internacional. “De chiquito a mí me gustaba mucho cómo jugaba un ahora amigo mío que es de acá, de Rosario. Se llama Iván Podoroska. Es el hermano de Nadia (tenista profesional). Él en su momento jugaba muy lindo. De chiquito, con 13, 14 años yo siempre lo observaba para copiarle y para admirar su juego”.

 

Falta de infraestructura


Pese a ser un deporte muy practicado en colegios primarios y secundarios, el handball rosarino tiene una competencia débil a nivel clubes en comparación al certamen porteño. Sobre esto, Bertolotti dice: “Más que nada lo que le hace falta a Rosario para su crecimiento es la infraestructura. No hay infraestructura. Es feo decir que no hay una cancha de parquet. Las canchas de handball son de teraflex o de parquet y acá en Rosario ni una final se juega en alguno de los dos. Son de baldosa. Con todo lo que eso conlleva. Más lesiones, muy perjudicial para las articulaciones. Cambiaría muchísimo si hubiera algo más grande, con más proyección. Tal vez en clubes más importantes como Newell's, Central”.

 

No obstante esto, la experiencia de Marco en Europa puede ser un factor inspirador para chicos que juegan en la Asociación Rosarina de Handball: “Espero que sirva como un estímulo a que ellos también lo intenten, si así lo desean”.

Autor:

Hernán Alvarez





Coronavirus: cuál es la situación actual de Santa Fe en los indicadores claves - La provincia de Santa Fe aumentó un 10% sus casos en los que va del año.  -
Salud
Muerto a tiros en plena calle de Santo Tomé - El hecho sacudió a los vecinos de barrio El Tanque que a la distancia observaron el trabajo de los investigadores. -
Sucesos
#Temas de HOY: Rosario  Entre Ríos  La Educación Primero  Veda pesquera en Santa Fe  Clima en Santa Fe  Donald Trump