https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 10.08.2020 - Última actualización - 15.08.2020 - 9:09
19:09

Cosquín Rock Online

Una montaña en el ciberespacio

El histórico festival que desde hace dos décadas se realiza en las sierras cordobesas se trasladó a cuatro locaciones porteñas y otras dentro y fuera del país, estrenando su propia plataforma de conciertos por streaming. José Palazzo, productor y creador de la franquicia, repasó junto a El Litoral las alternativas de este debut.


Palazzo, de riguroso barbijo, frente al Luna Park, el mayor de los escenarios involucrados. Foto: Gentileza Cosquín Rock
+5









Cosquín Rock Online Una montaña en el ciberespacio El histórico festival que desde hace dos décadas se realiza en las sierras cordobesas se trasladó a cuatro locaciones porteñas y otras dentro y fuera del país, estrenando su propia plataforma de conciertos por streaming. José Palazzo, productor y creador de la franquicia, repasó junto a El Litoral las alternativas de este debut.   El histórico festival que desde hace dos décadas se realiza en las sierras cordobesas se trasladó a cuatro locaciones porteñas y otras dentro y fuera del país, estrenando su propia plataforma de conciertos por streaming. José Palazzo, productor y creador de la franquicia, repasó junto a El Litoral las alternativas de este debut.

El pasado fin de semana, el Cosquín Rock Online debutó en su propia plataforma: más de 170.000 personas conectadas disfrutaron de dos extensas jornadas en realidad virtual, viendo conciertos y distintos contenidos, con la actuación de 76 artistas de Hispanoamérica; la mayoría en paralelo desde algunas de las salas más emblemáticas de Buenos Aires: Luna Park, La Trastienda, Vorterix, y The Roxy, con un sistema multicámaras que permitía elegir desde dónde mirar cada concierto.

 

Más de 60 bares en distintas ciudades de Latinoamérica transmitieron el Festival en pantalla gigante, y en Tijuana se pudo vivir el Festival online desde grandes estadios abiertos: la ciudad fronteriza mexicana se anunció como una nueva sede a sumar para Cosquín Rock 2021. Pero en esta maratón de números, uno de los preferidos de José Palazzo, el creador y motor del festival, son las 1.700 personas que trabajaron para esta edición, una dosis de energía muy importante para el mundo de la música, paralizado desde el inicio de la pandemia.

 

El Litoral buscó justamente a un extenuado pero satisfecho Palazzo para repasar las alternativas de este debut en el territorio digital.

 

 

Nuevo comienzo

 

—¿Qué balance hacés de esta primera experiencia de streaming a gran escala?

 

—La experiencia es muy positiva. Para mí había mucho de aprendizaje en esta edición del Cosquín Rock vía streaming, porque en el caso particular de nuestra productora estamos muy acostumbrados a estar en el detalle, encima de las cosas que suceden. Entonces todo lo que sea depender de otras cosas como la tecnología lo hace muy estresante para nosotros.

 

Pero sinceramente fue a gran escala, una cosa inmensa: descubrimos la dimensión que tiene nuestro festival en Latinoamérica y en México; descubrimos que se trata de un fenómeno al que a veces no le hemos tomado la justa dimensión, y estamos muy orgullosos de esta primera experiencia.

 

—¿Cuánto tiempo llevó de producción y cómo se involucraron a los diferentes espacios en que se realizó?

 

—La producción fue en tiempo récord: en 60 días montamos la plataforma, armamos la grilla de programación, armamos la campaña publicitaria, largamos la venta, conseguimos los sponsors y lo hicimos. No creo que se hubiera podido hacer hacer si tanto la compañía Indexaris, que fue una pata importantísima de este proyecto, como la compañía Magnética, que también fue muy importante  para nosotros, no hubieran estado trabajando las 24 horas sobre el proyecto. Hubiera sido inviable.

 

—¿Cómo se hizo para compatibilizar las posibilidades de participación de los artistas?

 

—Mirá, todos los artistas estaban compatibles porque desgraciadamente, al tratarse de una pandemia tan grosa, que dejó a todo el mundo sin laburo, todos los artistas estaban disponibles. Y de hecho lo más lindo de todo esto es que todos entendieron perfectamente en qué consistía este proyecto; entendieron que había cosas que habían cambiado, cosas que ya no son iguales, en cuanto a por ejemplo el valor de un cachet; porque sinceramente los tipos de precios de entradas son distintos. Pero fueron muy interesante las charlas con los artistas en la previa, y muy energizantes, porque todos tiramos para el mismo lado.

 

 

Solos pero juntos

 

—¿Cómo se produjeron los shows de los artistas que no podían desplazarse o los extranjeros?

 

—Para producir los shows de afuera teníamos nuestros socios locales. Tenemos Cosquín en cada uno de los países de donde tuvimos artistas: en México, Colombia, Uruguay, Paraguay, y así. En cada uno de esos países nuestros socios locales nos ayudaron con el desarrollo de este proyecto, y eso fue muy importante: cada uno de los países nos planteó de arranque cómo se imaginaba el formato, cómo lo quería realizar, cómo lo quería armar; y en base a eso nos encaminamos en ir ideando qué es lo que realmente necesitábamos y cómo lo necesitábamos de cada artista, y ahí lo armamos.

 

—La postal de este encuentro es la de Ciro cantando “Tan solo” en el Luna Park vacío, terminando con la gente coreando en las pantallas. ¿Quién trajo la idea y cómo se convocó a los que participaron para ese final?

 

—Todo lo que se trabajó sobre el show de Ciro nació de la cabeza de Ciro y su equipo de producción. Ellos se contactaron con nosotros y nos hicieron una serie de planteos, de cosas que se les habían ocurrido: algunas se podían hacer y otras no. Y dentro de las que se podían hacer plantearon un show con determinadas características, se jugaron y lo hicieron.

 

Sobre la postal de “Tan solo” no tuvimos nada que ver: de hecho en la prueba de sonido él baja y a partir de ahí se dispara esto. Pero quedó alucinante. Creo que es un simbolismo mucho más que eso: la canción, nuestra actual situación y la realidad que estamos viviendo coincidieron en una sola postal.

 

—¿Lo viviste con la misma adrenalina y el mismo esfuerzo que los encuentros en las sierras?

 

—Lo viví con una adrenalina completamente distinta, mucho más mental que energética porque en el Cosquín uno va caminando de un lugar para otro, y va viendo errores que van sucediendo. Pero acá me iba trasladando de un venue a otro, donde había shows todo el tiempo: de La Trastienda al Vorterix, de ahí al Luna Park. En el trayecto no iba viendo la transmisión, entonces me decían: “Pasó esto, esto otro”, y un montón de cosas que iban generando toda una adrenalina.

 

Sinceramente el sábado a la noche llegué a donde estaba parando y me costó mucho dormir (risas), me quedó un nudo en el estómago, y se vivió una adrenalina muy difícil de manejar.

 

 

Horizonte

 

—¿Pensás que el streaming es un paliativo para estos tiempos de pandemia o que llegó para quedarse?

 

—Pienso que el streaming es paliativo para un determinado sector, te diría que el sector más vulnerable de esta cadena, que son los técnicos, los asistentes, los profesionales del sonido y las luces, algunos músicos. Pero sinceramente sin público el negocio es inviable a mediano plazo, y en algún momento se tendrán que combinar las dos cosas para que sea rentable. Sin rentabilidad no hay posibilidad de seguir haciendo cosas, porque el motor de los espectáculos va generando una actividad. Entonces uno hace una cosa, la evaluás, ves cuál es tu próximo paso, y por ahí pasaron seis meses, hay que estar metidos. Esta es una plataforma que llegó para quedarse, y en el caso puntual de nosotros tenemos varios shows que vamos ir agendando de acá a enero, dependiendo de cómo vaya evolucionando el bicho.

 

—¿Qué empezás a proyectar como productor para el mediano plazo, más allá de lo impredecible del futuro en general?

 

—A mediano plazo vamos a hacer algunos shows en la plataforma, vía streaming, que estamos desarrollando y pensando. También vamos a hablar con artistas de otros rubros que no son del rock para ver si les interesa sumarse a este proyecto de nuestra plataforma, que ha funcionado con mucho éxito este fin de semana para más de 170.000 personas. Y a partir de ahí ver.

 

Mientras tanto, colaborar como empresario, desde la Cámara de Productores del Espectáculo y Afines de Córdoba, para ayudar a que la industria cordobesa vuelva a ponerse de pie, porque está muy golpeada.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Ignacio Andrés Amarillo


Temas:


Comienzan a funcionar los "balcones gastronómicos" - La esquina de Eva Perón y San Jerónimo uno de los establecimientos que optó por los \\ -
Área Metropolitana
En detalle: así serán los horarios de las actividades habilitadas en Santa Fe -  -
Falleció el conductor que protagonizó un fuerte choque en la Costanera de Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas