https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 11.08.2020 - Última actualización - 21:05
19:21

La complicada situación en la otra orilla del río

El brote de contagios en Paraná: crónica de un descontrol anunciado

Desde el 19 de junio, los positivos en la capital entrerriana no paran de crecer. Este martes se registraron 31 contagios. Con la declaración de "circulación comunitaria", el gobierno municipal endureció controles y multan a las personas que no usan tapabocas en la vía pública. 

Los espacios verdes de Paraná lucían colmados, previo a que se declare la Los espacios verdes de Paraná lucían colmados, previo a que se declare la "transmisión comunitaria" del virus.
Crédito: Gustavo Cabral (Gentileza El Diario)

Los espacios verdes de Paraná lucían colmados, previo a que se declare la "transmisión comunitaria" del virus. Crédito: Gustavo Cabral (Gentileza El Diario)



La complicada situación en la otra orilla del río El brote de contagios en Paraná: crónica de un descontrol anunciado Desde el 19 de junio, los positivos en la capital entrerriana no paran de crecer. Este martes se registraron 31 contagios. Con la declaración de "circulación comunitaria", el gobierno municipal endureció controles y multan a las personas que no usan tapabocas en la vía pública.  Desde el 19 de junio, los positivos en la capital entrerriana no paran de crecer. Este martes se registraron 31 contagios. Con la declaración de "circulación comunitaria", el gobierno municipal endureció controles y multan a las personas que no usan tapabocas en la vía pública. 

Hace pocos días parecía que se festejaba la llegada anticipada de la primavera en "El Mirador", una zona de moda ubicada en la costanera alta de Paraná y también en la plaza Mujeres Entrerrianas (ex Hipódromo). Esto, sumado a las reuniones sociales clandestinas y al poco uso del barbijo/tapabocas pueden ser algunos de los motivos del crecimiento descontrolado de la curva de contagios de Covid-19 en esa ciudad, tan cercana a Santa Fe, y sin dudas son rasgos de un descontrol que se anunciaba hacia fines de junio cuando la curva de contagios empezó a crecer.

 

Difícil y cruel es señalar con el dedo o estigmatizar a una persona por ser portador del virus, pero lo cierto es que los contagios fueron dándose tras irresponsabilidades de los ciudadanos que se relajaron y obviaron la pandemia que se vive actualmente y que Paraná hoy está lejos de superarla.

 

El pasado viernes la situación epidemiológica de la Ciudad Paisaje pasó de transmisión por conglomerado a comunitaria, es por eso que ya "con el diario del lunes" y un promedio de 30 casos diarios, las autoridades municipales y provinciales cercaron durante el fin de semana los espacios públicos de gran aglomeración para que los paranaenses circulen de forma recreativa o deportiva, a pie o en bicicleta (lo que está permitido), pero sin dejar que haya paseos en autos ni que los ciudadanos se sienten a compartir mates en pleno Parque Urquiza, algo a lo que la ciudadanía hace caso omiso.

 

 

Hijos del rigor

 

El relajamiento fue evidente en Paraná. Los ciudadanos se abusaron de las habilitaciones escalonadas dispuestas por el Estado municipal de diferentes actividades económicas y sociales para retornar a una nueva normalidad, pero con escasos cuidados.

 

Los números de contagios fueron en ascenso al mismo tiempo que la gente salió a las calles, o se reunían en casas, departamentos y también en quintas, para hacer asados o alguna que otra fiesta clandestina.

 

Hasta este martes, se informaron 31 casos en Paraná, se contabilizan 641 personas que tienen o tuvieron Covid-19 en la ciudad. Ante este brote y la declaración de circulación comunitaria, el gobierno entrerriano apeló a reforzar controles, pero sobre todo a la responsabilidad cívica y a evitar la circulación.

 

 

Multas a los que no usan tapabocas

 

En este sentido, desde este fin de semana la Municipalidad de Paraná comenzó a labrar multas a quienes circulan por la vía pública sin barbijo/tapabocas y los valores van de los $ 5.900 (100 unidades funcionales -UF-), hasta las 2.000 UF ($ 118.000).

 

Pablo Testa, Secretario Legal y Administrativo de la Municipalidad, explicó que "hay que mantener distanciamiento social, utilizar alcohol en gel y usar tapabocas que cubra la nariz, la boca y el mentón. Así lo establece el decreto que salió en junio. Es obligatorio usarlo en la calle", sostuvo.

 

Además, Testa explicó a El Once que "los agentes que realizan el control son inspectores de Habilitaciones y Control Urbano, que tienen su correspondiente habilitación. Tienen un código QR que cualquier ciudadano se lo puede pedir, verificarlo con su celular y lo manda a la página web del municipio donde el inspector está identificado con nombre y apellido. La multa no se cobra en el lugar. Ellos hacen el acta".

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Tomás Rico


Temas:


Comienzan a funcionar los "balcones gastronómicos" - La esquina de Eva Perón y San Jerónimo uno de los establecimientos que optó por los \\ -
Área Metropolitana
En detalle: así serán los horarios de las actividades habilitadas en Santa Fe -  -
Falleció el conductor que protagonizó un fuerte choque en la Costanera de Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas