https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 12.08.2020 - Última actualización - 20:05
20:02

Solicitan aumentos

Fracasó la séptima audiencia conciliatoria por el conflicto de Algodonera Avellaneda

Ni el sindicato textil ni directivos de la firma asistieron a la convocatoria. El ministro Sukerman dijo que “no hay mucho más para hacer de nuestro lado”. 

 Crédito: Agencia
Crédito: Agencia

Crédito: Agencia



Solicitan aumentos Fracasó la séptima audiencia conciliatoria por el conflicto de Algodonera Avellaneda Ni el sindicato textil ni directivos de la firma asistieron a la convocatoria. El ministro Sukerman dijo que “no hay mucho más para hacer de nuestro lado”.  Ni el sindicato textil ni directivos de la firma asistieron a la convocatoria. El ministro Sukerman dijo que “no hay mucho más para hacer de nuestro lado”. 

Por Gustavo Capeletti


El grave conflicto por reclamos de mejoras salariales que afecta a Algodonera Avellaneda quedó, otra vez, muy lejos de alcanzar una solución luego de que en la mañana de este miércoles tanto representantes de la Asociación Obrera Textil como directivos de la firma decidieran no asistir a la nueva audiencia de conciliación convocada por el Ministerio de Trabajo de la provincia.

 


La cita, la séptima de esta saga interminable, estaba pautada para las 11 en la Casa del Bicentenario, con la expectativa de que empleados y empleadores pudieran arribar a un principio de acuerdo que permita destrabar el entuerto de cuyo inicio se cumplen dos meses y que ahora, tras el fallido encuentro, amenaza con agudizarse. Pero todas las esperanzas cayeron inexorablemente en saco roto por la ausencia de las partes en pugna. El ministro de Trabajo de la Provincia de Santa Fe, Roberto Sukerman, presente en Reconquista, lamentó que la patronal no haya enviado a sus abogados con una propuesta concreta y pidió que los responsables de la firma se presenten personalmente para solucionar el reclamo.

 

El titular de la cartera laboral - acompañado por el senador Orfilio Marcón - mantuvo una charla informal, no exenta de tensión, con referentes del gremio de Aceiteros y Desmotadores que sí estuvieron presentes y que desde el inicio de la huelga vienen dando su apoyo a los manifestantes. “El reclamo de los trabajadores está presente, es un reclamo salarial. La verdad es que nosotros estábamos generando las audiencias para ver si se podía llegar a un acuerdo” pero “la empresa no concurrió, a diferencia de lo que pasó la semana y nos había animado a convocar a esta nueva audiencia”, señaló Sukerman esta tarde a El Litoral.

 

“Error de interpretación” 

Respecto al argumento esgrimido desde un principio por el directorio de Algodonera Avellaneda de no negociar con representantes del gremio de Aceiteros, el ministro estimó que “cuando la empresa dice que no se va a sentar con los aceiteros lo que digo es que hay un error de interpretación, porque hubo cuatro audiencias en donde estaban los textiles y así y todo no se solucionó el conflicto”.
El funcionario agregó que “hoy estaban presentes delegados de los textiles” (no así representantes del sindicato) pero no asistió nadie de la firma, por lo que “no hay mucho más para hacer de nuestro lado y, además, vale aclarar que el conflicto de dónde deben estar afiliados los trabajadores ya está en el Ministerio de Trabajo de la Nación”, que entiende en el tema.

 

Sukerman destacó especialmente que en el acta de la audiencia quedó constancia que los trabajadores que se afiliaron a aceiteros “no están pretendiendo cobrar el sueldo de aceiteros ni que se les aplique el convenio colectivo de aceiteros”.  “Lo que dicen es que necesitan ganar más de lo que ganan porque no les alcanza para vivir, pero que no pretenden cobrar lo que cobran los aceiteros. Esto está plasmado en el acta, pero no es nuevo, lo vienen diciendo desde haces unas semanas”, concluyó.

 

Por su parte, el secretario general de Aceiteros de Reconquista, Dionisio Alfonso, dijo que “no estamos buscando un conflicto gremial, solo queremos que los compañeros ganen una moneda más, queremos destrabar el conflicto y eso se hace con un poco más de dinero. No somos patoteros, pero esta situación lleva a tomar medidas” que no deberían ser necesarias. El sindicalista   mensuró que “hay más de 400 familias que hoy no tienen para comer, no queremos conflicto, queremos paz social, queremos una mesa de diálogo”, y advirtió que “no sabemos qué vamos a hacer ahora, si vamos a cortar la ruta” o qué acción vamos a encarar.
 

 


Temas:


Fueron a reclamar que levante una denuncia y lo matan a tiros -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Ahora que no aplaudimos  Cepo al dólar  

Recomendadas