https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 18.08.2020 - Última actualización - 11:02
10:04

Monitoreo permanente

El río seguirá bajo en primavera y preocupa el funcionamiento de las tomas de agua

Aguas Santafesinas incorporó bombas para incrementar un 15 por ciento la captación. La mayor preocupación está en la toma de agua de la ciudad de Rosario. 

Toma Hernández. Es una de las dos tomas que abastecen a la planta potabilizadora de la ciudad; la otra está sobre el Colastiné. Crédito: Mauricio GarínToma Hernández. Es una de las dos tomas que abastecen a la planta potabilizadora de la ciudad; la otra está sobre el Colastiné.
Crédito: Mauricio Garín

Toma Hernández. Es una de las dos tomas que abastecen a la planta potabilizadora de la ciudad; la otra está sobre el Colastiné. Crédito: Mauricio Garín



Monitoreo permanente El río seguirá bajo en primavera y preocupa el funcionamiento de las tomas de agua Aguas Santafesinas incorporó bombas para incrementar un 15 por ciento la captación. La mayor preocupación está en la toma de agua de la ciudad de Rosario.  Aguas Santafesinas incorporó bombas para incrementar un 15 por ciento la captación. La mayor preocupación está en la toma de agua de la ciudad de Rosario. 

De acuerdo a informes del Instituto Nacional del Agua (INA), la altura del río Paraná presenta un escenario desfavorable en bajante para lo que resta del invierno y la primavera.

 

Aguas Santafesinas cuenta con siete plantas potabilizadoras que se abastecen directamente desde el río Paraná o de cursos de agua de dicho sistema: Reconquista, Santa Fe, Rincón, Desvío Arijón, Monje (Acueducto Centro-oeste), Granadero Baigorria (Acueducto Gran Rosario) y Rosario.

 

Todas hasta el momento cuentan los caudales para sostener la producción y distribución de agua potable habitual, ya sea porque algunas plantas no sufren afectación por la bajante o en otras se toman medidas para compensar la merma de rendimiento de los equipos de bombeo, se indicó.

 

De todos modos, se sigue día a día la evolución de la bajante del río, a los fines de poner en marcha nuevas acciones previstas y mantener en el mejor nivel posible la prestación del servicio de agua potable. Igualmente se solicita realizar un uso racional, responsable y solidario del servicio a todos los vecinos de las ciudades abastecidas.

 

Santa Fe

 

La capital provincial se abastece de dos tomas de agua: la del río Santa Fe y la del Colastiné. En ambas tomas se colocaron bombas de refuerzo y se realizan tareas permanentes de monitoreo y mantenimiento.

 

En mayo pasado, buzos tácticos debieron desobstruir la toma del Colastiné para optimizar el servicio. Las tareas de mantenimiento estuvieron a cargo de Aguas Santafesinas. Y anteriormente también se habían realizado las mismas tareas sobre la toma Hernández, en el río Santa Fe.

 

Rosario

 

La persistencia de esta bajante excepcional y prolongada, llevó a Aguas Santafesinas a encarar un plan de mejoramiento del sistema de captación de agua del Paraná, en la planta potabilizadora que abastece a gran parte de Rosario, además de Funes y Villa Gobernador Gálvez.

 

Es que frente a Rosario, por ejemplo, el río registra actualmente niveles por debajo de los 50 centímetros, cuando en esta época debería estar arriba de 2,50 metros.

 

Por un lado, ya están en funcionamiento tres nuevas bombas instaladas en un pontón flotante, que aportan 3.600.000 litros de agua por hora, y que representan un 15 % más de captación. Por otro lado, dentro de este año se prevé la instalación de una nueva bomba de gran porte de 5.000.000 de litros/hora de capacidad, en reemplazo de otra que lleva más de 50 años de funcionamiento y rinde 3.000.000 litros/hora.

 

De esta forma se contará con un volumen remanente disponible en todo momento para compensar mayores bajantes del río, así como realizar trabajos de mantenimiento programado en equipos que deben trabajar las 24 horas del día en la planta ubicada en French y Echeverría.

 

El presidente de Aguas, Hugo Morzan, destacó que "desde el inicio de la pandemia, recibimos claras directivas del gobernador Omar Perotti y de la ministra de Infraestructura y Servicios Públicos, Silvina Frana, para sostener los niveles de calidad de servicios que son más esenciales que nunca: el agua potable y el saneamiento".

 

Agregó que "para acción en particular en la planta potabilizadora Rosario, la inversión a cargo del Gobierno provincial supera los 92 millones de pesos".

 

Trabajos complejos

 

Las tres nuevas bombas ya en funcionamiento demandaron una tarea especial, ya que el pontón fue trasladado navegando por el río desde la altura del puente Rosario-Victoria, hasta la planta ubicada seis kilómetros aguas abajo.

 

Ya instalado el pontón en la torre de toma, se adosaron a las tres bombas conductos de 230 metros de longitud y 30 centímetros de diámetro –uno por cada equipo- para llevar el agua del río hasta el canal de carga donde se inicia el proceso de potabilización, venciendo la diferencia de altura de la barranca.

 

Cabe destacar que el proyecto así como la mayoría de la ejecución de la obra estuvo a cargo de personal propio de Aguas Santafesinas. Igualmente, los nuevos equipos no implican un mayor consumo de energía eléctrica, uno de los principales insumos necesarios para potabilizar y distribuir agua potable a 1.200.000 vecinos que dependen de esta planta.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:



Detectan un cambio en el sabor del agua en la ciudad de Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Diego Maradona