https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 25.08.2020 - Última actualización - 8:26
7:30

Memorias de Santa Fe

Hace 70 años una fuerte explosión estremeció a la ciudad

Fue el 25 de agosto de 1950 cuando se incendió un tanque de YPF en el puerto. Crónicas de la época recuerdan el incansable trabajo del cuerpo de bomberos y el temor que despertó el incidente en la sociedad santafesina. Afortunadamente, no hubo que lamentar víctimas fatales. Entre el combustible (agricol) y los daños materiales, se estimaron pérdidas millonarias.

Así quedó el lugar tras el incendio.  Crédito: Archivo El LitoralAsí quedó el lugar tras el incendio.
Crédito: Archivo El Litoral

Así quedó el lugar tras el incendio. Crédito: Archivo El Litoral



Memorias de Santa Fe Hace 70 años una fuerte explosión estremeció a la ciudad Fue el 25 de agosto de 1950 cuando se incendió un tanque de YPF en el puerto. Crónicas de la época recuerdan el incansable trabajo del cuerpo de bomberos y el temor que despertó el incidente en la sociedad santafesina. Afortunadamente, no hubo que lamentar víctimas fatales. Entre el combustible (agricol) y los daños materiales, se estimaron pérdidas millonarias. Fue el 25 de agosto de 1950 cuando se incendió un tanque de YPF en el puerto. Crónicas de la época recuerdan el incansable trabajo del cuerpo de bomberos y el temor que despertó el incidente en la sociedad santafesina. Afortunadamente, no hubo que lamentar víctimas fatales. Entre el combustible (agricol) y los daños materiales, se estimaron pérdidas millonarias.

La noche del viernes 25 de agosto de 1950 la ciudad de Santa Fe vivió una de sus peores pesadillas en materia de siniestros. Una fuerte explosión seguida de un incendio en el puerto de la capital provincial conmocionó a gran parte de la ciudadanía. Según relata el Diario El Litoral a través de sus páginas, todo comenzó alrededor de las 19.30 cuando se sintió un violento estruendo y se iluminó parte del cielo santafesino. Había tomado fuego un tanque de agricol, propiedad de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF).

 

“Cuando la población, estaba por finalizar sus tareas y buena parte de ella se retiraba del lugar del trabajo a sus domicilios, una explosión sorda que había anticipado una vívida claridad, volvió a crear un clima de expectación y duda. Enseguida, desde todas las zonas altas y principalmente de los edificios de la zona céntrica, se pudo  localizar el sitio de donde provenía. En un lugar del puerto una densa columna de humo se elevaba entre lenguas de fuego y con ayuda de la claridad que despedía pudo observarse que el siniestro estaba circunscripto nuevamente a uno de los tanques de combustibles”, contaba este diario hace 70 años atrás. 

 

Con el correr de los minutos, sin redes sociales ni la rapidez en la difusión de información a la que está acostumbrada la actualidad, la noticia se esparcía por la ciudad. Algo pasaba y de a poco los vecinos caían en cuenta. “Mientras tanto sonaban angustiosamente las sirenas y los pitos de las locomotoras que hacían presagiar una tragedia de características extraordinarias”, contó este medio. 

 

Las fotos de El Litoral, de ese día.Foto: Archivo El Litoral

 

Contención

 

Tanto los empleados del lugar como las fuerzas de seguridad armaron rápidamente un operativo “cerrojo” para contener las llamas y que no se expandieran hacia otros tanques de la firma nacional; “uno de los cuales contenía 2.000.000 litros de nafta y otro 680.000 litros de kerosene, explicó El Litoral en su edición del día 26 de agosto de ese año”. Además, cuenta este diario, llegaron hasta la zona efectivos militares de diversas reparticiones (Regimiento 12 de Infantería, Zapadores Pontoneros y Agrupación Antiaérea). “Se hicieron presente varios camiones con soldados y diversos elementos para colaborar, mientras que lo propio hacía la policía que tendió cordones a todo lo largo de la Avenida Alem. Todos los accesos al puerto quedaron controlados por la Gendarmería que impidió el paso del público”, detalló. 

 

En la misma crónica se cuenta que al tiempo que se desplegaban las fuerzas de seguridad anteriormente citadas, se dispuso la evacuación de la población de obreros y personal jerárquico de las compañías petroleras que vivían en zona portuaria.   

 

Las fotos de El Litoral, de ese día.Foto: Archivo El Litoral

 

La lucha contra el fuego

 

En su detallado artículo, El Litoral mencionó que al momento del fuego había alrededor de 20 personas en cercanías al tanque siniestrado, entre empleados, seguridad y otros empleados portuarios. Precisamente, uno de esos trabajadores fue quien inició la lucha contra las llamas. “Puso en funcionamiento las cañerías para la expulsión de espuma de matafuegos que existen en la planta y de inmediato la refrigeración de los tanques contiguos”, relató este diario. 

 

Por su parte, el cuartel de bomberos se enteró de lo sucedido ni bien al momento de la explosión. Por lo que el jefe de la unidad, de apellido Antonini, ordenó la salida de cuatro dotaciones. “Frente al dique 2 fueron emplazadas tres autobombas y más adelante dos moto-bombas, de las que se obtuvieron diez líneas de manguera”, explicó El Litoral. 

 

Las fotos de El Litoral, de ese día.Foto: Archivo El Litoral

 

 

Tras una hora, se contuvo el fuego

 

A las 20.45, es decir una hora después del inicio de las llamas sobre el tanque de YPF, los bomberos, las fuerzas de seguridad y los voluntarios lograron apagar el fuego. Así lo explicaba El Litoral en su edición el día posterior al siniestro: “A las 21.45, después de una minuciosa inspección, el jefe de bomberos ordenó el regreso al cuartel de todas las dotaciones. No quedaba indicio alguno de fuego. Pudo apreciarse entonces, la magnitud de la explosión, pues se vio que la tapa del tanque se había partido en dos pedazos, quedando una parte dentro de la fosa y la otra a unos cien metros, contra las balanzas del puerto”. 

 

Las fotos de Diario El Orden, de ese día.Foto: Hemeroteca Digital de Santa Fe / Diario El Orden

 

El estupor que provocó la explosión

 

Como se mencionó anteriormente, la explosión, el fuego y toda la situación que se generó esa tarde de agosto de 1950 provocó por momentos conmoción entre la ciudadanía que no sabía qué estaba aconteciendo en la ciudad capital. Los momentos de zozobra quedaron detallados en la edición del domingo siguiente en las páginas de Diario El Orden. “Durante varias horas el repiquetear de los teléfonos, en nuestra casa, en la policía, hospitales y otros establecimientos, puso de relieve la inquietud de una ciudad que sufría. Santa Fe vivió horas amargas porque sabía que junto al río muchos de sus hijos combatían contra uno de los más terribles enemigos de las realizaciones humanas: el fuego. Bomberos, gendarmes, marinos, policías, obreros formaron una columna que, tras enérgica batalla, impidieron que grandes depósitos amenazados por el siniestro fueran a engrosar con millones de litros de combustible las llamas que rugían amenazadoras”, publicó el antiguo periódico santafesino.

 

 

Los lesionados

Según el recuento realizado a posteriori, se registró una docena de personas heridas producto de la lucha contra el fuego, entre los que se destacan un empleado de YPF, un par de gendarmes y dos bomberos. Las lesiones estuvieron ligadas a quemaduras y a los efectos nocivos del fuego. 

 

Parte de los lesionados. Foto: Hemeroteca Digital de Santa Fe / Diario El Orden

 

Pérdidas millonarias

El siniestro dejó, además de un gran susto en la ciudad, pérdidas económicas millonarias para la empresa estatal de combustibles. “Además del combustible y del depósito, se quemaron totalmente muchas instalaciones, materiales y la red eléctrica”, destacó El Orden en su edición del sábado 26 de agosto de 1950. Ese mismo día, El Litoral señaló que “las pérdidas se calculan en 2.000.000 de pesos”. 

 

Las fotos de Diario El Orden, de ese día.Foto: Hemeroteca Digital de Santa Fe / Diario El Orden

 

Posibles causas

En el citado artículo de El Litoral, que se publicó la tarde siguiente al incendio se anticipó la probable causa que habría originado semejante incidente. “Esta mañana trabajaron con ese propósito -el de elaborar un informe sobre lo sucedido-  miembros de la Gendarmería, de bomberos y empleados de YPF”, contaba este diario. Si bien había una especie de secreto de sumario, había trascendido una de las posibles causas. “La explosión pudo haber sido provocada por el mal funcionamiento del escape de las válvulas del tanque”, comentaba El Litoral. 10 minutos antes de la explosión, un barco había terminado de descargar el agricol en el tanque en cuestión; “de inmediato se envió agua por las cañerías como es de rigor, para sacar el gas que en ellas quede. Al terminarse esta operación y en el momento que se cerraban las válvulas se produjo la explosión. Las características del suceso son similares al ocurrido el 29 de noviembre de 1942 en el mismo sitio”, contó este medio. 

 

Los tanques de YPF en el  puerto de la ciudad. Foto: Archivo El Litoral.

 

 

Reconocimiento a bomberos

Días más tarde, el cuerpo de bomberos que actuó en el incendio recibió un reconocimiento por parte de las autoridades provinciales. A través de un comunicado, difundido por Diario El Orden, expresaban: “Que a riesgo de de sus propias vidas conjuraron en breve tiempo un grave peligro, lo que habla con elocuencia de su arrojo y elevado grado de preparación”. 

 

La cobertura de El Litoral

 

 

Autor:

Gonzalo Zentner


Temas:



Testeos rápidos, gratuitos  y confidenciales de VIH -  -
Salud
Viento, agua y piedra en el norte: en el campo, la peor parte se la llevaron las instalaciones -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Diego Maradona