https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 08.09.2020 - Última actualización - 8:06
7:51

MÚSICA

La cumbia en pandemia: el "Máster" dice que hoy están "muy quietos"

Para Mario Pereyra la movida tropical está golpeada por la coyuntura que impone el Covid19. Afirmó que "hay cero recaudación" y que "muchos grupos intentaron hacer cosas, pero no fueron rentables". Remarcó el desafío de mantener el contacto con el público del palo a través de las redes sociales.

El El "Máster" dice que realizó algunos shows a través de las redes sociales para mantener vivo "el aguante". Pero que hoy están muy quietos, a la espera de que vengan tiempos mejores.
Crédito: Gentileza producción

El "Máster" dice que realizó algunos shows a través de las redes sociales para mantener vivo "el aguante". Pero que hoy están muy quietos, a la espera de que vengan tiempos mejores. Crédito: Gentileza producción



MÚSICA La cumbia en pandemia: el "Máster" dice que hoy están "muy quietos" Para Mario Pereyra la movida tropical está golpeada por la coyuntura que impone el Covid19. Afirmó que "hay cero recaudación" y que "muchos grupos intentaron hacer cosas, pero no fueron rentables". Remarcó el desafío de mantener el contacto con el público del palo a través de las redes sociales. Para Mario Pereyra la movida tropical está golpeada por la coyuntura que impone el Covid19. Afirmó que "hay cero recaudación" y que "muchos grupos intentaron hacer cosas, pero no fueron rentables". Remarcó el desafío de mantener el contacto con el público del palo a través de las redes sociales.

 

Mario Pereyra, conocido como el "Máster", es uno de los principales exponentes de la movida tropical de la región. Sobre todo desde que, 20 años atrás, grabó junto a su banda "El Aguante" en vivo. Hoy, el popular cantante dice que, al igual que el resto del sector, atraviesa un momento complejo debido a la pandemia. "El tema viene bastante complicado porque no se puede hacer prácticamente nada. Y lo que se ha hecho no ha dado resultados. Muchos grupos intentaron hacer cosas, pero no es rentable. El gasto de movimiento y recursos para hacer un show es más grande que lo que te puede dejar. El palo nuestro no está acostumbrado y es muy difícil que ahora se adapte a pagar un espectáculo por la red. No hay ningún recurso para seguir sosteniéndose. En mi caso, tengo la carpintería y con eso uno se puede manejar", contó a El Litoral.

 

 

-Así que hoy no podés vivir de la profesión.

 

-Por la profesión hay cero recaudación. En este último cuatrimestre, del estuvo el pago de Sadaic correspondiente a los derechos de autor, no recibimos casi nada, porque no se trabajó. Todos nuestros recursos están agotados.

 

Panorama complejo

 

-¿Pudieron plantear esta situación a alguna autoridad política?

 

-A muchos músicos, al sindicato y a Paco Pérez de La Contra, que es quien se ha puesto al hombro la mochila de interceder en todo esto, les han hablado de algunos subsidios, sobre todo para los músicos más que para los líderes de banda. Pero hasta ahora no se logró nada. Estoy de acuerdo en que los chicos puedan conseguir un subsidio aunque sea mínimo, para poder sostenerse. Hay muchos músicos que dependen totalmente de su trabajo y fueron los más castigados. Por ahí el líder de banda tiene otros recursos, como vender algún vehículo de para después, en algún momento, cuando se vuelva a trabajar volverlo a comprar. Pero los chicos viven de su trabajo, algunos incluso han vendido instrumentos porque no tienen otro recurso, no les queda nada para encarar. Lo laboral está complicado.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Mientras sigue la Cuarentena, acá va la Tercera Temporada de nuestra Propuesta

Una publicación compartida por Mario Pereyra (@mariopereyra__ok) el

 
 
 
-Además la movida tropical le da trabajo a mucha gente, directa o indirectamente.

 

-Si. La verdad es que la movida es un trabajo grande para muchos puestos. Tanto para los que manejan los boliches como para nosotros mismos. Todo lo que es el movimiento de músicos, plomos y choferes, incluye varias personas. Y después todo lo que tenés en un boliche, donde trabaja mucha gente. Inclusive, también genera recursos para la provincia con los impuestos. Es una maquinita que se cortó ahora y estamos todos muy preocupados.

 

Seguir en contacto

 

-Mantuviste el contacto con el público a través de las redes sociales.

 

-Estuve haciendo algunos shows por Instagram, sobre todo cuando estaba el aislamiento total. Fue para entretener un poco a la gente. Después lo cortamos. Teníamos idea de hacer presentaciones por streaming, pero vimos que no daba resultado en varios de los grupos que probaron. Y decidimos que no sirve hacer el movimiento y arriesgar por algo que no da resultado. En este momento, estamos muy quietos.

 

 

 

-El público que los sigue quiere estar con los grupos en forma presencial.

 

-Claro. El público está acostumbrado a eso. Y también a que si tiene un show en Instagram gratuito, no va a comprar una entrada para uno por streaming. Por ahí se puede lograr algún auspicio de una gran empresa. Pero de ahí a recaudar por entradas, en nuestro rubro es muy difícil. Es algo a lo que la gente no está habituada y es muy difícil. La gente está acostumbrada a consumir contenidos en redes que son gratuitos entonces le cuesta pagar una entrada para ver un espectáculo virtual.

 

Proyectos postergados

 

-Todos los proyectos de este año quedaron pendientes.

 

-Si. Aparte todo viene a un paso bastante negativo. Nosotros teníamos la esperanza de que de diciembre en adelante se empiece a abrir todo, pero yo creo que va para mucho más.

 

-Esta situación la deben atravesar casi la totalidad de los grupos.

 

-Si. Inclusive hay grupos que están muchísimo más golpeados y prácticamente han vendido la mayoría de las cosas que usan para trabajar como para poder subsistir.

 

 

Extrañar la vorágine

 

-¿Qué es lo que más extrañás de los tiempos previos a la pandemia?

 

-La vorágine de todos los fines de semana, salir a trabajar. Estar planeando los shows durante toda la semana. Arreglar los horarios, la responsabilidad de llegar a horario a todos los lugares. Ver que el equipamiento esté disponible en cada show. Todas esas cosas eran las que manejaban el tiempo.

 

En familia

 

Más allá del contexto negativo, el "Máster" Mario Pereyra dice que estos últimos meses pudo estar más con la familia. "Tengo una bebé, Thamina, que está cumpliendo 9 meses. Le dedicamos mucho tiempo y eso es algo maravilloso", señaló.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Juan Ignacio Novak


Temas:


Del pánico a la "relajación": cómo procesar lo inesperado   -  -
Área Metropolitana
La Argentina no repone el capital que se desgasta   -  -
Economía
Prorrogan en la ciudad de Santa Fe por 240 días el vencimiento de licencias de conducir -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Ahora que no aplaudimos  Cepo al dólar  

Recomendadas