https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 11.09.2020 - Última actualización - 12:39
12:29

Afuera de la cancha, como era adentro, sin guardarse nada...

El Cabezón Trotta, a puro bombazo

Dijo que "en Unión, como en todos los clubes, los 'viejos' no servimos para nada", contó la anécdota de cuando Spahn lo citó en la confitería del hotel y en la mesa de al lado estaba Sava esperando y habló del conflicto que tuvo en su segundo paso por el club.

El abrazo del Cabezón Trotta con Valli y Domizzi en el festejo de uno de los goles en aquella buena campaña del 98-99, primero con Mario Zanabria y luego con Salvador Capitano. Crédito: Freddy HeerEl abrazo del Cabezón Trotta con Valli y Domizzi en el festejo de uno de los goles en aquella buena campaña del 98-99, primero con Mario Zanabria y luego con Salvador Capitano.
Crédito: Freddy Heer

El abrazo del Cabezón Trotta con Valli y Domizzi en el festejo de uno de los goles en aquella buena campaña del 98-99, primero con Mario Zanabria y luego con Salvador Capitano. Crédito: Freddy Heer



Afuera de la cancha, como era adentro, sin guardarse nada... El Cabezón Trotta, a puro bombazo Dijo que "en Unión, como en todos los clubes, los 'viejos' no servimos para nada", contó la anécdota de cuando Spahn lo citó en la confitería del hotel y en la mesa de al lado estaba Sava esperando y habló del conflicto que tuvo en su segundo paso por el club. Dijo que "en Unión, como en todos los clubes, los 'viejos' no servimos para nada", contó la anécdota de cuando Spahn lo citó en la confitería del hotel y en la mesa de al lado estaba Sava esperando y habló del conflicto que tuvo en su segundo paso por el club.

Dicen que uno es adentro de la cancha como es afuera. Es una frase hecha, de esas que se acuñan y parecen una sentencia. Quizás haya excepciones, pero si hay que buscarlas, no se las encuentra en Roberto Trotta. El "Cabezón" es afuera de la cancha como era adentro. Alguna vez, jugando para River, marcó un gol y se lo gritó a Ramón Díaz. "Había un problema, pero el gol lo grité porque era un gol importante. De todos modos, antes se arreglaban de otra manera las cosas, sin tanta violencia. Pasó y después me fui a jugar a Racing y todo terminó", dice el "Cabezón", que enseguida se mete en el tema Unión.

 

-¿Y en Unión, Roberto?, ¿tuviste algún conflicto?

-En Unión no tuve conflicto, lo que pasa es que cuando no hay gente capacitada se llega a un conflicto... A mí lo que me da bronca es que después de un año muy bueno, con un grupo excelente de jugadores, como fue el 98-99, me queda el recuerdo de cuando fui a jugar con Independiente Rivadavia, que lo dirigía, y un hincha o socio, alguien del club, me vino a recriminar por qué había cobrado tanta plata en aquélla oportunidad... Lo que pasa es que el club no informó bien en ese momento, o no dijeron, o bien esta persona no sabía que yo terminé donando más de la mitad de mi sueldo para las inferiores... Ahora, si eso no llegó a las inferiores, no es mi tema, no es mi culpa...

 

-Y entonces, ¿qué pasó?

-Nos agarramos en el estacionamiento del club... Y después, en mi segundo paso por el club, me encontré con un cuerpo técnico que no estaba capacitado para dirigir un equipo de Primera División, por más que estábamos en el Nacional B... Fue la primera vez en mi vida que me encontré con un trío...

 

-Estaban Oyeras, Yorno y Marcelo López. El ex presidente Citroni dijo que cuando vos llegaste se encontraron con un problema que ninguno había "blanqueado", por así decirlo, entre vos y Marcelo Yorno, con el que te conocías de Estudiantes...

-Mirá, yo ya estaba de vuelta cuando fui la segunda vez, es cierto, pero me pareció que mi llegada al club era más de los dirigentes que de los entrenadores. Yo a Marcelo Yorno lo había tenido de compañero en Estudiantes, es cierto. Por eso fui a a hablar con ellos y les pregunté si era cierto que ellos no me querían. Se manejaron de una forma que no me gustó. Pero yo a Unión lo tengo muy grabado a fuego en mi corazón, sobre todo porque el señor Malvicino me dio la gran posibilidad de volver al fútbol argentino cuando mi intento de triunfar en Europa no fue bueno.

 

-Entonces, ¿cómo era tu relación con Yorno?

-Hasta ese momento estaba todo bien, no había tenido ningún conflicto previo... La verdad que hay que escuchar cada cosa. Citroni, como presidente y por lo visto, no estaba bien informado. El único problema con Marcelo Yorno fue ahí, porque le dije que no me decía las cosas claras, que no me decía que el que me había llevado era Citroni y no los técnicos. Yo le dije a Marcelo por qué no me decía las cosas claramente, que no era bienvenido por el cuerpo técnico... ¡Ellos ni siquiera me fueron a recibir el día que llegué...! Que Citroni diga eso es una cosa de locos... No deja de ser dirigente del fútbol argentino, son así, dicen cada mamarracho... Perdón por la expresión, pero bueno, a mí como te decía recién, me vinieron a echar en cara cosas en Unión...

 

-¿Era alguien conocido el que te increpó en la playa de estacionamiento esa vez?

-Yo creo que había ido con Juampi Pumpido, que era mi ayudante de campo... Juampi me dijo que no le diera pelota, que me fuera... Lo que le dije a esta persona es que se fije bien lo que está diciendo porque no sabe cómo fueron las cosas. "Andá y fijáte y después decime si robé o no robé", fue lo que le dije...

 

-Pregunta repetida para todos ustedes y más para vos, que fuiste campeón del mundo. ¿Por qué Santa Fe no tiene un título de campeón?

-Mirá, aquélla vez se cortó algo muy bueno que había, en ese 98-99, que era sentido de pertenencia. Había jugadores del club como Biaggioni, Valli, Tato Mosset, Ariel Donnet, Germán Castillo, que empujaban... Eso se dejó de lado después, pero no pasa sólo en Unión... Los "viejos" no somos reconocidos en nada, en el único lugar en dónde la experiencia no sirve, es en Argentina. Recién ahora Independiente lo puso a Burruchaga de manager y a Mondragón para que les maneje la parte internacional...

 

-¿Por qué pasa eso?

-Lo que pasa es que los dirigentes son jugadores de fútbol frustrados y lo único que les queda para trascender es eso, ser dirigentes. Se creen que saben y no saben nada... ¡Ni siquiera estudiaron!, porque para ser dirigente no se estudia, lo cuál es una barbaridad porque manejan las finanzas de una institución. Cualquiera puede manejar un club y no tienen ni idea... Yo, habiendo sido jugador y estando décadas adentro de una cancha, tuve que estudiar para dirigir... Así está el fútbol argentino, nadie es reconocido acá.

 

-¿Te pasó en Vélez?

-En Vélez salimos campeones de la Libertadores y del mundo, uno lo dice así, simplemente y parece que es algo común. Y te aseguro que es el doble o el triple, salir campeón en Vélez que hacerlo en River o Boca. El año que viene se cumplieron 25 años de aquéllos logros y ni nos llamaron. No sé si los viejos no servimos más o qué... Cuando era chico, me decían que había que escuchar a los abuelos... En la Argentina, eso no pasa... La parte dirigencial de Vélez se cree más grande que los jugadores y el club... Y les da bronca que la gente tenga de ídolos a los jugadores. Salvo Chilavert, Bassedas o el Turu Flores, ninguno volvió al club, a ninguno lo llamaron. No quiero que me regalen una posibilidad por haber sido jugador o por ser amigo de alguien. En Unión y Colón pasa lo mismo, a los que lo hicieron grande le dan la espalda.

 

-¿Alguna vez te llamaron de Unión para ofrecerte el cargo de entrenador o de lo que sea?

-Spahn me llamó una vez a charlar en un hotel. Yo, como todos saben, nunca tuve representante. Me senté mano a mano y le mostré lo que podía hacer... ¡Y en la mesa de atrás estaba Sava con su cuerpo técnico y su representante...! Eran cinco personas... Y yo ahí, mano a mano con Spahn... Le dije: "Luis, lo hubiese hecho más prolijo, cíteme a mi acá y a Sava en otro... No podía ni levantar la voz para que Sava no escuche... ¿Y quién arregló?, Sava... Me ganó por la sicología, porque es sicólogo... Así le fue después... Hay técnicos que han sacado menos puntos que yo en la B Nacional y siguen dirigiendo.

 

-¿Por qué pasa eso?, ¿por qué hay técnicos que fracasan y fracasan pero no se caen o consiguen lugar?

-Es fácil... ¿Quién maneja la rueda?... El fútbol está que estalla, el país está que estalla, hay que hacer un cambio en el fútbol argentino... Lo de Coyette y Forestello es una cosa de locos, estaban jugando el descenso y hubo un trueque en 24 horas, una cosa de locos... A Unión lo maneja desde afuera un empresario que maneja más de la mitad del fútbol argentino, se fue un técnico de él y puso otro técnico de él...

 

-¿Lo conocés a Cristian Bragarnik?, ¿alguna vez te llamó?

-Si lo criticás como lo critico yo, olvidáte que te llame... ¡Claro que lo conozco!.. A nosotros nos hacía los videos, tenía un video club en Floresta, juntábamos los viejos cassettes y nos hacía los resúmenes en la época que jugábamos y hoy maneja el fútbol argentino... Está claro que no le sirvo. porque a mí no me va a meter cuatro o cinco jugadores como hace con todos... Tiene 20 técnicos y hay 10 de ellos que dirigen acá y 200 jugadores, de los cuáles todos los clubes tienen 4 o 5...

 

-Y los dirigentes se convierten en rehenes...

-¡No son rehenes, lo hacen porque les conviene!... Le conviene al dirigente, al jugador... ¿Por qué todos se quejan de Marchi y Marchi no se va?, porque hay otras conveniencias... Estoy seguro de que por todo esto que digo no dirijo más... ¡Hace cinco años que no dirijo!... La gente que está abajo de Tapia es la misma de siempre y al fútbol argentino lo manejan los dirigentes del ascenso... ¡Una locura!... Estamos emparejando para abajo, nunca para arriba...

En su vuelta al club, el gol que le hace a Huracán en la victoria por 3 a 1 que le complicó el ascenso al Globo.Foto: Alejandro Villar / Archivo El Litoral

 

"Messi es un nene caprichoso"

 

 

En sus espacios públicos, como columnista en programas radiales y deportivos, Roberto Trotta, al igual que Nery Pumpido, "presagió" que Messi se iba a quedar en Barcelona cuando todos señalaban, acá y allá, que el futuro de Leo iba a estar en el Manchester City.

 

-¿Información o corazonada?

-Mirá, después de lo que pasó con Messi en la selección, lo ví parecido al problema... Aquélla vez que renunció, lo hizo después de haber perdido la tercera final en tres años y seguramente habrá pensado que con eso iba a desviar la atención... Acá fue lo mismo, quiso desviar la atención del mal juego y de lo mal que está él... No te olvides de la vergüenza del 8 a 2 y la pérdida del campeonato, porque cuando se suspendió venían tres o cuatro puntos arriba del Real Madrid y lo perdieron.

 

-¿Por qué lo hace?, ¿es sólo por eso, por desviar la atención?

-¡Lo hace porque es un nene caprichoso!... Tengo un hijo de un año y medio y hace lo mismo, se da vuelta y grita cuando no le gusta algo... Lo que yo dije con Liberman fue que esperemos, no nos apuremos, son muchísimos sus amigos periodistas en Argentina, la bomba no estalló allá sino acá, eso también me pareció raro.

 

-¿Llamativo, no?

-Y al final, se quedó Messi, se quedó Suárez... Y nosotros acá "preocupados"... Son cosas que uno las vé como ex jugador, las percibe porque conoce al jugador, por haber sido jugador... Pero bueno, acá no te prestan atención, dirán "mirá lo que dice este viejo que no lo quiere a Messi"... ¡No...! Yo opino de él como opino de cualquiera y no porque lo quiera o no lo quiera...

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Enrique Cruz


Temas:


Deberá volver al trabajo el personal de Salud licenciado por estar al cuidado de sus hijos -  -
Salud
Se registraron 1.265 quemas de pastizales en lo que va del año  -  -
Área Metropolitana
Informe exclusivo: Pinos pidió estar en su propio  juicio pero quedó sin respuestas -  -
Reclamo de los investigadores al "gobierno de los científicos" - El 7 de julio, el directorio del Conicet emitió una declaración en apoyo al reclamo salarial. En el CCT Santa Fe, la protesta es “virtual”. -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Ahora que no aplaudimos  Cepo al dólar  

Recomendadas