https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 12.09.2020 - Última actualización - 20:20
20:16

Llegan cartas

La cercanía de las muertes



Llegan cartas La cercanía de las muertes

POR ALBERTO ESTRUBIA

 

Te puede llamar la atención que haya puesto "las muertes" en plural, dado que cada uno tiene una sola muerte, pero es que estoy hablando no de mi muerte o de tu muerte sino de la muerte lenta de todos o de casi todos.

 

Sabemos que en la vida del mundo en que vivimos se han dado muchas o varias pandemias que asolaron a la humanidad, en que no murieron todos pero sí muchos. Para solamente picotear el tema, citemos la viruela con un millón; la peste negra en Europa con cien millones; con la llegada de los españoles a tierras americanas y la viruela con cincuenta millones. Y por último, el sida que en 1980 mató a más de treinta millones. Todos ellos como consecuencia de distintos virus. A estas mortandades deberíamos agregar a las causadas por fenómenos naturales, como los incendios, las inundaciones, los ciclones y huracanes: fueron mortandades parciales pero significativas. Además están las provocadas por el hombre, como las guerras bacteriológicas o nucleares y las tantas guerras tribales o étnicas. Y una primera consideración: una mortandad desequilibra a cualquier pueblo o humanidad. Disminuye la cantidad de actores sociales y varios sectores se ven diezmados, como la salud, la economía, la cultura y todo lo que implique relación social.

 

Nosotros, los que estamos en medio de una pandemia de Covid-19 ya estamos condenados a muerte. Lo pronosticó Noam Chomsky hace unos días. Pero no quiere decir que vamos a morir indefectiblemente. Lo que quiere decir es que podemos salvarnos de esa condenación si nos ocupamos de ello. Y nos salvaremos si tratamos de evitarla alejándonos del peligro del contagio. Pero lamentablemente, son pocos los que tomaron conciencia de lo funesto que puede llegar a ser y muchos son los inconscientes.

 

El "enemigo invisible" avanza y nosotros seguimos como si nada pasara. Si no reaccionamos a tiempo, vamos a caminar entre sepulturas y vamos a encontrar la nuestra. Pero va a ser tarde.

 

Si oís las campanas llorando a duelo, no preguntes "por quién doblan las campanas" ¿Sabés por quién? Por los que se fueron, por vos y por mí.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:


Google pagará a El Litoral por sus contenidos -  -
Institucionales
La Legislatura rechazó el fallo que le impide controlar fiscales -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas