https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 18.09.2020 - Última actualización - 19.09.2020 - 16:07
18:13

La postura de Pablo Beldomenico, investigador del Conicet

Covid: "Hace falta que la enfermedad circule gradualmente en grupos de bajo riesgo"

El especialista en epidemias en la fauna silvestre y en dinámicas de infección sigue de cerca el comportamiento del Covid desde el inicio de la pandemia. Aclara que debe minimizarse al máximo el contagio a grupos de riesgo. Este sábado participa de un conversatorio abierto a la comunidad.

Seguros. Distanciamiento social, uso de tapabocas y lavado de manos son Seguros. Distanciamiento social, uso de tapabocas y lavado de manos son "la vacuna", hasta que llegue la vacuna.
Crédito: Guillermo Di Salvatore

Seguros. Distanciamiento social, uso de tapabocas y lavado de manos son "la vacuna", hasta que llegue la vacuna. Crédito: Guillermo Di Salvatore



La postura de Pablo Beldomenico, investigador del Conicet Covid: "Hace falta que la enfermedad circule gradualmente en grupos de bajo riesgo" El especialista en epidemias en la fauna silvestre y en dinámicas de infección sigue de cerca el comportamiento del Covid desde el inicio de la pandemia. Aclara que debe minimizarse al máximo el contagio a grupos de riesgo. Este sábado participa de un conversatorio abierto a la comunidad. El especialista en epidemias en la fauna silvestre y en dinámicas de infección sigue de cerca el comportamiento del Covid desde el inicio de la pandemia. Aclara que debe minimizarse al máximo el contagio a grupos de riesgo. Este sábado participa de un conversatorio abierto a la comunidad.

"Una mirada de Esperanza sobre el Covid" es el tema de un conversatorio on line, que tiene como disertantes a tres investigadores que siguen de cerca el comportamiento del SARS-CoV-2, desde el inicio de la pandemia.

 

Uno de los expositores es el veterinario, máster en epidemiología y doctor en Ciencias Biológicas Pablo Beldomenico, quien lleva adelante sus investigaciones en el Laboratorio de Ecología de Enfermedades (LEcEn), ICiVet LITORAL (UNL-CONICET), desde la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Nacional del Litoral (FCV-UNL), con sede en la ciudad de Esperanza.

 

En diálogo con El Litoral, anticipó algunos de los conceptos sobre el covid a abordar durante el conversatorio, materia que viene investigando desde principio de año, más allá de sus estudios anteriores y paralelos sobre epidemiología en la fauna silvestre de todo el mundo.

 

-¿Por qué el SARS-CoV-2 se propaga en algunos lugares con mayor velocidad que en otros?

 

-Hay dos patrones de transmisión relativamente estables. Un patrón es más lento, la gente tiene infecciones leves y aquel que se expone a los infectados no se infecta, porque tienen poco virus, o se infectan pero también de forma leve. Entonces, los casos nuevos son pocos porque es poca la carga viral a la que la gente se expone. En cambio si la carga viral es alta, al contagiarse es mayor la cantidad de virus que uno produce, y en general mayor la severidad de la enfermedad. Esto está comprobado con animales. Si se quiere hacer una analogía, no es lo mismo tomarse dos gotitas de veneno que un frasco entero. En consecuencia, cuando el virus circula con bajas cargas, cada caso es fuente de poco virus y la gente se contagia menos o lo hace con infecciones leves.

 

Este virus, al igual que otros coronavirus (y otros patógenos), tiene la propiedad de no tener un patrón de transmisión homogéneo. Es decir, no se puede determinar que cada persona contagie a un número estimado alrededor de un promedio. Por lo general, la gran mayoría de los infectados no contagia a nadie, y muchos de ellos son asintomáticos y nunca se enteraron que son portadores.

 

Luego, hay una segunda mayoría que contagia a uno. Y, por último, hay una minoría que contagia a la mayoría. Este patrón se repite y está comprobado con datos y seguimientos epidemiológicos y con estudios del genoma viral.

 

 

 

-¿Son estudios recientes?

 

 

-Un artículo publicado en la revista científica Nature Medicine, que se conoció este jueves, muestra que a través de un estudio muy pormenorizado del comportamiento del virus en Hong Kong, se pudo determinar que el 80 por ciento de los casos secundarios, o nuevos casos, provenían de menos del 20 por ciento de los que estaban infectados. Esta es una regla que se conoce desde hace mucho tiempo, al estudiar el comportamiento de los varios tipos de agentes transmisibles.

 

-¿Y este fenómeno qué consecuencias tiene?

 

-Esto determina que haya superpropagadores, que son la gran fuente de contagios. Estos supercontagiadores pueden aparecer de forma aislada causando un grupito de casos. El peligro es cuando se desata una reacción en cadena y se genera el efecto "dominó". Aquí aparece un patrón a través del cual infecciones de alta intensidad causan muchas nuevas infecciones, con chances de que muchas de ellas también sean de alta densidad. Así se genera un círculo vicioso en el que hay mucha densidad de virus en el ambiente, lo cual provoca muchas infecciones con alta carga viral y una escalada exponencial en el número de casos. Esto se ha observado en muchos países.

 

 

-¿Cuál es su análisis del comportamiento del virus en la ciudad de Santa Fe hasta el presente?

 

-Hubo mucho tiempo, varios meses, en que el virus circuló de manera silenciosa, y seguramente a la mayoría de los casos ni los detectamos, porque si se hiciera un estudio serológico como se realizó en otros lugares del mundo, se comprobaría que hay de diez a cincuenta veces más que los infectados identificados. Aparentemente, ahora se desató esta cascada de superpropagación que es muy difícil de frenar, porque hay casos muy infecciosos que generan nuevos casos muy infecciosos.

 

-Ante este escenario, ¿cómo puede evolucionar el virus en Santa Fe y qué se debería hacer entonces?

 

-Todo lo que dije en una divulgación por redes sociales que hice a tres días de comenzada la pandemia, lo sostengo. A fines de marzo dije que la situación actual no sería sostenible, tal vez ni siquiera en el corto plazo. El bolsillo de los argentinos ya venía muy castigado y las medidas de aislamiento obligatorio actuales amenazan con precarizar aún más la situación de gran proporción de los argentinos. En nuestro país no tenemos la disciplina de los singapurenses y los japoneses, ni la capacidad tecnológica de los surcoreanos, por lo que es muy probable que aquí un énfasis en identificar los casos sin medidas de distanciamiento social no sea viable. Lo que hace falta es que la enfermedad circule gradualmente entre grupos de bajo riesgo, minimizando al máximo el contagio a grupos de riesgo, y con medidas de distancia y todas las precauciones necesarias para que, de exponernos al virus, nos contagiemos con poca cantidad.

 

-¿Cómo se logra ello?

 

-Una receta perfectible podría ser: 1) aislamiento estricto de personas en grupo de riesgo; 2) medidas tendientes a disminuir la tasa de contacto entre los de bajo riesgo y la exposición a altas cargas virales; 3) vigilancia activa en búsqueda de casos, midiendo la temperatura corporal a la gente que transite por la calle e ingrese a supermercados, farmacias, cajeros, etc., y realizando diagnóstico masivo a grupos sospechados de haber sido expuestos (por ejemplo, vecinos que compran en el mismo almacén que un caso); 4) monitoreo y control de cuarentenas, investigando en detalle y rigurosamente contactos previos; 5) medidas de distanciamiento social general evitando aglomeración de gente; 6) trabajo/estudio desde el hogar cuando fuera posible.

 

-¿Nos encaminamos a lograr una inmunidad de rebaño?

 

-En todos los lugares del mundo donde la curva subió fuertemente a pesar de medidas drásticas y luego bajó, eso es producto de la inmunidad de rebaño. Los rebrotes que se ven en muchos países que ya pasaron por esa fase son producto de aquellas personas que se aislaron y al salir luego el virus los encontró como nuevos susceptibles. Pero llegará el momento en el que el virus se quedará "sin casilleros a llenar". La inmunidad de rebaño consiste en que el virus se va quedando sin opciones de infección conforme la gente se va recuperando y permaneciendo inmune. A medida que el virus se propaga se va quedando sin "nuevos casilleros" que ocupar.

 

-A su criterio, ¿hay que lograr que el virus circule en bajas dosis?

 

-Si nos aislamos todos lo único que hacemos es posponer el tiempo que el virus va a seguir circulando. "Achatar la curva" también implica prolongarla. En cambio, si circula transmitiéndose a velocidad lenta a moderada, infectando principalmente a la gente que no pertenece a grupos de riesgo, exponiéndose a bajas dosis del virus mediante distanciamiento, barbijo y lavado de manos, en un tiempo se le irían agotando los "casilleros" al virus, se iría alcanzando la inmunidad de rebaño y el número de nuevos casos diarios sería cada vez menor. También es importante resaltar que infecciones leves en aquellos que no son grupos de riesgo no recargan al sistema de salud.

 

Conversatorio

 

"Una mirada de Esperanza sobre el Covid". Sábado 19 de septiembre de 9.30 a 12 hs. Gratuito. Expositores: Marta Cohen (desde Inglaterra, expondrá sobre el estado de desarrollo de la vacuna de Oxford Astra Zeneca). Pablo Beldomenico (Mecanismos y procesos detás del patrón de Covid-19). Hugo Ortega (Cómo se adaptó el desarrollo farmacéutico en esta etapa de la pandemia).

 

Datos de ingreso

Unirse a la reunión Zoom (link)
ID de reunión: 844 4574 0276
Código de acceso: 636823

Autor:

Nicolás Loyarte


Temas:



Copa Sudamericana: Unión enfrentará a Emelec de Ecuador la próxima semana -  -
Actualidad Tatengue
Es ley la adhesión de la provincia a la ley de ART -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?