https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 19.09.2020 - Última actualización - 20.09.2020 - 11:43
11:53

“Pretextos en el Picadero - Actrices que cantan”

Un sentir en la voz

La santafesina Iride Mockert abrirá el ciclo de streamings desde el Teatro Picadero de Buenos Aires, en una grilla en la que seguirán Viviana Saccone y Georgina Barbarossa. El Litoral dialogó con la intérprete de “Turba” para conocer el proyecto y sus vivencias recientes.

La declaración la dejó a Iride a días de traer a Santa Fe el unipersonal “Turba”, en marzo; por ahora el reencuentro podrá darse en la virtualidad. Crédito: Gentileza producciónLa declaración la dejó a Iride a días de traer a Santa Fe el unipersonal “Turba”, en marzo; por ahora el reencuentro podrá darse en la virtualidad.
Crédito: Gentileza producción

La declaración la dejó a Iride a días de traer a Santa Fe el unipersonal “Turba”, en marzo; por ahora el reencuentro podrá darse en la virtualidad. Crédito: Gentileza producción



“Pretextos en el Picadero - Actrices que cantan” Un sentir en la voz La santafesina Iride Mockert abrirá el ciclo de streamings desde el Teatro Picadero de Buenos Aires, en una grilla en la que seguirán Viviana Saccone y Georgina Barbarossa. El Litoral dialogó con la intérprete de “Turba” para conocer el proyecto y sus vivencias recientes. La santafesina Iride Mockert abrirá el ciclo de streamings desde el Teatro Picadero de Buenos Aires, en una grilla en la que seguirán Viviana Saccone y Georgina Barbarossa. El Litoral dialogó con la intérprete de “Turba” para conocer el proyecto y sus vivencias recientes.

 

Este domingo desde las 21, desde la sala del Teatro Picadero de Buenos Aires, se transmitirá por streaming la primera función del ciclo “Pretextos en el Picadero - Actrices que cantan”. En este primer encuentro la protagonista será la santafesina Iride Mockert, seguida en próximos encuentros por Viviana Saccone y Georgina Barbarossa. La dirección musical es de Pablo Citarella, y la idea y producción de Edgardo Kawior. Las entradas se consiguen por www.plateanet.com.

 

Antes de esta presentación, El Litoral dialogo con Mockert para conocer más de la propuesta y de sus vivencias antes y durante la pandemia.

 

 

Reencuentro

 

-¿Cómo se armó este ciclo? Tuvo otro formato en la época presencial, ahora la consigna es “actrices que cantan”, y te toca abrirlo a vos.

 

-El ciclo se hizo el año pasado en el Borges. Era con mesas, un poquito más interactivo, porque el espacio era medio café concert: la gente tomando y viendo el espectáculo, más íntimo. Lo organizó Edgardo Kawior con Pablo Citarella, y siempre invitaban un escritor más alguna cantante o algún actor que interpretara textos. Yo participé en el último que hicieron: parafraseando un poco a los 12 apóstoles éramos 12 mujeres con Pablo (que es el pianista), todas cantando o diciendo algún texto

 

Esa fue la última del ciclo presencial, y a Edgardo se le ocurrió proponerle a (Sebastián) Blutrach, dueño del Picadero, plantear este ciclo de tres fechas que abro yo; después vienen Viviana Saccone el otro domingo, y el otro Georgina Barbarossa.

 

Lo lindo que tiene el ciclo es como se llama, “Pretextos”: es un poco una excusa para hacer lo que una quiere; eso fue lo que más me atrajo en este momento pandémico, donde va a tardar mucho la vuelta a los escenarios. Poder pensar qué tengo ganas de hacer en este momento, donde más que nunca uno piensa en el deseo, en el aquí y ahora; nos ponemos un poco existenciales con lo que está pasando, creo que a todo el mundo le debe haber pegado en algún momento lo existencialista de la finitud.

 

Llega esta propuesta de cantar, de decir las cosas que me interesan, como una prueba también: un pretexto para hacer cosas que por ahí en otro lugar no haría. Está ahí mi universo musical, que vamos a hacer este domingo: un poco el repertorio lo elegí yo, obvia consensuado con Pablo y Dani Bugallo, que es un percusionista que no estaba dentro del plan pero lo sumamos. Cuando Pablo vio mi lista de temas y empezamos a probar, había cosas que necesitaban sí o sí percusión, porque si no se perdía un poco el género musical; como ser la cumbia, como santafesina que soy, fanática... (risas).

 

La verdad es que estoy muy feliz; porque reconectar con lo que uno quiere, con los artistas que a una le mueven un montón de cosas; poder hacerlo en nuestras versiones, y que eso quizás pueda tocar la fibra de los que estén viéndonos este domingo por streaming, desde el otro lado, aunque no sea presencial, va a ser hermoso.

 

 

La propuesta

 

-¿Cómo armaste esa lista? Hay folclore, rock nacional...

 

-Estuve como una disc jockey acá en mi casa, escuchándome el repertorio de mis artistas, porque a veces hay un tema que se te olvida. Soy fanática de Spinetta y de Fito Páez, y tienen tantos temas, que la primera lista tenía 70 u 80 temas. Después me escuché de nuevo esa lista, hice una limpieza y ahí empezamos a probar y quedó la lista definitiva. Incluso a último momento, la semana pasada, empezaron a zapar Pablo y Dani en un break en el ensayo, y de pronto tocaron un tema de Serú Girán, “Llorando en el espejo”. No la había escuchado en el repaso, pero dije: “Este tema tiene que estar, porque es una maravilla”.

 

-¿Cómo te lo propusieron? Sos la más joven y la menos “expuesta”.

 

-Me sorprendió. En el anterior no había cantado: había hecho un texto de (Alessandro) Baricco, de “Seda”: hay una carta de amor, de separación, que es hermosa. Ya había hecho con Guillermo Cacace en formato teatral la novela. Hice esa carta con Pablo, y tuvo mucha respuesta.

 

Quedó siempre ahí el vínculo. Con Pablo siempre intercambiamos composiciones mías y suyas; somos muy cómplices artísticamente, además de amigos. Me decía: “Quiero que estés, estamos armando un ciclo, vamos a hablar con el Picadero”. Yo decía que sí; cuando me llamaron y me dijeron que éramos sólo nosotras tres, un poco me sorprendió. Les decía: “Yo soy más del off, del independiente, no tengo nada que ver...”.

 

Con Georgina trabajé, es un amor, una genia total. Siempre va para adelante, admiro su capacidad de fuerza y empuje. Con Viviana no trabajé, pero el último verano compartíamos teatro: ella estaba con Pepe Cibrián en el Picadilly y después venía yo con “Chicas católicas”, ahí nos cruzábamos.

 

Ellos decidieron hacer esta mezcla, y tengo entendido que dejaron afuera a otras, porque en un principio iban a hacer más fechas. Pero es un momento particular, con los con costos que tiene el streaming, no lo pueden hacer todos los teatros. Implica una infraestructura que es carísima, y casi ningún teatro del circuito lo está pudiendo afrontar. Por eso decidieron esta prueba de tres encuentros, y tuve la suerte y la responsabilidad de estar en este programa.

 

 

Por el río

 

-Hablando de cantar, uno de tus trabajos fue “Paraná Porá” de Maruja Bustamante, que hace poco lo hicieron con Marina Glezer en formato radioteatro. ¿Cómo es tu relación con la obra y cómo fue adaptarla?

 

-Esa obra la hice cuatro o cinco años, me fui a España; entré en remplazo de Valeria Lois, una actriz enorme. Fue un hito en mi recorrido hasta ese momento, una de mis obras favoritas, uno de mis personajes favoritos. Es una obra apocalíptica, donde se está acabando el mundo; y la huida de dos mujeres en barco, desde Paraguay hacia Córdoba, tratando de que sobreviva el bebé que lleva una; es el hijo del amante que tenían ambas. Es una historia hermosa de un vínculo entre mujeres, una perla que escribió Maruja.

 

Que me hayan llamado ahora fue hermoso. Primero volver a actuar, porque hice algunas cosas en el Microteatro, pero no es lo mismo. Por más que fuera grabado nos subimos a un escenario en la radio, con cámaras. Además con el arpa, con Sonia Álvarez y Laura López Moyano, que es una actriz que quiero y admiro. Eso va a salir el sábado 26, por la AM 750.

 

Ese fin de semana se va a poner online mi último unipersonal, “Turba”, del 25 al 28, por la página de El Portón de Sánchez (que era el teatro donde lo estábamos haciendo hasta que llegó la pandemia); también lo pueden ver en redes de Turba Teatro. Así que va a haber un cóctel fluyendo en las redes de lo que hice y lo que hago. Así que muy movido estos dos fines de semana.

 

Va a ser a la gorra, se puede optar por varios montos, y (al igual que este domingo) pagando uno lo puede ver toda la familia. Es una manera de colaborar con el arte, y pasar un buen rato.

 

 

A la espera

 

-¿Cómo estás viviendo este tiempo pandémico?

 

-Se está volviendo muy complicado. Yo por suerte estoy bien, pero tengo muchos colegas que la están pasando muy mal; porque convengamos que nuestra profesión es un poco el último orejón del tarro para el Estado, y estamos sufriendo mucho en toda la comunidad artística, que dependemos de espacios abiertos con público para poder hacer lo que amamos.

 

Se está viendo resentida la economía de todas las personas de la comunidad artística, además de lo emocional: no saber cuándo se va a poder volver también genera una angustia tremenda. Además ciertas respuestas de los gobiernos de Ciudad y Nación no estarían sucediendo, para paliar la situación. Todos los espacios teatrales tienen alquileres que afrontar.

 

Me angustia el momento que esta viviendo la comunidad artística, y no saber cuándo podremos volver a hacer lo que más amamos. Creo que desde que me vine a vivir a Buenos Aires, a mis 17 años, es la primera vez que estoy tantos meses sin actuar. Es como que te empieza a agarrar la abstinencia, la ansiedad, y la angustia.

 

Tengo a mi familia en Santa Fe, y no la estoy pudiendo ver desde febrero; también viví pérdidas y no pude viajar. En Buenos Aires no tengo familia, está toda en Paraná y Santa Fe, y no ver crecer a mis sobrinos es lo que más angustia me da.

 

-¿Qué proyectos tenías para este año?

 

-Con “Turba”, el unipersonal que dirige la Negra (Alejandra) Flechner, una semana después de que decretaron la pandemia teníamos una función en el Teatro Municipal de Santa Fe, que para mí era mi cumpleaños de 15: poder llevar una obra mía, que ideé yo, que actúo 100%, a que me viera mi gente y un montón de compañeros que no veo hace un montón de gente. Sé que la haremos más tarde o más temprano.

 

Después teníamos un montón de funciones; habíamos quedado seleccionados para la Fiesta Nacional del Teatro por la sección Caba; teníamos festivales en el sur, en Uruguay, gira en Mendoza y Neuquén. Todo eso con “Turba”. Además tenía una obra comercial, con Violeta Urtizberea y Nancy Dupláa en el Picadero (donde voy a estar este domingo) que se iba a hacer ahora. Se frenó y dependerá de cuándo se retome, de las decisiones de Blutrach y las disponibilidades de los elencos si se retoma en el 2021 y cuándo.

 

Por suerte en teoría se aplicaría el protocolo y se volvería a filmar: tengo una película con (Bruno) Stagnaro, con Sofía Gala y Damián De Santo, que vamos a filmar en Mendoza. Pero todavía no sabemos si se hace en noviembre-diciembre o enero-febrero, y si se pospone por ahí se cambian los elencos.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Ignacio Andrés Amarillo


Temas:



Copa Sudamericana: Unión enfrentará a Emelec de Ecuador la próxima semana -  -
Actualidad Tatengue
Es ley la adhesión de la provincia a la ley de ART -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?