https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 23.09.2020 - Última actualización - 4:38
4:35

Buenos Aires

Acusan a un joven de ser un sanguinario asaltante

Tiene 21 años. Lo buscaban por un crimen desde el mes pasado y lo arrestaron este martes, acusado de otro asesinato cometido el sábado.

El sospechoso fue detenido en una parrilla ubicada entre Ituzaingó y Merlo, en la provincia de Buenos Aires.   Crédito: ArchivoEl sospechoso fue detenido en una parrilla ubicada entre Ituzaingó y Merlo, en la provincia de Buenos Aires.
Crédito: Archivo

El sospechoso fue detenido en una parrilla ubicada entre Ituzaingó y Merlo, en la provincia de Buenos Aires. Crédito: Archivo



Buenos Aires Acusan a un joven de ser un sanguinario asaltante Tiene 21 años. Lo buscaban por un crimen desde el mes pasado y lo arrestaron este martes, acusado de otro asesinato cometido el sábado.

Un joven de 21 años que era buscado como sospechoso de asesinar a un joven para robarle la moto en Merlo en agosto último fue detenido en las últimas horas por otro asesinato cometido el sábado pasado también en el marco de un asalto y en el mismo partido bonaerense, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

 

Se trata de Franco Santiago Gasso, quien fue detenido en la parrilla "Los Paraísos", situada en Blas Parera 967, en el límite de los partidos de Ituzaingó y Merlo, donde había llegado para comprar un sándwich a bordo de un Peugeot 207 blanco con pedido de secuestro, detallaron los voceros a Télam.

 

El arresto estuvo a cargo de efectivos de la DDI de Morón, con colaboración de la policía de seguridad de Merlo, quienes estaban tras sus pasos y habían realizado varios allanamientos en la zona para localizarlo en el marco de la investigación de los dos crímenes.

 

Los voceros aseguraron que Gasso cuenta con numerosos antecedentes penales y que el último hecho que se le atribuye es el asesinato de Alejandro Marcelo Reynaga (29) cometido el sábado último durante un robo en Alpatacal al 1400, de Merlo, en la zona oeste del Gran Buenos Aires.

 

La víctima estaba en la vereda junto a su cuñado cuando de un auto Volkswagen Cross Fox oscuro bajaron tres delincuentes armados, mientras que un cuarto se quedó a bordo.

 

Los ladrones amenazaron a ambos jóvenes y le sustrajeron un teléfono celular Samsung Galaxy a Reynaga.

 

"Matar por matar"

 

Antes de huir, y por motivos que aún se investigan, los delincuentes efectuaron una serie de disparos, uno de los cuales impactó en el rostro de Reynaga y le provocó la muerte en el acto.

 

"Lo mataron por matar. No me dio tiempo de abrir la puerta de mi casa que lo agarraron del brazo y lo ejecutaron así, de una, sin que resista el asalto", contó su cuñado, Oscar, quien fue testigo del hecho y resultó ileso a pesar de que, según dijo, los ladrones dispararon "al menos otras cinco veces" mientras se alejaban del lugar.

 

El hombre dio aviso de inmediato al 911, tras lo cual intervino en la causa el fiscal Mario Ferrario de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Morón, que dispuso diversas diligencias para dar con los criminales.

 

Por la espalda

 

Para el momento de este asalto, Gasso ya era buscado por su presunta participación en otro asesinato cometido el 7 de agosto pasado en la localidad de Agustín Ferrari, partido de Merlo: el de Jeremías Montenuevo, baleado durante un robo.

 

El hecho sucedió pasada las 1.30 de esa madrugada, cuando Montenuevo iba a bordo de su moto Honda LXR a comprar una gaseosa y en el cruce de Los Alelíes y Las Begonias fue interceptado por delincuentes armados y con fines de robo que se desplazaban en un Volkswagen Gol.

 

Según las fuentes, el joven se resistió al robo y recibió un disparo que ingresó por la espalda, tras lo cual cayó al piso gravemente herido.

 

Uno de los delincuentes le robó la moto y el otro escapó en el auto, tras lo cual la víctima fue trasladada de urgencia al hospital Héroes de Malvinas de Merlo, donde fue operado y murió debido a la gravedad de las lesiones sufridas.

 

Ese caso quedó a cargo de la fiscal 8 de Morón, Adriana Suárez Corripio, quien inició una causa por "homicidio criminis causa agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal ilegal de uso de arma de fuego en concurso".

 

"Le imputamos entre robos, encubrimientos y el homicidio ocho delitos porque está vinculado al robo de una remisería unos días antes del crimen de Jeremías y otros hechos", precisó un vocero encargado de la pesquisa.

Cómplices

 

Por el crimen de Montenuevo, además de Gasso, se encuentran detenidos con prisión preventiva otros dos acusados: Matías Nahuel Ramírez y Cristian Antuel Larrondo, alias "Kily", ambos de 19 años.

 

Además, otro joven de nombre Lucas Elián Silvero (19), quedó apresado por el robo a la remisería de la localidad de Mariano Acosta que presuntamente cometió con otros de los integrantes de la denominada banda del "Gol negro", en referencia al auto Volkswagen en la que se movilizaba para cometer los hechos.

 

La fiscal Corripio indagó este martes a Gasso, quien se negó a declarar.

 

Además, la fiscal Paula Salevsky, titular de la UFI 4, lo iba a indagar por el "encubrimiento agravado" del Peugeot robado y también tenía un pedido de captura pendiente de la UFI 5 por "portación de arma de guerra".

 

Por último, la UFI 7 lo buscaba por el delito de "evasión" ya que el 19 de noviembre del año pasado escapó del hospital Eva Perón de Merlo en el que estaba internado tras ser detenido por otro hecho.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:



Cuál es el protocolo para viajar en transporte de larga distancia -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas