https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 27.09.2020 - Última actualización - 11:56
11:51

La goleada inolvidable ante River en el 78...

"Choque esos 5" de Unión con un Turco Alí imparable

Una de las victorias consagratorias de Unión en Primera tuvo lugar la noche del 27 de septiembre de 1978, al vencer en forma categórica a River por 5 a 0, con tres anotaciones de Fernando Husef Alí. Unión terminó tercero escoltando al campeón Quilmes y al segundo, Boca.

El Turco Alí vivió, hace 42 años, una de sus noches históricas en Unión, que no fueron pocas. Crédito: Archivo El LitoralEl Turco Alí vivió, hace 42 años, una de sus noches históricas en Unión, que no fueron pocas.
Crédito: Archivo El Litoral

El Turco Alí vivió, hace 42 años, una de sus noches históricas en Unión, que no fueron pocas. Crédito: Archivo El Litoral



La goleada inolvidable ante River en el 78... "Choque esos 5" de Unión con un Turco Alí imparable Una de las victorias consagratorias de Unión en Primera tuvo lugar la noche del 27 de septiembre de 1978, al vencer en forma categórica a River por 5 a 0, con tres anotaciones de Fernando Husef Alí. Unión terminó tercero escoltando al campeón Quilmes y al segundo, Boca. Una de las victorias consagratorias de Unión en Primera tuvo lugar la noche del 27 de septiembre de 1978, al vencer en forma categórica a River por 5 a 0, con tres anotaciones de Fernando Husef Alí. Unión terminó tercero escoltando al campeón Quilmes y al segundo, Boca.

Tomás Rodríguez

 

La pésima gestión de los dirigentes de la Conmebol determinó que tanto River como Boca jugaran con equipos alternativos en varias fechas del campeonato Metropolitano de 1978, permitiendo que Quilmes (54 unidades) dirigido por el "Piojo" José Yudica se adjudicara por primera y única vez el certamen de primera categoría.

 

La AFA tenía programada la trigésima tercera fecha y la Conmebol programó para el mismo día el partido por la primera semifinal de la Copa Libertadores entre River Plate y Atlético Mineiro (vencieron los millonarios, 1 a 0), ante la solicitud del equipo argentino y la AFA, lo postergaron por un día, acudiendo a la cita con una formación de emergencia y en colectivo, inusual para los de la banda roja.

 

Los xeneizes fueron bicampeones de la Copa Libertadores de América 1977 y 1978 (Cruzeiro de Brasil y Deportivo Cali de Colombia), adjudicándose también en Alemania Federal la Intercontinental (frente al Borusia) y otros certámenes internacionales de menor jerarquía, recuperando posiciones en las últimas jornada, después de una pobre campaña, fue el subcampeón a una unidad (53) y Unión, en magnífica campaña estuvo en el podio con el tercer puesto, 52 puntos en 40 partidos, 20 victorias, 12 empates y 8 derrotas, 58 goles a favor, el sexto ataque más ofensivo junto a los conducidos por Juan Carlos Lorenzo, que ganaban todo en ese ciclo y 336 dianas en contra, la segunda valla menos batida con Newell's Old Boys, 36, detrás de Rosario Central con 32, el arco menos vencido.

 

 El certamen se disputó en el marco de la más cruenta dictadura militar de nuestra historia, tras el derrocamiento de Isabel Martínez, en marzo de 1976, con miles de hombres y mujeres detenidos, torturados, muertos y desaparecidos. El mundo reclamaba por los derechos humanos, durante el mundial de reciente disputa algunos futbolistas de Holanda y Austria los jueves observaban en la Plaza Mayor de Buenos Aires a las estoicas y luchadoras Madres con los pañuelos blancos sobre sus cabezas que reclamaban el esclarecimiento de hechos cruentos y pedían justicia a los organismos internacionales, sacaban fotos que luego se conocieron en los países del primer mundo; mientras aquí el fútbol ignoraba esos acontecimientos; se disputó un campeonato Mundial donde Argentina consiguió clasificarse vencedor, desatando la alegría y euforia de millones de aficionados, verdaderos hinchas de la camiseta celeste y blanca que alentaron durante todos los juegos a la formación de César Luis Menotti, cuyos jugadores ignoraban lo que pasaba en las cárceles y centros clandestinos.

Así fue la cobertura de El Litoral de aquél partido en el 15 de Abril. Era muy buena la actuación de Unión en ese Metropolitano. Al club lo presidía el inolvidable escribano Rubén Neme, en su carácter de síndico.Foto: Archivo El Litoral

 

Exhibición tatengue

 

 

Reinaldo Pedro Volken tuvo la responsabildad de dirigir a Unión. Con vasta trayectoria como futbolista, se inició en Almagro de Rafaela, Vélez Sársfield, Nueva Chicago (jugó con Edson Dos Santos, Juan Manuel Filgueiras, Francisco Javier Gerónimo, Rubén Koroch, Jorge Pérez, y Raúl Ricardo Noguera, ex Unión) y Colombia. Armó un equipo muy competitivo de atrás hacia adelante, mostrando le jerarquía de Biasutto en el arco; con una segura y expeditiva defensa, Roberto "Cordero" Telch, receptor y armador de juego, por sus pies pasaban todas las pelotas; apareciendo Héctor Osvaldo Pitarch (lo recuperó después de un año para el olvido en River), atildado con buena técnica, lento y preciso en distribución del juego, factor fundamental en el rendimiento del sanjuanino Alí.

 

Además, frente a su anterior club, Pitarch a los 4' puso en marcha la categórica victoria tatengue con su primer grito de gol en la entidad santafesina La superioridad del local fue abrumadora, el "Pacha" Yácono (socio, hincha y jugador de La Máquina) invirtió los marcadores de punta y el "Turco" Alí tuvo una noche fantástica, anotando tres tantos, brindó un concierto con su habilidad, velocidad y centro atrás -una de las características principales del "Chueco" García- determinando recién en el complemento el relevo de Azzolini en un conjunto sin argumentos, sin libretos y carente de personalidad y jerarquía.

 

El "baile" que soportó River obligó al entusiasmo, alegría y fiesta que vivieron los simpatizantes unionistas, aplastando futbolísticamente a una formación –aunque disminuída- de unos de los Grandes del fútbol argentino. El "Turco" Alí por la izquierda tuvo una labor descollante, a pesar de su altura de 1,65 metro, erigiéndose en el máximo artillero unionista en toda su historia con 85 goles en las dos etapas en la entidad, tras 347 encuentros en primera división; lo aventaja en esa condición el inolvidable salteño Pablo de las Mercedes Cárdenas, con 15 juegos más.

 

La noche del miércoles 27 de septiembre de 1978 quedó enmarcada en una de las jornadas más brillantes de la historia del fútbol de Unión y de un adiestrador -el rafaelino Volken-.que con el material que encontró, clasificó durante dos temporadas consecutivas tercero en el Metropolitano de 1978 y subcampeón del Nacional del año siguiente.   

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:



Ponce Asahad ya no es fiscal -  -
Política

Ponce Asahad ya no es fiscal

El director del hospital Iturraspe fue internado con Covid-19 -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas