https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 13.11.2007
20:40

Estaba participando de un torneo en Bariloche

Un fisicoculturista santafesino murió por comer demasiado

Era oriundo de la localidad de Videla. Según los organizadores del torneo el joven de 35 años comió en un local de comidas “tenedor libre” 19 platos y 14 postres. Luego se habría inyectado insulina sin ser diabético.

El Litoral en Google News



Estaba participando de un torneo en Bariloche Un fisicoculturista santafesino murió por comer demasiado Era oriundo de la localidad de Videla. Según los organizadores del torneo el joven de 35 años comió en un local de comidas “tenedor libre” 19 platos y 14 postres. Luego se habría inyectado insulina sin ser diabético. Era oriundo de la localidad de Videla. Según los organizadores del torneo el joven de 35 años comió en un local de comidas “tenedor libre” 19 platos y 14 postres. Luego se habría inyectado insulina sin ser diabético.
Una "gran indigestión" habría sido la causa del fallecimiento de un fisicoculturista que se impuso en su categoría y fue segundo en la tabla general del gran Prix que se realizó este fin de semana.

El trágico desenlace generó una enorme polémica y encendió la luz de alarma en torno de esta actividad y de los esfuerzos a los que es sometido el cuerpo del atleta.

Según cuenta el diario Río Negro, se trata del santafesino Diego Zilli –de 35 años de edad-, quien falleció en la ciudad de Bariloche.

Zilli era profesor de educación física en una escuela rural de la ciudad de Cipolletti, además de preceptor de un colegio secundario, era oriundo de la localidad santafesina de Videla, ubicada a 90 kilómetros de la capital santafesina.

El mencionado medio dice que "de acuerdo a fuentes del hospital 'Ramón Carrillo' de la ciudad lacustre, Zilli falleció tras sufrir un paro cardiorespiratorio provocado por una 'enorme indigestión'".

La descripción continúa: "En horas de la madrugada de ayer el docente se descompuso en un hotel, comenzó a vomitar y parte de esa comida quedó alojada en sus pulmones".

"Eso desencadenó un paro y su corazón no lo soportó.

A terapia intensiva del nosocomio también ingresó con una sobredosis de insulina", añade.

Los organizadores de la competencia informaron que el atleta había probado 19 comidas distintas, además de 14 postres.

Una de las organizadoras del torneo, Daniela Silva, dijo que el inconveniente se debió a "una negligencia, un exceso de parte del deportista que nada tiene que ver con la competencia".

Fuentes: Diario Río Negro – Infobae.com – ElLitoral.com
El Litoral en Google News





#Temas de HOY: Inseguridad en Santa Fe  Rosario  Río Paraná  Colón  Unión  Clima en Santa Fe