https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 30.09.2020 - Última actualización - 4:23
4:18

Jorge Prieto, secretario de Salud

De uno y otro lado: prevenir y padecer Covid

A principios de septiembre, el funcionario se aisló en su domicilio cuando supo que un contacto estrecho era caso positivo de la enfermedad. Y una semana después recibió el mismo diagnóstico. Los síntomas novedosos, los conocidos y la prevención como principal barrera mientras no haya vacuna a la vista.

"El cómo de nuestro comportamiento individual y colectivo afecta realmente la probabilidad de que esta curva de contagios disminuya", insiste el secretario de Salud Jorge Prieto en cada reporte y en diálogo con El Litoral.
Crédito: Archivo

"El cómo de nuestro comportamiento individual y colectivo afecta realmente la probabilidad de que esta curva de contagios disminuya", insiste el secretario de Salud Jorge Prieto en cada reporte y en diálogo con El Litoral. Crédito: Archivo



Jorge Prieto, secretario de Salud De uno y otro lado: prevenir y padecer Covid A principios de septiembre, el funcionario se aisló en su domicilio cuando supo que un contacto estrecho era caso positivo de la enfermedad. Y una semana después recibió el mismo diagnóstico. Los síntomas novedosos, los conocidos y la prevención como principal barrera mientras no haya vacuna a la vista.

Todos los días, alrededor de las 20 ó 20.30, el gobierno de la provincia ofrece un reporte de la situación del nuevo coronavirus en Santa Fe: cantidad de contagios, casos descartados, porcentaje de recuperación y letalidad. Y en esa tarea van rotando integrantes de la cartera sanitaria porque el informe se transmite de lunes a domingo por el canal oficial y las redes. Como en muchas otras ocasiones, el 21 de septiembre fue el turno del secretario de Salud, Jorge Prieto. ¿Por qué sería noticia en esa fecha? Porque venía él mismo de recuperarse de Covid-19.

 

En una entrevista con El Litoral el funcionario, que es médico clínico, deportólogo, nutricionista y auditor, accedió a contar cómo fue vivir en carne propia la enfermedad que tiene al mundo en jaque desde diciembre y sigue desafiando a la ciencia, la economía y la sociedad global. Más que una entrevista, es en buena parte un relato en primera persona que incluye un recorrido por síntomas, diagnóstico y controles posteriores. Y concluye en la recomendación que establece, desde hace tantos meses, el punto final de cada reporte: cuidarnos y evitar el colapso de quienes nos cuidan.

 

Día 1: "El contacto mío fue el chofer del Ministerio que no sabe de dónde se contagió porque se extreman todas las medidas de higiene y seguridad. El jueves 3 me vino a buscar a mi domicilio y en el viaje, que lleva unos 15 minutos y en el que se usa doble barbijo, me dijo que había tenido tos el día anterior y que hacía cuatro días que se notaba cansado. Pero como todos estamos agotados, a veces no se puede establecer si es cansancio u otra cosa. Se fue a hisopar y, como era contacto estrecho, me quedé en casa a esperar el resultado. A las 12 horas me informan que es positivo, yo permanezco en aislamiento y extremo las medidas por los convivientes en mi casa, donde hay una persona mayor.

 

Día 4: "Empiezo con una sintomatología a la que primero no le presté mucha atención porque no estaba dentro de las características más frecuentes. Pero siento como si el borde de la lengua estuviera quemada y después me molestaba la garganta, pero no por una tos sino como si tuviera algo allí que me obligaba a tomar agua permanentemente porque notaba la mucosa seca.

 

Día 6: "Aparece una mucosidad transparente como si fuera un proceso de alergia y pensé que eran síntomas como para alertarme. Nunca me dolió la cabeza, nunca tuve fiebre. A la noche empecé a sentir una fatiga muscular creciente y tenía que respirar hondo porque necesitaba que entrara más aire. Notaba que mi músculos intercostales y el músculo que hace de fuelle, que es el diafragma, no se expandían lo suficiente. Pensé que podía ser cansancio, fatiga. Yo estaba aislado en un dormitorio al que se llega por una escalera. Noté que al subir era como si hubiera estado varias horas en un gimnasio. Sentía fatiga muscular. Esa noche no dormí, me controlé con mi saturómetro (oxímetro por su denominación formal, mide el nivel de oxígeno en sangre), controlé mi temperatura y me hidraté.

 

Día 7: "Me hice hisopar y se confirmó el diagnóstico positivo".

 

A partir de allí comenzó la etapa de recuperación "de a poco", aunque al momento de establecer este diálogo telefónico persistía aún alguna alteración del gusto en la parte posterior de la lengua. "En la parte anterior percibo si un alimento es dulce o salado pero en el momento de la deglución todo tiene el mismo sabor". Y también subsiste una "fatiga fácil" que está descripta como una de las secuelas más frecuentes entre quienes atravesaron el nuevo coronavirus. "Es como si no pudiera sostener por mucho tiempo la columna de aire y enseguida quedo disfónico".

 

A la distancia, porque la entrevista de ese jueves por la tarde es telefónica, nada de esto se percibe. "En este momento estoy sentado y firmando expedientes", aclara el funcionario que además terminó haciendo de manera involuntaria una suerte de "posta" con la ministra Sonia Martorano, internada ese mismo día, pero por la mañana, por Covid.

 

- ¿Tuvo miedo?

 

- No sé si miedo. Sí me pasó que uno de esos días no me quería dormir. La única forma era hiperventilar pero el cansancio me venció y me dormí. Esa fue la primera noche, la segunda fue un poco más compleja porque me notaba más agitado, pero me controlaba con el saturómetro y todo el tiempo me estaban llamando los médicos que hacían el seguimiento de mi evolución.

 

Ayer (por el miércoles de la semana pasada) me hice una tomografía de control y el lunes me voy a hacer evaluar con un neumonólogo para establecer si quedaron secuelas a nivel pulmonar. Hicimos lo que recomendamos y actuamos como pedimos que lo haga el resto de la población.

 

Lo más importante es que me olvidé de que era médico. No es fácil eso. La doctora me llamaba y le respondía como me gusta que me respondan mis pacientes.

 

- ¿Cómo es atravesar en el propio cuerpo la enfermedad en cuya prevención y atención vienen trabajando desde hace meses?

 

- Me preocupé un poco más por el entorno familiar porque conmigo está viviendo, por motivo de la pandemia, mi madre que tiene 93 años que no ve ese peligro en el adulto mayor. Y me preguntaba "por qué comés allá arriba", "por qué no bajás", "por qué no atendés el teléfono". Es entendible porque el peligro a ellos no los acecha.

 

Es importante y valioso mantener estos vínculos en estos momentos cuando, siendo una sociedad tan afectiva y del abrazo y del compartir, no podemos hacerlo. Pero va a ser la nueva vida y la nueva forma de adaptarnos.

 

En algún momento, al comienzo de esta pandemia, pensábamos que el brote sería a mediados de mayo y después bajarían todos los números y en septiembre nos podríamos tomar unas vacaciones. Pero estas vacaciones nos van a encontrar en la playa con barbijo -ironizó-; y la Navidad comiendo pan dulce también con barbijo. Si observamos lo que ocurre en Europa, no estamos tan errados.

 

- Luego de su experiencia, ¿cuál es la principal recomendación?

 

- Es importante que sigamos las recomendaciones que estamos impartiendo para evitar que, llegado el momento, entremos en pánico colapsando los sistemas de salud o provocando el desabastecimiento del recurso sanitario, o el agotamiento del recurso humano al que necesitamos cuidar y proteger más que nunca y mas que a nadie. El cómo de nuestro comportamiento individual y colectivo afecta realmente la probabilidad de que esta curva de contagios disminuya. Eso es lo fundamental que tenemos para remarcar.

 

Así se expresaba Prieto el jueves por la tarde, con 32.800 casos positivos en la provincia. Y la misma idea transmitía el 21 de septiembre cuando leyó el reporte diario por primera vez luego de recuperarse y eran muchas, pero también muchas menos, 27.600, las personas con Covid-19 en Santa Fe.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Nancy Balza


Temas:



Se realizó la caravana por la vuelta a clases -  -
Área Metropolitana
Golpe al tráfico de drogas: Prefectura secuestró marihuana, autos y dinero  -  -
Sucesos
Ejecutaron de un escopetazo a un hombre -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?