https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 30.09.2020 - Última actualización - 7:47
7:18

Memorias de Santa Fe

La historia de la llegada a la ciudad de los primeros submarinos de las Fuerzas Armadas

Se trata del ARA Santa Fe, el ARA Salta y el ARA Santiago del Estero que vinieron en octubre de 1933. Fueron construidos en un astillero de Taranto, Italia. Arribaron al puerto local para recibir el pabellón de combate. El recuerdo de semejante acontecimiento con crónicas e imágenes de la época.

Un hecho inusual e histórico. Tres submarinos llegaron al puerto de la ciudad de Santa Fe Crédito: Archivo El LitoralUn hecho inusual e histórico. Tres submarinos llegaron al puerto de la ciudad de Santa Fe
Crédito: Archivo El Litoral

Un hecho inusual e histórico. Tres submarinos llegaron al puerto de la ciudad de Santa Fe Crédito: Archivo El Litoral



Memorias de Santa Fe La historia de la llegada a la ciudad de los primeros submarinos de las Fuerzas Armadas Se trata del ARA Santa Fe, el ARA Salta y el ARA Santiago del Estero que vinieron en octubre de 1933. Fueron construidos en un astillero de Taranto, Italia. Arribaron al puerto local para recibir el pabellón de combate. El recuerdo de semejante acontecimiento con crónicas e imágenes de la época. Se trata del ARA Santa Fe, el ARA Salta y el ARA Santiago del Estero que vinieron en octubre de 1933. Fueron construidos en un astillero de Taranto, Italia. Arribaron al puerto local para recibir el pabellón de combate. El recuerdo de semejante acontecimiento con crónicas e imágenes de la época.

A lo largo de su historia, la ciudad de Santa Fe fue escenario de innumerables hechos cuya trascendencia rompen, en muchas ocasiones, los límites jurisdiccionales. Por su importancia, estos sucesos quedan guardados en la memoria colectiva y, por suerte, en los registros periodísticos y bibliográficos. 

 

Un caso ejemplar de lo anteriormente mencionado, es la historia de la llegada de tres submarinos al puerto de la capital provincial. Ocurrió hace 87 años, a mediados de octubre de 1933 y tuvo una gran significación para la Armada Argentina. Según se explica en una breve reseña publicada en el sitio web del gobierno, estos tres sumergibles fueron los primeros que adquirió el país y fueron construidos en Italia. 

 

Ante semejante evento, los vecinos de la ciudad se agolparon en el Dique para ver a los gigantes acuáticos.Foto: Archivo El Litoral

 

 

Todo comenzó a gestarse en 1926 cuando se decidió sumar tres submarinos para la flota nacional. Fue el Ministro de Marina, Almirante Manuel Domecq García, quien encabezó las gestiones y autorizaciones para semejante empresa. “Mediante la Ley Nº 11.378, además de la compra, se estableció la construcción de la infraestructura necesaria en las tierras aledañas al puerto de la ciudad de Mar del Plata. Así se dio origen al “Comando de la Fuerza de Submarinos” y a la Base Naval Mar del Plata”, se explica en la web oficial de la Armada Argentina. La construcción comenzó en octubre de 1927 y se realizó en Taranto, Italia; por ello luego fueron apodados los “tarantinos” pero los nombres oficiales de los sumergibles fueron el “ARA Santa Fe”, “ARA Salta” y “ARA Santiago del Estero”. El primero en llegar a Mar del Plata fue el “Santa Fe” convirtiéndose en la primera nave de este tipo operativa. Luego, el 3 de septiembre de 1933 arribaron las dos restantes. 

 

Toda la prensa local cubiró el acontecimiento.Foto: Hemeroteca Digital de Santa Fe / Diario El Orden

 

La llegada a la ciudad de Santa Fe

 

La ciudad capital de la provincia fue seleccionada para realizar la ceremonia de entrega de bandera de combate para cada sumergible. Con gran expectativa, las autoridades locales adecuaron las instalaciones del puerto para la recepción con público. Como era dable esperar, El Litoral realizó una cobertura especial del inusual acontecimiento. La fecha pautada para la ceremonia oficial fue el domingo 15 de octubre, pero los gigantes acuáticos llegaron el día anterior. 

 

“La llegada de los submarinos a esta Capital dio motivo a una magnífica recepción”, tituló este diario el sábado 14 de octubre de 1933.  En esa detallada crónica, se cuenta que un equipo periodístico de El Litoral se embarcó en un pequeño bote para llegar al encuentro de los submarinos. “Un sol veraniego resplandecía sobre las aguas quietas del canal mientras, en torno, edificios embanderados barcos empavesados con grupos de personas impacientes a la expectativa, eran un anticipo del espectáculo que se ofrecería más tarde”, arranca el artículo. En otro tramo de la extensa nota se destaca: “El pueblo de Santa Fe, comienza haciéndose presente. Sobre la orilla se mueven multitud de canoas, pintadas recientemente, como vestidas de fiesta, regalo para los ojos y coquetería de sus dueños: hermosa nota policroma que el sol hace relucir cerca de las aguas plateadas. Boteros y pescadores humildes rindieron así su delicado homenaje a los huéspedes que llegaban”. 

 

Toda la prensa local cubiró el acontecimiento. Foto: Hemeroteca Digital de Santa Fe / Diario El Orden

 

El “Santa Fe” a la vista

 

Con ese subtítulo, continúa la crónica de la llegada de los sumergibles. “Allá a lo lejos, avanza una mancha grisácea, sobre cuyo lomo delgado el sol iluminándolo. Avanza muy despacio, casi que acaricia el agua”, describe con lujos de detalles la nota que este diario guarda entre sus más preciados archivos. “Su silueta fina, acerada, se desliza sobre las aguas del canal sin impaciencia; la proa corta la superficie con un suave rumor de tijeras que cortan un paño de seda”, agrega. 

 

En cuestión de minutos, hacen su aparición los otros dos submarinos y, bajo la atónita mirada de los santafesinos, realizaban maniobras de acercamiento. “Los tres alineados paralelamente al desembarcadero, reciben el homenaje de una multitud densa, apretada, que los contempla desde la explanada y los diques vecinos. Allí está todo Santa Fe”, describió El Litoral en 1933. Marinos y la policía desplegaron un estricto operativo de control para contener a esa masa de gente que estaba ávida de conocer a los visitantes. En el lugar, una compañía del Regimiento 12 esperaba a los huéspedes de honor con música, melodías que se sumaban al fervor popular. Minutos más tarde, se realizó una breve bienvenida con autoridades militares, del puerto y de la Comisión de Agasajos; luego fueron hacia la Casa de Gobierno, donde continuaron con las actividades protocolares. La noche se cerró con una fiesta en los salones del Jockey Club. 

 

Tras dejar el viejo continente, los sumergibles llegaron a Buenos Aires.Foto: Gentileza

 

Domingo de ceremonias y banderas

 

El domingo fue el día indicado. Los submarinos ya estaban prestos a recibir las banderas de la República Argentina. Desde temprano, se desarrollaron una serie de actos, bajos estrictos protocolos de seguridad que culminaron con el izamiento de la insignia patria en el sumergible. “El pueblo dio la nota emocionante; no exageran quienes afirman que los submarinos han recibido esta mañana el más grato de los homenajes. Millares de personas, vinculadas por el mismo sentimiento, seguían con suma atención el ceremonial, y en más de una cara vimos correr lágrimas”, detalla El Litoral el 15 de octubre de 1933.

 

Una imagen que marcará la historia de la Armada Argentina, los tres submarinos en el puerto de Santa Fe.Foto: Gentileza

 

La ceremonia contó con la presencia de autoridades locales, provinciales y nacionales, del ámbito político, eclesiático y militar. Desde temprano, se armó una caravana para escoltar los cofres donde estaban guardadas las banderas. Cuando llegaron a la zona portuaria, fueron colocadas en un altar especial que se armó para la ocasión. Además, se instaló un palco con micrófonos para transmitir el evento por la AM LT 9. Acto seguido, monseñor Fasolino bendijo los símbolos patrios y minutos más tarde procedió a entregarlos a los comandantes de cada submarino. 

 

Fasolino bendijo las Banderas Argentinas que fueron entregadas a los submarinos.Foto: Archivo El Litoral

 

“Los marinos, acompañando a las madrinas y con las banderas, pasaron a bordo de los respectivos sumergibles; en ese momento la banda del 12 ejecutó el Himno Nacional que fue coreado por la concurrencia. El capitán Poch, jefe de la escuadrilla, anunció que el martes próximo saldrá para puerto Belgrano”, comentó este diario. 

 

Izando las Banderas Argentinas en el submarino.Foto: Archivo El Litoral

 

 

Las celebraciones continuaron con dos banquetes, uno al mediodía y otro por la noche. Ambos se desarrollaron en el Hotel Ritz, que por aquel entonces brillaba en el centro de la ciudad capital. Del encuentro participaron la mayoría de las autoridades que protagonizaron los actos en el puerto. 

 

Desde entonces, aquel 15 de octubre de 1933 es recordado por la puesta oficial de funciones de los primeros submarinos con los que contó la Nación. Justamente aquí, en la ciudad de Santa Fe, se escribió una de las páginas doradas de la historia naval argentina. 

 

Tras salir de servicio, las Banderas de los sumergibles fueron puestas a resguardo en el Museo de Submarinos.Foto: Gentileza

 

 

Características

 

Según el sitio web “Historia y Arqueología Marítima”, los sumergibles clase “Cavallini”, (conocidos en nuestro país como los “tarantinos” por su fabricación en el Astillero Franco Tosi, Taranto, Italia) presentaban las siguientes características:

 

 

Los primeros tres submarinos de la República Argentina navegando, luego de su puesta oficial de funciones.Foto: Gentileza

 

 

ARA Santa Fe

Fue el primero de los submarinos que tuvo el país.  Tras su fabricación en Italia llegó a la Argentina el 7 de abril de 1933. Luego de la ceremonia realizada en la capital de la provincia y hasta septiembre de 1956 participó activamente en el adiestramiento y formación del personal submarinista de la Armada. Según el citado sitio, una de las proezas del “Santa Fe”  ocurrió en 1938 cuando salvó a una lancha de pescadores durante una fuerte tormenta en aguas del Cabo Corrientes. Los náufragos agradecieron al comando entregándole una medalla de oro recordatoria. Tras quedar fuera de servicio fue desguazado. 

 

Más información

 

Autor:

Gonzalo Zentner


Temas:



Ponce Asahad ya no es fiscal -  -
Política

Ponce Asahad ya no es fiscal

El director del hospital Iturraspe fue internado con Covid-19 -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?