VIVO

Mirá en vivo CyD Noticias 1° Edición

Expandir

Comprimir
https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 14.10.2020 - Última actualización - 19.10.2020 - 8:50
7:26

CINE

Un descenso a los infiernos con el sello de Francis Ford Coppola

“Apocalypse Now”, film de 1979, llega a Netflix el 23 de octubre. Será a través de la versión extendida que se conoció en 2001. Es tanto un inventario sobre los sinsentidos de la guerra como un agudo análisis sobre la locura. Parte de su condición de mito se debe a su dificultoso rodaje. “Mi película es Vietnam”, llegó a decir el director.

 

 La vocación de inmortalidad de “Apocalypse Now” quizá tenga que ver fundamentalmente con un rasgo que señala la crítica Angela Errigo: “el horror esencial de este viaje hipnótico radica en que captó la realidad de lo que sucedía en Vietnam”.  Crédito: Zoetrope Studios La vocación de inmortalidad de “Apocalypse Now” quizá tenga que ver fundamentalmente con un rasgo que señala la crítica Angela Errigo: “el horror esencial de este viaje hipnótico radica en que captó la realidad de lo que sucedía en Vietnam”.
Crédito: Zoetrope Studios

La vocación de inmortalidad de “Apocalypse Now” quizá tenga que ver fundamentalmente con un rasgo que señala la crítica Angela Errigo: “el horror esencial de este viaje hipnótico radica en que captó la realidad de lo que sucedía en Vietnam”. Crédito: Zoetrope Studios



CINE Un descenso a los infiernos con el sello de Francis Ford Coppola “Apocalypse Now”, film de 1979, llega a Netflix el 23 de octubre. Será a través de la versión extendida que se conoció en 2001. Es tanto un inventario sobre los sinsentidos de la guerra como un agudo análisis sobre la locura. Parte de su condición de mito se debe a su dificultoso rodaje. “Mi película es Vietnam”, llegó a decir el director.   “Apocalypse Now”, film de 1979, llega a Netflix el 23 de octubre. Será a través de la versión extendida que se conoció en 2001. Es tanto un inventario sobre los sinsentidos de la guerra como un agudo análisis sobre la locura. Parte de su condición de mito se debe a su dificultoso rodaje. “Mi película es Vietnam”, llegó a decir el director.  

 

“Abandonen toda esperanza, los que aquí entran”. Según la “Divina Comedia” de Dante Alighieri, tal es la inscripción que encuentran los que llegan ante las fauces del infierno. Y bien podría ser la apertura de “Apocalypse Now” el film de Francis Ford Coppola estrenado en 1979, que reflejó cómo ningún otro el brutal sinsentido de la guerra, en este caso la de Vietnam. Y que el próximo 23 de octubre llegará a Netflix en su versión alargada, que tiene 50 minutos más que el original y que fue montada por el propio director en 2001. 

 

 

La película está inspirada en la novela “El corazón de las tinieblas”, que Joseph Conrad escribió a fines del siglo XIX cómo una crítica al colonialismo europeo. Pero el emplazamiento es Vietnam, en medio de la intervención norteamericana en el país asiático. A un joven oficial llamado Willard, doblegado por la angustia existencial, le encomiendan la tarea de hallar y eliminar a Kurtz, un coronel renegado que se ha erigido monarca de una tribu en medio de la selva tras presenciar “el horror, el horror”. 

 

La travesía fluvial que emprende Willard junto a un grupo variopinto, además de ser un viaje de autodescubrimiento, le sirve a Coppola para construir una serie de postales que reflejan la insensatez de la guerra, una especie de engranaje que se ha roto. Desde un oficial que aprovecha para practicar surf y adora a Wagner y al “olor del napalm” por las mañanas, hasta (en la versión final del director, de 2001) una familia de franceses que se ha quedado a vivir en la selva, anclada en la década del ‘50 como si el tiempo no hubiese pasado. Sin mencionar la danza de los helicópteros al ritmo de “La cabalgata de las valquirias” de Richard Wagner y el enigmático final. 

 

 

Luego de la de Coppola, se hicieron muchísimas películas sobre la participación de Estados Unidos en Vietnam, desde la lírica “Pelotón” de Oliver Stone hasta la descerebrada “Desaparecido en acción”. Ninguna fue capaz de alcanzar la cima de “Apocalypse Now”. Cómo señaló alguna vez el director de cine Michael Mann: "Coppola evocó la intensísima y oscura búsqueda de la identidad, un viaje que te sobrepasa; la locura y el nihilismo. Todo capturado con una narrativa operística y concreta, con el más alto grado de dificultad”. También el film resultó una reafirmación de Coppola como creador independizado de las imposiciones del mercado. En efecto, cómo señala el crítico Ricardo Manetti, la peripecia de Coppola en su trajinar por la industria cinematográfica, consistió en “confrontar los intereses de los grandes estudios con sus motivaciones artísticas y experimentales”. Es decir, Hollywood le imponía límites pero Coppola sabe cómo caminar sobre el filo, algo que en este film desarrolló como nunca.

 

Largo y sinuoso camino

 

Si el viaje de Willard en la búsqueda del Coronel Kurz y con destino inesperado en las oscuridades de su propio corazón resultó dificultoso, igual o más lo fue el del propio Coppola para lograr que el film viera la luz. Es que (salvo por las peripecias de Werner Herzog en la ampulosa “Fitzcarraldo”, que incluyeron trasladar un barco por el medio de la selva) no existen registros de un rodaje con tal variedad de infortunios, que llegaron a poner en jaque la propia cordura del director.

 

 

La película de Coppola iba a costar 13 millones de dólares, finalmente se duplicaron los costos. El rodaje tenía que hacerse en cinco meses de 1976; llevó casi dos años. Y eso fue sólo el principio: debieron reemplazar al actor protagonista (Harvey Keitel) por Martin Sheen (que unos meses después sufriría un ataque al corazón) ni bien empezó el rodaje y luego un tifón afectó varias de las locaciones elegidas. 

 

Cuando Marlon Brando, ya por entonces una leyenda del cine, se incorporó al proyecto para encarnar al coronel Kurz, Coppola pensó que todo iría bien. Pero el actor se presentó en el set sin haber leído el guión, con sobrepeso aunque se le había aclarado que tenía que interpretar a un atlético ex marine. Así que el propio Coppola tuvo que leerle en voz alta varios tramos de la novela para asegurarse del compromiso con el material.

 

 

Lejos de restarle energía al proyecto, los obstáculos reforzaron su aura.  “La película refleja la actitud de los americanos en Vietnam. Estábamos en medio de la jungla. Éramos demasiados. Teníamos acceso a demasiado dinero. A demasiado equipo. Y perdimos el juicio poco a poco”, afirmó el propio director cuando recibió la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Y pronunció otras palabras que obran como gloriosa síntesis de “Apocalypse Now”: “Mi película no es una película. Mi película no trata de Vietnam. Mi película es Vietnam. Es tal y como fue, una locura".

 

Napalm

 

“¡Me encanta el olor del napalm por la mañana!”, la    frase pronunciada por el teniente Kilgore (personaje interpretado por Robert Duvall) en Apocalypse Now está incluida en el puesto número 12 en la lista de las mejores frases del cine norteamericano elaborada por el American Film Institute (AFI). Un puesto más atrás está “Amar es no tener que decir nunca 'lo siento'”, que pertece a “Love Story”, otro clásico de los años ‘70 que Netflix reflotó este año. 

 

 

Al filo del abismo

 

Las numerosas contrariedades que debió sufrir el equipo durante la filmación de “Apocalypse Now” fue reflejado por la propia esposa de Francis Ford Coppola en el documental “Hearts of Darkness: A Filmmaker's Apocalypse” que se conoció en 1991. El trabajo incluye un vasto material inédito que fue rodado por la propia Eleanor Coppola con una cámara de 16 mm. que, editado y convertido en film, sintetiza la profunda búsqueda estética de Francis y cómo las adversidades que debió transitar para terminar el film contribuyeron en forma decisiva a su conversión en mito. El título alude a la novela de Conrad "Hearts of Darkness", en la que se inspira la película.

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Juan Ignacio Novak


Temas:



Otras dos semanas con restricciones: qué se puede hacer y qué no en la provincia -  -
Política
Persisten los reclamos de un plan fiscal y monetario - Martín Guzmán, Ministro de Economía. -
Nicolás Trotta: "Lo que ocurre en las escuelas nunca está disociado de lo que sucede en los hogares"   - "Los países con mejor respuesta de sus sistemas educativos son los que, además de sostener los consensos y los procesos de inversión, tienen realidades de mayor igualdad".    -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  

Recomendadas

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?