https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 15.10.2020 - Última actualización - 11:40
11:29

Buscaban un televisor robado

Liberaron a los dos policías de Candioti acusados por torturas

El juez Sergio Carraro reprendió a ambos por haber trasladado de manera ilegal a un sospechado por robo, al que luego habrían golpeado dentro de la comisaría. Por el caso también fue imputado el comisario del pueblo.

El hecho se produjo en medio de un pedido por seguridad de los vecinos, que se repite año tras año en la pequeña localidad ubicada entre Recreo y Nelson, a la vera de la ruta 11. Crédito: Archivo El LitoralEl hecho se produjo en medio de un pedido por seguridad de los vecinos, que se repite año tras año en la pequeña localidad ubicada entre Recreo y Nelson, a la vera de la ruta 11.
Crédito: Archivo El Litoral

El hecho se produjo en medio de un pedido por seguridad de los vecinos, que se repite año tras año en la pequeña localidad ubicada entre Recreo y Nelson, a la vera de la ruta 11. Crédito: Archivo El Litoral



Buscaban un televisor robado Liberaron a los dos policías de Candioti acusados por torturas El juez Sergio Carraro reprendió a ambos por haber trasladado de manera ilegal a un sospechado por robo, al que luego habrían golpeado dentro de la comisaría. Por el caso también fue imputado el comisario del pueblo. El juez Sergio Carraro reprendió a ambos por haber trasladado de manera ilegal a un sospechado por robo, al que luego habrían golpeado dentro de la comisaría. Por el caso también fue imputado el comisario del pueblo.

Dos policías que prestaban servicio en la Comisaría 22° de Gobernador Candioti recuperaron la libertad -bajo alternativas-, en una audiencia celebrada este miércoles en el subsuelo de los tribunales santafesinos. El juez penal Sergio Carraro les concedió el beneficio, luego de descartar la calificación de los hechos como “torturas” y reencuadrarlos como “apremios ilegales”, “privación ilegal de la libertad” y “falsedad ideológica de documento público”.

 

Ambos permanecían detenidos desde el viernes pasado, luego de que un muchacho que presta servicios para la comuna del pueblo, los denunciara ante Asuntos Internos, por haberlo trasladado y golpeado en la comisaría, para obtener información acerca del robo de un televisor, ocurrido unos días antes en una vivienda particular.

 

En la causa también está implicado el comisario Daniel Bordiga, quien hasta la semana pasada se desempeñó como jefe de la seccional y si bien también fue apresado junto a sus pares, recuperó la libertad tras la audiencia imputativa de este lunes, dado que no participó de los hechos que la fiscalía señaló como más graves.

 

Detención y traslado

 

El lunes 12 de octubre, el fiscal de la Unidad de Delitos Complejos, Ezequiel Hernández, atribuyó a Bordiga los delitos de privación de la libertad y apremios ilegales; en tanto acusó al suboficial Carlos David R. y al subinspector Juan Pablo D. por “privación de la libertad y tortura”, por considerar que los hechos relatados por el denunciante merecían dicho encuadre legal. Además, imputó al último de los policías por “falsedad ideológica de instrumento público”, por haber insertado datos falsos en el acta que justificó el arresto.

 

Según la denuncia, los tres detuvieron al muchacho en calle Liniers y San Martín, la mañana del miércoles 7 de octubre. Lo obligaron a subir a la camioneta y lo trasladaron hasta la Comisaría local. Según relató el denunciante, mientras uno lo apuntaba con la escopeta, con la cual golpeaba en las costillas, los otros dos le preguntaban por un televisor robado el sábado anterior.

 

Una vez en sede policial, el sospechoso quedó en manos de los de menor rango, quienes además de propinarle golpes de puño y rodillazos, le habrían colocado una bolsa verde en la cabeza, lo que para la fiscalía fue interpretado como un mecanismo de tortura para obtener información de otro ilícito.

 

Una llamada falsa

 

Si bien se trata de la palabra de un presunto delincuente contra la de tres servidores públicos, las actuaciones de la fiscalía, junto con la Agencia de Control Policial (Asuntos Internos), acreditaron las lesiones sufridas, y secuestraron una bolsa verde en la comisaría, de similares características a la descripta por el denunciante. Además, las cámaras de videovigilancia del pueblo constatan que la detención fue tal cual el relato de la víctima. Por último, se pudo acreditar que además se insertaron elementos falsos en el acta de aprehensión, como la existencia de un llamado telefónico anónimo que nunca existió y se lo obligó a firmar una declaración que no pudo leer.

 

Asimismo, y aunque el juez Carraro consideró -al menos en esta instancia del proceso- que los hechos descriptos lucen verídicos, sostuvo que no encuadran en el tipo de la “tortura”, por lo que fueron enmarcados bajo el delito de “apremios ilegales”, cuya pena en expectativa podría ser de cumplimiento condicional, por lo que no existirían reparos para concederle la libertad bajo alternativas.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:



Jueves "caliente" en la ciudad: dos baleados y dos apuñalados en pocas horas -  -
Sucesos
Covid en Santa Fe: récord de 69 muertes y 2.019 contagios en la provincia, 271 de la ciudad -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  Horóscopo de hoy