https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 17.10.2020 - Última actualización - 15:38
13:16

Goleada y buena imagen ante Rosario Central

Una victoria con el librito del "Barba"

En el partido principal de la jornada sabatina en el Brigadier López, Colón venció a Rosario Central aprovechando, al principio, dos gruesos errores defensivos del rival y manejando el partido al estilo de Domínguez.

Sobre todo por lo realizado en la etapa inicial, Colón entusiasma a sus hinchas en el primer amistoso que jugó. Crédito: GentilezaSobre todo por lo realizado en la etapa inicial, Colón entusiasma a sus hinchas en el primer amistoso que jugó.
Crédito: Gentileza

Sobre todo por lo realizado en la etapa inicial, Colón entusiasma a sus hinchas en el primer amistoso que jugó. Crédito: Gentileza



Goleada y buena imagen ante Rosario Central Una victoria con el librito del "Barba" En el partido principal de la jornada sabatina en el Brigadier López, Colón venció a Rosario Central aprovechando, al principio, dos gruesos errores defensivos del rival y manejando el partido al estilo de Domínguez. En el partido principal de la jornada sabatina en el Brigadier López, Colón venció a Rosario Central aprovechando, al principio, dos gruesos errores defensivos del rival y manejando el partido al estilo de Domínguez.

Es cierto que el resultado, en un amistoso, es lo que menos importa. Pero no hay que subestimarlo, porque no sólo goleó, sino que fue muy eficaz para aprovechar dos groseros errores defensivos de la visita para marcar una diferencia, apenas arrancó el partido, que luego condicionó el desarrollo del partido. A los 13 minutos, Colón ganaba después de dos desinteligencias compartidas entre el arquero Josué Ayala y sus defensores (sobre todo Laso), que supieron capitalizar Chancalay y Aliendro, sin dejar de lado la estimable participación de Morelo, que entendió muy bien que debe ser el "primer defensor" del equipo.

 

Así, ganando 2 a 0 antes del cuarto de hora, Colón manejó el partido con el libreto de Domínguez, retrocediendo hasta su propio terreno, esperando allí, con las líneas bien juntas, achicando los espacios y armando generalmente una línea de cinco para defender, porque tanto Vigo como Escobar, sueltos luego cuando el equipo tenía la pelota, bajaban como laterales y ahí se armaba un bloque que complicó mucho a un Central sin ideas en el primer tiempo, poco expresivo y sin profundidad.

 

Cuando se recuperaba la pelota, aparecía en Colón la capacidad para salir con rapidez. Allí, fue revitalizante lo que se vio del pibe Farías, volcando como volante interno ligeramente inclinado a la derecha, más Aliendro, Lértora y el aporte también de Chancalay en el retroceso. A veces tratando de descansar con la tenencia de la pelota, pero generalmente esperando y saliendo con rapidez en contragolpe, Colón manejó el partido en ese primer tiempo y lo terminó de liquidar con el penal de Morelo, luego de un inentendible empujón de Laso al propio colombiano, apenas iniciado el segundo tiempo.

 

Ya por ese entonces había entrado el otro colombiano, Yeiler Góez, quien mostró algunas cosas interesantes y crea expectativas favorables pensando en el futuro. Se fue Chancalay, dolorido a la altura de uno de sus tobillos y el ingreso de Góez le dio todavía más presencia al mediocampo. Además, participó inteligentemente de la jugada del cuarto gol, cuando habilitó y dejó solo a su compatriota Morelo, definiendo luego Escobar tras recibir el rebote en el arquero Ayala.

 

 

 

 

Central mejoró en el segundo tiempo, insistió con algunos desbordes por el sector izquierdo acentuando el juego en el pibe Ferreyra, que mantuvo un lindo duelo con Vigo. Después del penal de Gamba, la visita tuvo una gran chance con un remate en el palo que le habría permitido acercarse en el marcador, pero el gol de Escobar terminó de sellar un triunfo justo, sobre todo por lo que el equipo mostró en la primera media hora del partido.

 

Mucho orden defensivo, eficacia para aprovechar los errores del rival, mucho despliegue y disciplina táctica, fueron los argumentos de este Colón que superó a un Central con errores peligrosos en defensa. Más allá del resultado, lo importante es el funcionamiento. Cuando Domínguez se encuentra con un resultado favorable es muy difícil -salvo aquél ya "famoso" partido con Huracán el Tomás Ducó- que se lo den vuelta, ni siquiera que se lo igualen. Es parte del ADN de este entrenador, que prioriza el orden y la solidez. Vigo y Escobar entendieron lo que tienen que hacer y fortalecieron el sector defensivo a partir de la rápida construcción del resultado favorable. No hubo casi necesidad de que el equipo se pare con una línea de tres bien definida. Casi siempre fueron cinco, con los dos laterales dispuestos a subir a apretar al que pretenda proyectarse por afuera. El ensayo salió bien.

 

Síntesis

 

Cancha: Colón.

 

Arbitro: Manuel Sánchez.

 

Colón: Burián; Olivera, Bianchi, Delgado; Vigo, Lértora, Aliendro, Escobar; Farías; Chancalay, Morelo. D.T.: Eduardo Domínguez.

 

Rosario Central: Ayala; Damián Martínez, Laso, Bottinelli y Mazacco; López Pisano, Ojeda, Villagra, Lo Celso; Gamba y Ferreyra. D.T.: Cristian González.

 

Goles: en el primer tiempo, a los 6 m Chancalay, a los 13 m Aliendro, ambos para Colón. En el complemento, a los 2 minutos Morelo para Colón de tiro penal, a los 9 Gamba para Central, también de penal y a los 34  Escobar para Colón.

 

Cambios: en Central, salieron Damián Martínez, Mazzaco y López Pissano e ingresaron Martínez Dupuy, Blanco y Marinelli. En Colón, Yeiler Góez ingresó por Chancalay en el primer tiempo.

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Enrique Cruz


Temas:



#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Empresas Productivas  Clima en Santa Fe  Horóscopo de hoy