https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 25.10.2020 - Última actualización - 2:15
2:09

Chino Mansutti

Más allá de los momentos

El cantautor santafesino lanzó su cuarto disco junto a su actual banda, Los Cronopios. “Ese mundo sin tiempo” comenzó a conocerse como una serie de singles que ahora adquirieron unidad, junto a canciones inéditas. El Litoral invitó a Mansutti a desandar y repensar el proceso que llegó a sus pinceladas finales.


“Me llevó varios discos darme cuenta que la felicidad también puede ser una musa implacable”, afirma el Chino. Foto: Gentileza Iván Olivares
+1





Chino Mansutti Más allá de los momentos El cantautor santafesino Chino Mansutti lanzó su cuarto disco junto a su actual banda, Los Cronopios. “Ese mundo sin tiempo” comenzó a conocerse como una serie de singles que ahora adquirieron unidad, junto a canciones inéditas. El Litoral invitó a Mansutti a desandar y repensar el proceso que llegó a sus pinceladas finales. El cantautor santafesino lanzó su cuarto disco junto a su actual banda, Los Cronopios. “Ese mundo sin tiempo” comenzó a conocerse como una serie de singles que ahora adquirieron unidad, junto a canciones inéditas. El Litoral invitó a Mansutti a desandar y repensar el proceso que llegó a sus pinceladas finales.

 

El 16 de octubre el músico, cantante y compositor santafesino Gonzalo “Chino” Mansutti presentó “Ese mundo sin tiempo”, su cuarto disco, en todas las plataformas digitales. Fue grabado en Estudios Romaphonic (Buenos Aires), Estudios Penny Lane (Rosario) y Nómade Studio-rec (Santa Fe), producido por Leo Costa; la mezcla y masterización estuvo a cargo de Juan Armani, excepto “Una y otra vez” mezclado por Leo Costa y masterizado por Gonzalo Danguise para Estudio Urbano BA.

 

A diferencia de los anteriores materiales, Mansutti fue lanzando la mayor parte de este álbum bajo el formato de singles con videoclip, presentados a lo largo del último año; algunos de ellos fueron presentados en vivo junto a su banda, Los Cronopios, antes de la llegada de la pandemia. De todo este viaje creativo contó el solista a El Litoral.

 

 

 

 

Etapas

 

-¿Cómo es tener finalmente en la calle este disco diferente, que se fue haciendo y compartiendo a lo largo de tanto tiempo?

 

-La felicidad de ver materializado tanto sacrificio y dedicación es inefable. A diferencia de mis discos anteriores este venía dándome esa sensación de a ratos, cada vez que estrenaba un adelanto o hacia un video. En términos comerciales la idea de ir mostrándolo de a poco hasta completarlo funcionó perfectamente. Nunca se escucharon y reprodujeron tanto mis canciones. En términos de ansiedad fue bastante desgastante el proceso. Los discos siempre son el comienzo de una nueva etapa porque empezamos a revisar las canciones para tocarlas por primera vez después de haberlas grabado. “Ese mundo sin tiempo” me deja esa sensación a medias. Sigo haciendo discos, sigo pensando en la obra, en el concepto, solo modifique la manera de mostrarlos. Fue mi forma de adaptarme a las nuevas formas de consumo en la música. Somos temas sueltos en las Playlist de Spotify aunque sigamos haciendo álbumes.

 

-¿Por qué justamente ese título, “Ese mundo sin tiempo”?

 

-El título tiene varios significados que refieren a mis últimos años. El mundo de la paternidad es un mundo sin tiempo. Aprendemos a volvernos mas resolutivos con el pequeño puñado de horas que nos permite la demanda permanente de nuestros niños. En ese sentido haber logrado una producción así de grande, siendo padre primerizo, fue una tarea epopéyica (risas).

 

Por otro lado siento que el mundo en pandemia, también es un mundo sin tiempo. Por lo menos con otra idea de tiempo totalmente deformada a la que concebíamos antes de tanto aislamiento.

 

-¿Cómo fue el proceso de composición de las canciones y de llevarlas al estudio (a los tres estudios en los que trabajaron, en realidad)?

 

-Las canciones llegaron al estudio súper frescas, recién compuestas. A diferencia de mis discos anteriores, en este trabajo no rescaté nada que haya quedado afuera de otras grabaciones.

 

La decisión de mostrar el disco paulatinamente me permitió grabarlo en varias etapas. El primer puñado de canciones se hizo en los Estudios Romaphonic (Buenos Aires), editamos en El Pote (Santa Fe) y mandamos todo para que lo mezcle y masterice Juan Armani en Caba. La segunda parte la empezamos grabando en los Estudios Penny Lane de Rosario y terminamos de registrarlas en Nómade Studio-rec (Santa Fe). Finalmente Armani volvió a hacer su parte. El disco estuvo producido nuevamente por Leo Costa.

 

-Volviste a trabajar con Leo Costa como productor. ¿Qué te aportó en este nuevo material, tanto a nivel técnico como musical y espiritual?

 

-Con Leo cada vez nos entendemos mejor. Nos conocemos desde hace muchos años. Nos respetamos y queremos mucho. Es un productor que elige sacarle cosas a las canciones en vez de agregarle, y ese es un criterio súper importante. Está muy familiarizado con la tendencia del audio y es lo que hace que sus producciones suenen tan actuales. Por otra parte es el músico mas versátil que conozco. Dirigió el quinteto de cuerdas para “Frenesí” y programó las maquinas de ritmo para “Ese mundo sin tiempo” con la misma naturalidad.

 

Junto a Fabri Galoppo, son las dos personas que más han aportado a mi música en este último tiempo. Dos personas fundamentales para el proyecto.

 

 

Puñado de canciones

 

-El sonido del disco es como más juvenil que en otras ocasiones, pero en algunos casos al mismo tiempo más vintage: “Bailá” puede ser muy electropop (pero es muy Mansutti, lo primero que te botonea es el puente) y “Desangelada” tiene algo de disco-funk de los 70 pero que muchos grupos nuevos están usando.

 

-Lo vintage suele ser moderno permanentemente. La vuelta de las modas en un bucle indestructible. Este disco es un poco una ensalada de todas las influencias que aun no había revisado en mis trabajos anteriores. La música electrónica, el hip hop, el funk y el indie vistiendo las canciones, que en esencia siempre nacen de la misma idea Beatle. La canción como género me da la impunidad de ser des-generado, desprejuiciado y animarme a estar en una búsqueda eterna.

 

-De todos modos tenés también “Llegando” y “Voy ahora”, que son “Mansutti old school”.

 

-Hay cosas que nunca se terminan de soltar. Creo que de manera inconsciente FaraH (Nota: anterior proyecto del solista) también estuvo presente durante este proceso.

 

-¿Sentís que esta renovación te da un vínculo con nuevas generaciones, de una manera no forzada?

 

-Mi público fue mutando mucho con los años. Hoy la mayoría son adolescentes y creo que un poco tiene que ver con haber estado transitando el cambio de las redes sociales y la forma de mostrar la música, y otro tanto por haber estado en actividad desde siempre. Cuando arranqué mis colegas tenían diez años más que yo, después teníamos todos la misma edad y ahora muchos tienen diez años menos. Pero yo nunca paré en todo este tiempo, así que la transformación es algo inevitablemente orgánico.

 

-Hiciste “Toboganes” con Pablo Di Nardo de Mi Amigo Invencible como invitado, pero la estrenaste sólo en en el programa “Yo canto en casa”. ¿Por qué te guardaste ese tema junto a “Peces” y “Una y otra vez” para la salida del álbum?

 

-Quería que el disco tenga alguna sorpresa importante para su estreno ya que fui mi peor spoiler con tanto adelanto. Son tres temas muy diferentes entre sí que resumen un poco las tres facetas del disco.

 

Con Pablo nos conocemos desde que empezamos con nuestros proyectos solistas. Nos espejamos mucho en la forma de ver la música y de entender las canciones. Es un hermano mendocino que admiro un montón.

 

-“Ese mundo sin tiempo” son nueve temas en 33 minutos: si no es el material más compacto que grabaste anda por ahí.

 

-Lo bueno y corto es dos veces bueno dicen por ahí... “Frenesí” ya había sido un disco de media hora. Recuerdo que Leo hizo mucho para convencerme de que para que las cosas se escuchen y se disfruten en estos tiempos debían ser acotadas y consistentes. En aquel momento me costó entenderlo. Hoy le doy la derecha.

 

-Esa cosa de los plazos quiso que “Otra vez mañana” salga con Zoe Gotusso y Santi Celli juntos como Salvapantallas, pero ahora cuando sale el álbum ya están cada uno en su camino. ¿Cómo fue esa colaboración?

 

-Es juntarse con amigos a cantar un rato. A Zoe y a Santi los conozco hace un par de años y pegamos muy buena onda y nos cruzamos muchas veces tocando, yo los adoró y creo que es súper justo todo lo bueno que les pasa. Son hermosas personas además de súper talentosas.

 

 

De cara al futuro

 

-Este disco te encuentra “en otro lado”: de aquel artista que cantaba canciones desgarradas pasaste por el adulto joven que recuperaba el mundo de la infancia, para llegar este padre de familia.

 

-Me llevó varios discos darme cuenta que la felicidad también puede ser una musa implacable. Me pone contento haber vencido mis propias limitaciones creativas y poder contar una historia que no sea tortuosa ni melancólica.

 

Estoy orgulloso de estas canciones y tengo la sensación que cuando las revise en unos años no habrá que revolver ollas oscuras y pesadas como en otros discos.

 

-Este año cerró la posibilidad de tocar las canciones, fuera de algún streaming o presentación televisiva. ¿Cómo sigue ahora tu actividad?

 

-Tengo varios videos por sacar, y ya estoy preparando la presentación con los Cronopios para cuando se habrá la posibilidad de mostrar el disco en vivo.

 

 

Ficha técnica

 

Todos los temas letra y música: Chino Mansutti.

Drum Doctors: Pedro Bulgakov y Adrián Carlesso.

Guitarras, voz líder y coros: Chino Mansutti.

Guitarras: Fabricio Galoppo.

Bajos: Ariel Embon y Nicolás Bordón.

Baterías: Ignacio Kalbermatten y Rodrigo Carlachiani.

Teclados, coros, drum machine: Leo Costa.

Guitarras en “Una y otra vez”: Migo Scalone.

Voces en “Otra vez mañana”: Zoe Gotusso y Santi Celli.

Voz en “Toboganes”: Pablo Di Nardo.

Voz en “Desangelada”: Micu del Campo.

Arreglos vocales: Juane Voutat.

Arte de tapa: Iván Olivares.

Prensa: Soy Prensa.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Ignacio Andrés Amarillo


Temas:



Salvo dos ciudades, todo el país pasa a una etapa de distanciamiento -  -
Política
Peco el fileteador: custodio santafesino de un oficio que es Patrimonio de la Humanidad - Oscar Pecorari representa la supervivencia en Santa Fe de un oficio que forma parte del Patrimonio de la Humanidad, en el cual ingresó cuando era muy joven. -
Escenarios & Sociedad
El homenaje a "Diego", se lo hicieron los All Blacks -  -
Continúa vigente un alerta por tormentas fuertes para centro y norte de Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Diego Maradona