https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 11.11.2020 - Última actualización - 19:33
19:31

Mientras tanto seguirán presos

Banda mixta: declararon a puertas cerradas los policías "dateros"

Imputados por “extorsión” y “encubrimiento”, los dos agentes sostuvieron su inocencia. Sus defensores señalaron que solicitarán el tratamiento de la cautelar luego de que se produzca una serie de diligencias probatorias.

“Creemos que es una causa de alta complejidad, que deviene de otra bastante compleja”, dijeron los defensores Ramiro Díaz Duarte (foto) y Esteban Yossen, sembrando el misterio en sus declaraciones. Crédito: Archivo El Litoral / Flavio Raina“Creemos que es una causa de alta complejidad, que deviene de otra bastante compleja”, dijeron los defensores Ramiro Díaz Duarte (foto) y Esteban Yossen, sembrando el misterio en sus declaraciones.
Crédito: Archivo El Litoral / Flavio Raina

“Creemos que es una causa de alta complejidad, que deviene de otra bastante compleja”, dijeron los defensores Ramiro Díaz Duarte (foto) y Esteban Yossen, sembrando el misterio en sus declaraciones. Crédito: Archivo El Litoral / Flavio Raina



Mientras tanto seguirán presos Banda mixta: declararon a puertas cerradas los policías "dateros" Imputados por “extorsión” y “encubrimiento”, los dos agentes sostuvieron su inocencia. Sus defensores señalaron que solicitarán el tratamiento de la cautelar luego de que se produzca una serie de diligencias probatorias. Imputados por “extorsión” y “encubrimiento”, los dos agentes sostuvieron su inocencia. Sus defensores señalaron que solicitarán el tratamiento de la cautelar luego de que se produzca una serie de diligencias probatorias.

Los dos policías de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) imputados por filtrar información de una investigación activa y facilitar la desaparición de evidencia y fuga de un grupo de delincuentes quedaron en prisión preventiva. La medida fue acordada por la fiscalía y sus abogados.

 

El subinspector Pablo Daniel Godoy (42) y el oficial Carlos Darío Santiago Romero (42) sostuvieron su inocencia, y declararon durante más de dos horas y media ante el juez José Luis García Troiano. Los fiscales de la Unidad Especial de Delitos Complejos, Mariela Jiménez y Ezequiel Hernández, solicitaron que los guardias y la prensa se retiraran de la sala Nº 7 del subsuelo de tribunales, y que los agentes no estuvieran presentes durante la exposición del otro.
 


La defensa técnica de ambos policías está a cargo de los abogados particulares Ramiro Díaz Duarte y Esteban Yossen, quienes aseguraron que pretenden solicitar el tratamiento integral de la medida cautelar luego de que se produzca una serie de pruebas. “Creemos que es una causa de alta complejidad, que deviene de otra causa bastante compleja también” y “restan todavía muchas diligencias probatorias” tanto de la fiscalía y de la defensa, como conjuntas.

 

Extorsión
 


El pasado lunes el fiscal Hernández les atribuyó los delitos de “extorsión” y “encubrimiento calificado por la gravedad del delito precedente y por ser funcionario público” reiterado en tres oportunidades, en concurso real.

 

Los agentes habrían exigido el pago de $ 150.000 a Julio César Gutiérrez, acusado de ser el jefe de una banda que realizaba robos a mano armada. Lo habrían puesto sobre aviso cuando se ordenaron allanamientos a su domicilio y de otros miembros de la asociación ilícita, así como también de las órdenes de detención en su contra.
 


Además, la fiscalía imputó a Godoy “revelación de secretos” y otro hecho de “encubrimiento calificado”, y a Romero la coautoría de “abuso de armas”, “apremios ilegales” y “falsedad ideológica de instrumento público calificado”.

 

“Caranchos”


El primero habría revelado “información secreta” a un traumatólogo, advirtiéndole que era investigado y poniéndolo en conocimiento de las evidencias con las que se contaba en su contra. Esto sucedió en el marco de otra causa, en la que estaban como implicados los abogados “caranchos”, una asociación ilícita dedicada a defraudar compañías aseguradoras. A Romero se le atribuyó que el 26 de enero de 2015 disparó una escopeta mientras estaba de servicio, hiriendo a un civil en la región dorsal, antebrazo izquierdo y muslo. Lo habría privado ilegalmente de su libertad y le habría “propinado golpes de puño y patadas en cabeza y espalda mientras lo obligaba a permanecer arrodillado”. Finalmente insertar declaraciones falsas en el libro de actas de la Sección Sustracción Automotores de la Unidad Regional 1, para encubrir los delitos previamente cometidos.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:



#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Diego Maradona