https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 13.11.2020 - Última actualización - 13:51
13:47

Coronda

Condenado por morder a su novia y arrancarle la oreja

Tenía antecedentes por haberle cortado un dedo a otro hombre. Aceptó su responsabilidad en un juicio abreviado, y los sentenciaron a 5 años de prisión.

Cuando la policía arribó al lugar, la madre de la víctima los esperaba con la oreja de su hija entre sus manos. Crédito: Archivo El LitoralCuando la policía arribó al lugar, la madre de la víctima los esperaba con la oreja de su hija entre sus manos.
Crédito: Archivo El Litoral

Cuando la policía arribó al lugar, la madre de la víctima los esperaba con la oreja de su hija entre sus manos. Crédito: Archivo El Litoral



Coronda Condenado por morder a su novia y arrancarle la oreja Tenía antecedentes por haberle cortado un dedo a otro hombre. Aceptó su responsabilidad en un juicio abreviado, y los sentenciaron a 5 años de prisión.   Tenía antecedentes por haberle cortado un dedo a otro hombre. Aceptó su responsabilidad en un juicio abreviado, y los sentenciaron a 5 años de prisión.

La Justicia condenó a un hombre de la ciudad de Coronda, que le arrancó la oreja a su pareja, durante una discusión en la vivienda que compartían. Tiene 24 años, en marzo firmó un abreviado por cortarle el dedo a una persona y el 24 de junio mordió a su concubina, cercenando el pabellón auricular izquierdo. Afortunadamente, se le pudo practicar una cirugía de reimplante a la víctima.

 

El juez de la IPP Gustavo Urdiales admitió este jueves el acuerdo de juicio abreviado y resolvió en audiencia condenar a Raúl Ojeda por el delito de “lesiones graves dolosas por deformación permanente del rostro, calificadas por ser la víctima pareja del imputado y darse en un contexto de violencia de género”.

 

El escrito contenía las firmas del fiscal de Coronda, Marcelo Nessier, la defensora pública Silvina Corvalán y el acusado, así como la conformidad de la víctima. La pena que deberá cumplir es de 5 años de prisión efectiva, y fue unificada con la dictada el 11 de marzo por el juez Nicolás Falkenberg, que condenó a Ojeda a 3 años de cumplimiento condicional por los delitos de “lesiones dolosas graves en concurso real con amenazas calificadas por el uso de arma de fuego”.

 

“Se fue al carajo”

 

“¡Mami, me arrancó la oreja!” alcanzó a gritar la chica de 21 años la mañana del 26 de junio, antes de que su padre entrara a la habitación y le sacara a su novio de encima. La agresión se dio en medio de una discusión, en la que él le recriminaba que tenía “otro macho”.

 

Cuando la policía arribó al lugar, la madre de la víctima los esperaba con la oreja de su hija entre sus manos. Dentro de la vivienda, ubicada en la intersección de la calle Concejal Gagliano y bulevar Oroño de Coronda, Ojeda había sido reducido por su suegro y su hermano. Este último reside en una casa lindera a la propiedad y acudió al oír los gritos.

 

En su declaración, el padre de la chica recordó que el hoy condenado “estaba borracho, re drogado, estaba re falopeado” cuando llegó esa mañana, después de pasar toda la noche afuera. “Ellos siempre discutían”, de hecho era común para los padres de la joven tener que llamar a la policía, “pero con esto que hizo se fue al carajo”.

 

Espiral de violencia

 

Durante la audiencia del 30 de junio, en la que la jueza Rosana Carrara ordenó la prisión preventiva del imputado, el fiscal señaló que la lesión “le causó una deformación permanente en el rostro” a la víctima, que en aquel entonces continuaba internada, con la oreja recién reimplantada. Nessier también sostuvo que “la doctrina mayoritaria entiende que la deformación es permanente, siendo irrelevante que la víctima pueda cubrirla con cabellos o hacerla desaparecer mediante cirugía estética”.

 

Los días posteriores al hecho la joven sólo logró declarar: “lo único que le puedo decir en este momento es que no puedo hablar, que me encuentro muy angustiada y no puedo dejar de llorar”. La fiscalía “entiende que esto no hace más que mostrar el espiral de violencia en que está sumergida la víctima” aseguró Nessier.

 

Cuatro meses después, durante la audiencia de la que Raúl Ojeda salió condenado, el fiscal volvió a hacer hincapié en que la relación entre este y la joven estaba sumergida en un “contexto de violencia de género, en la que el imputado impuso su superioridad física sobre la víctima, en una relación violenta, ceñida por los celos, y recriminaciones sin sentido, que atentaban contra la libertad, la dignidad, la integridad física y psicológica de su pareja”.

 

En cuanto a la pena, aseguró que “el hecho imputado ha sido de tal magnitud que justifica apartarse del mínimo” estipulado. “Debe ponderarse negativamente la agresividad de la conducta y las circunstancias de producción al aprovecharse de la soledad de la víctima”.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:



Muerte de Maradona: allanaron la casa y el consultorio de Luque, su último médico personal - Luque y Maradona -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Diego Maradona