https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 18.11.2020 - Última actualización - 19:43
19:40

En el noroeste santafesino

Acto de amor: policía amamantó a un bebé que extrañaba a su mamá

Ante el llamado de vecinos de San Cristóbal a las fuerzas policiales, los uniformados acudieron a una vivienda donde una abuela sostenía a un bebé que no paraba de llorar. Los padres estaban en el hospital. Débora Noriega es la oficial que, por estar en período de lactancia, pudo amamantar al pequeño.

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza



En el noroeste santafesino Acto de amor: policía amamantó a un bebé que extrañaba a su mamá Ante el llamado de vecinos de San Cristóbal a las fuerzas policiales, los uniformados acudieron a una vivienda donde una abuela sostenía a un bebé que no paraba de llorar. Los padres estaban en el hospital. Débora Noriega es la oficial que, por estar en período de lactancia, pudo amamantar al pequeño. Ante el llamado de vecinos de San Cristóbal a las fuerzas policiales, los uniformados acudieron a una vivienda donde una abuela sostenía a un bebé que no paraba de llorar. Los padres estaban en el hospital. Débora Noriega es la oficial que, por estar en período de lactancia, pudo amamantar al pequeño.

Por Noelí Rojas


Un acto de puro amor es el que tuvo Débora Noriega con un pequeño de cinco meses cuando decidió amamantarlo -con permiso de la abuerla del pequeño- porque no estaba su mamá y él no controlaba el llanto.
 

El comienzo de semana fue tranquilo y rutinario para la mujer policía que se encontraba patrullando, junto a dos compañeros, el lunes a la mañana. Cerca del mediodía les informan que varios vecinos preocupados llamaron a la policía y alertaron sobre el llanto de un bebé del que desconocían los motivos.
 

Los oficiales respondieron y se dirigieron hacia las inmediaciones de calles Laprida y 9 de Julio de la ciudad de San Cristóbal. Allí recorrieron el lugar y, al llegar a la vivienda, vieron a una abuela sosteniendo a un bebe que no paraba de llorar. Ella, con mucha paciencia, lo hamacaba y trataba de tranquilizarlo, pero no pudo.
 

La abuela les contó a los oficiales de policía que la mamá del bebé estaba en el hospital local, ya que se sintió descompuesta, su marido la llevó al médico y ella quedó a cargo del cuidado del pequeño. Aparentemente, el bebé extrañaba mucho a su mamá y ni siquiera tomó la leche que su abuela le había preparado.

 

No lo dudó


Como Débora se encuentra en período de lactancia, porque tiene una hija de un año y cuatro meses, no dudó en ofrecerse a amamantar al bebe y le pidió autorización a la abuela.

 

Foto: Gentileza


 

 

En ese momento, sus compañeros fotografiaron la situación y rápidamente la noticia se volvió viral. La imagen de Débora con el pequeño se replicó por las redes sociales y por su gesto de amor recibió muchísimos mensajes de felicitaciones.


El Litoral entrevistó a la mujer policía, quien relató lo sucedido y contó lo sorprendida que está por la cantidad de personas que se comunicaron con ella en las últimas 48 horas.
 

“Estoy un poco anonadada, fue inesperado y jamás pensé esto. Recibí muchos mensajes de particulares, familiares, compañeros y medios de toda la provincia. Al ser parte de la institución policial, hay un grupo de Facebook en la provincia en donde se conoció el hecho y me llegan muchas las solicitudes de amistad”, contó Débora.
 

“Ese día -relató- los vecinos llamaron porque que no sabían en qué situación se encontraba el bebé. Pasan tantas cosas feas a nivel nacional que llora un bebé y uno piensa cualquier cosa. Cuando llegamos, vemos a una abuela sosteniendo un bebé que lo hamacaba con tanta paciencia, nos bajamos, hablamos con ella y me dijo que hacía una hora la llevaron a la mamá al hospital y que el bebé no estaba acostumbrado a estar con nadie, más que con la mamá y el papá”, narró la mujer.
 

Al no saber si el pequeño lloraba porque tenía hambre o porque extrañaba a la mamá, la abuela explicó que él sólo se alimenta del pecho de su mamá. Débora y sus compañeros necesitaban resolver la situación y apareció el instinto maternal.
 

“Lo único que toma es la teta, le había preparado una leche la abuela y no quería saber nada, es un gordito tan lindo de cinco meses... Entonces, se me ocurrió probar de darle la teta: cuando sos mamá, sabés que si llora porque le duele algo o quiere algo, la teta los calma. Le dije a mi compañera y le pedí autorización a la abuela. Lo prendí, en su desesperación chupaba pero se daba cuenta que no era su mamá, pero logramos tranquilizarlo y lo llevamos al hospital con sus papás. Me nació hacerlo, el bebé necesitaba algo que yo le podía dar y no lo dudé”.
 

Por la pandemia, se trata de que los niños y niñas no vayan al hospital si no están enfermos por todos los riesgos a los que pueden estar expuestos, por eso los padres decidieron dejarlo con su abuela hasta regresar del Samco.
 

Débora, quien trabajó durante toda la cuarentena por encontrarse en la primera línea de respuesta, aseguró que el bebé se encontraba en perfectas condiciones, impecable, muy bien alimentado y cuidado, sólo extrañaba a su mamá.

 

Foto: Gentileza


 

 

“Están los que hablaron bien y los que dijeron barbaridades. Él está re bien cuidado, no pasa hambre, la mamá es una genia porque sólo le da teta y es un gordo muy hermoso. Todavía no tuve oportunidad de hablar con ella, fui a la casa pero no la encontré, ya se va a dar el momento”.

 

Orgullo


Noriega manifestó que se siente muy orgullosa de formar parte de la institución policial y que este accionar reflejó un acto bondadoso y solidario ante la mirada de toda la comunidad, que critica constantemente a la fuerza de seguridad.
 

“Se generó algo inmenso y a la vez tan lindo, me emociona y me siento orgullosa de ser parte de algo así a nivel policial porque siempre se muestra lo malo. Hoy está tan mal vista la policía que ser parte de algo lindo y ser reconocida por la acción me hace sentir orgullosa. Esto va más allá del uniforme, la acción humana supera todo, pero yo no lo dudé y pensé en tranquilizar a ese bebé”.


Hace 15 años que Débora es policía, nunca había vivido una situación de estas características, a la que supo responder de manera rápida, eficaz y amorosa, y seguramente, esto marcará su carrera como oficial de policía.





El enfermero del turno noche declaró que Maradona estaba vivo a las 6.30 -  -
#Temas de HOY: Fondo Solidario de Empresarios por Santa Fe  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Diego Maradona