https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 23.11.2020 - Última actualización - 9:58
8:47

ARTES PLÁSTICAS

Una vida marcada por las viñetas

Ignacio Yunis es santafesino y vivió varios años en España. Es diseñador gráfico, pero su vocación es el dibujo, en particular la historieta. A través de Pirincho, proyecto colectivo que comparte con otros tres artistas, despunta el vicio: allí hay humor, ciencia ficción, supervillanos santafesinos y parodias de superhéroes. La historia de una pasión que arrancó a los 5 años y no se detuvo.

 

 “El viejo de la bolsa” y “La casa del Barrio Sur” son dos historietas ilustradas por Yunis. También se observa la portada de uno de los títulos publicados por Pirincho, proyecto colectivo del cual participa. Crédito: Gentileza del artista “El viejo de la bolsa” y “La casa del Barrio Sur” son dos historietas ilustradas por Yunis. También se observa la portada de uno de los títulos publicados por Pirincho, proyecto colectivo del cual participa.
Crédito: Gentileza del artista

“El viejo de la bolsa” y “La casa del Barrio Sur” son dos historietas ilustradas por Yunis. También se observa la portada de uno de los títulos publicados por Pirincho, proyecto colectivo del cual participa. Crédito: Gentileza del artista



ARTES PLÁSTICAS Una vida marcada por las viñetas Ignacio Yunis es santafesino y vivió varios años en España. Es diseñador gráfico, pero su vocación es el dibujo, en particular la historieta. A través de Pirincho, proyecto colectivo que comparte con otros tres artistas, despunta el vicio: allí hay humor, ciencia ficción, supervillanos santafesinos y parodias de superhéroes. La historia de una pasión que arrancó a los 5 años y no se detuvo.   Ignacio Yunis es santafesino y vivió varios años en España. Es diseñador gráfico, pero su vocación es el dibujo, en particular la historieta. A través de Pirincho, proyecto colectivo que comparte con otros tres artistas, despunta el vicio: allí hay humor, ciencia ficción, supervillanos santafesinos y parodias de superhéroes. La historia de una pasión que arrancó a los 5 años y no se detuvo.  

 

La historia del diseñador gráfico y dibujante Ignacio Yunis arrancó en Santa Fe, donde nació en 1976, se crió y se recibió en la Universidad Nacional del Litoral. Luego se prolongó durante varios años en Barcelona, para recomenzar nuevamente en su ciudad natal hace poco menos de una década, cuando inició una serie de proyectos relacionados con su gran pasión, la historieta, que prosiguen en la actualidad, más allá del fuerte impacto que tuvo la pandemia. “Esta situación lo ha cambiado todo, porque los que producimos historietas en forma independiente vendemos fundamentalmente en eventos. Y al no haber eventos, estamos todos a la espera de poder volver a juntarnos”, explica.

 

 

 

Yunis -que compartió también su historia y sus iniciativas en la plataforma virtual Capital Cultural, diseñada hace algunos meses por la Municipalidad de Santa Fe para visibilizar el trabajo de los artistas locales-, accedió a realizar una entrevista telefónica con El Litoral y no sólo habló de sus proyectos, sino también de sus inicios con el dibujo, la situación actual del sector y sus principales referentes dentro del vasto universo de la historieta, que van desde “Astérix” hasta los personajes de Marvel Cómics.

 

 

¡Esta noche! 21 hs (no antes) https://www.santafeciudad.gov.ar/capitalcultural/de-profesion-ilustrador/ ¿Ya vieron el de...

Publicado por Nacho Yunis en Sábado, 7 de noviembre de 2020

 

El dibujo estuvo siempre

 

“El dibujo llegó a mí como a la gran mayoría de los chicos, que se la pasan dibujando. Es después, con la edad, cuando se deja de dibujar. Todos los chicos tienen 4, 5 ó 6 años dibujan un montón. Hay un dibujante español radicado en Colombia, cuyo nombre artístico es Puño. Cuando preguntaron cuando había empezado a dibujar retrucó: ‘¿Y vos cuándo dejaste de dibujar?’. Es lo que ha hecho la gran mayoría. Así que en mi caso, el dibujo estuvo siempre, como en la mayoría de los hogares”, afirma Ignacio al remontarse a los inicios de su vocación.

 

“Respecto a la historieta, ya es algo más puntual, porque no en todos los hogares están presentes. Tengo 44 años y creo que hoy hay menos historietas que cuando era chico. Es todo mucho más interactivo. Agustín, mi hermano mayor, era el que leía historietas, yo las veía y a mí me habrán llamado la atención, pero no tengo recuerdos de eso. Mi mamá, en ese momento, estudiaba Psicología y se levantaba a la madrugada para leer sus textos. Yo tendría unos 4 años, me levantaba con ella y le pedía que me lea historietas. Así me enseñó a leer”, cuenta.

 

 

“La historieta tiene el anclaje de lo gráfico y lo escrito, muchas veces incluso la parte escrita tiene un componente visual, las onomatopeyas, algunos gritos, algunos sonidos se grafican visualmente. El de la historieta es un lenguaje totalmente visual. Incluso hay algunas que son mudas. Empecé a leerlas desde muy chico y en realidad nunca las dejé”, agrega.

 

 

Encontrar la vocación

 

Más allá de las inclinaciones infantiles hacia el dibujo y las historietas, llegó un momento determinado en que apareció ya como una vocación marcada. “Supongo que ya estaba desde chico. A mí no me gusta el fútbol, pero la gran mayoría de aquellos que si les gusta, sueñan con jugar en Boca, River o en el club de sus amores. Lo mismo pasa con los que leemos historietas. Pensamos: ‘Yo voy a hacer esto algún día”. Tenía el sueño desde chico y siguió en la adolescencia. Luego lo abandoné un poco, porque tenía otros intereses, empecé la universidad, estudié Diseño Gráfico y durante la facultad dibujaba menos, pero nunca dejé de consumir historietas. Sigo trabajando como diseñador y lo complemento con dibujos e ilustraciones”, narra. 

 

Proyectos con la historieta

 

Actualmente, Ignacio forma parte de Pirincho un proyecto editorial colectivo desarrollado junto a Gonzalo Geller, Seba Mercau y Marcelo Castro, que vive en Buenos Aires. “Entre los cuatro estamos editando y produciendo nuestras propias historietas, eso quiere decir que las escribimos y dibujamos nosotros, no tenemos material de otros ni tomamos personajes ajenos. Son todas creaciones propias”, explica.

 

El de Pirincho es un mundo heterogéneo. “Tenemos 14 títulos publicados, la mayoría han ido hacia el lado del humor y la parodia de superhéroes, incluso con supervillanos de Santa Fe. También hay otros que van hacia lo fantástico y un título de ciencia ficción. Imprimimos en blanco y negro, con tapas a color, porque es más económico. En mi caso particular, lo que más disfruto es lo que se relaciona con lo humorístico”, asegura Yunis.

 

 

 

Multiformato

 

 

Otro proyecto en el cual intervino Ignacio se llamó Hit. “Somos siete dibujantes de Santa Fe. Más que creación de historietas, hacemos difusión de historietas o similares. En 2018, cuando nació el proyecto, hicimos un evento en el espacio cultural Demos, en el cual participaron artistas de Buenos Aires y de Rosario, que dieron charlas y presentaciones. También humoristas gráficos, ilustradores e historietistas de Santa Fe y de la región. Hicimos también una actividad llamada ‘Tragos y Trazos’, una batalla de dibujantes, que tenían que resolver en un minuto lo que el público les pedía. También, en agosto del año pasado, realizamos un homenaje a Juan Arancio, quien había fallecido en marzo de ese año. Lo centramos en el trabajo que realizó vinculado con la historieta, con homenajes de parte de otros dibujantes”, recuerda.

 

Con todas las ganas

 

Trabajar en un proyecto independiente vinculado con la historieta representa un enorme desafío en las actuales circunstancias. “Uno lo hace con todas las ganas del mundo. Hoy la tecnología nos permite imprimir con muy buena calidad cosas que hace 20 años eran imposibles. Lo hacemos dando lo mejor, conscientes de que con esto no estamos parando la olla, sino que lo hacemos en horas o ratos en el día que nos permite nuestro trabajo, para hacer lo que nos gusta realmente. Hay algunos que viven de esto, pero son los menos. La mayoría vivimos de otra cosa como el diseño o la ilustración comercial, pero la historieta es lo que nos satisface”, apunta.

 

 

 

Referentes

 

 

A Ignacio le cuesta señalar referentes. “Son un montón”, admite. Sin embargo, tras cavilar un poco, brinda su lista personal. Primero pone a Jack Kirby, el dibujante que junto a Stan Lee creó en los ‘60 buena parte de los personajes icónicos de Marvel. Después a René Goscinny, creador con Albert Uderzo de la legendaria historieta cómica francesa “Astérix”. “Uderzo me parece un excelente dibujante, y Goscinny era un genio. Todo lo que escribió envejeció súper bien”, remarca.  Y finalmente pone en la lista a Alan Moore, creador de “Watchmen”. 

 

Autor:

Juan Ignacio Novak


Temas:



Atacaron a tiros a dos hermanos; uno murió y el otro quedó herido - En la escena del suceso trabajó personal policial del área Criminalística y Forense y entrevistó a testigos del hecho. Es el sexto homicidio en lo que va del año. -
Sucesos
#Temas de HOY: Rosario  Entre Ríos  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Joe Biden  Coronavirus