https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 23.11.2020 - Última actualización - 17:21
17:14

COLÓN / La historia del hombre que Italo Giménez debió convencer para que venga...

Ricardo Aráuz, un nombre clave en el ascenso del '65

Estaba suspendido Pepe Etchegoyen e Italo Giménez tuvo que "echar mano" a este entrenador. La historia de cómo lo conoció y qué le pidió. Arrancó con Excursionistas y le puso broche de oro con el ascenso logrado en cancha de Atlanta y el título de campeón y la vuelta en el Cementerio.

El equipo que logró el ascenso de 1965, la tarde del triunfo ante Nueva Chicago, el 18 de diciembre de ese año. Están todos los jugadores en línea y en el extremo, al lado de Tremonti, aparecen Pepe Etchegoyen y Ricardo Aráuz. Crédito: ArchivoEl equipo que logró el ascenso de 1965, la tarde del triunfo ante Nueva Chicago, el 18 de diciembre de ese año. Están todos los jugadores en línea y en el extremo, al lado de Tremonti, aparecen Pepe Etchegoyen y Ricardo Aráuz.
Crédito: Archivo

El equipo que logró el ascenso de 1965, la tarde del triunfo ante Nueva Chicago, el 18 de diciembre de ese año. Están todos los jugadores en línea y en el extremo, al lado de Tremonti, aparecen Pepe Etchegoyen y Ricardo Aráuz. Crédito: Archivo



COLÓN / La historia del hombre que Italo Giménez debió convencer para que venga... Ricardo Aráuz, un nombre clave en el ascenso del '65 Estaba suspendido Pepe Etchegoyen e Italo Giménez tuvo que "echar mano" a este entrenador. La historia de cómo lo conoció y qué le pidió. Arrancó con Excursionistas y le puso broche de oro con el ascenso logrado en cancha de Atlanta y el título de campeón y la vuelta en el Cementerio. Estaba suspendido Pepe Etchegoyen e Italo Giménez tuvo que "echar mano" a este entrenador. La historia de cómo lo conoció y qué le pidió. Arrancó con Excursionistas y le puso broche de oro con el ascenso logrado en cancha de Atlanta y el título de campeón y la vuelta en el Cementerio.

Tomás Rodríguez

 

"Mire Ricardo, yo le pido el mayor sacrificio de su vida, que dirija a Colón solamente 13 partidos, lo ascienda al club más popular de Santa Fe, que viva su fiesta, se vuelva hincha sabalero y después regrese a Caballito y atienda las fábricas de muebles de arte que usted dirige, y a su familia", fue el pedido, casi un ruego de Italo Pedro Giménez, al joven director técnico porteño, Ricardo Rodolfo Aráuz.

 

 

Fue el domingo 10 de octubre de 1965, a las 10, el presidente de Colón ya se había reunido esa mañana con el titular de Boca Juniors, Alberto Jacinto Armando y el Director General de la Escuela de Directores Técnicos de la Asociación del Fútbol Argentino, Guillermo Stábile.

 

 

El "Gallego" Giménez lo felicitó a Arauz porque recibió recientemente el diploma de director técnico con el más elevado puntaje de la historia del organismo. "Stábile, una gloria del fútbol argentino, goleador del primer mundial, amigo y compañero de Juan Antonio Rivarola, considerado el mejor jugador santafesino de todos los tiempos, ayudó a Colón en las negociaciones por la venta de Alberto Raúl Poncio a Huracán recibiendo una suma de dinero, el pase definitivo de Néstor José Canevari y el préstamo de Alfredo Domingo Obberti y le sugirió su nombre debido a que es un estudioso, conoce todas las divisionales y es "resultadista".

 

Se trataba de la tercera reunión entre ambos, Arauz le dijo a Italo que existía en el seno de la dirigencia de Primera "B" la premisa de que no ascienda Colón, porque era del interior, respondiéndole Giménez que Armando le prometió que a partir de entonces debía confiar en la AFA y los arbitrajes iban a ser imparciales. Además Boca Juniors pretendía el concurso de los uruguayos Raúl Cardozo y Orlando Medina Leites.

 

 

"Tome el bolsito, salude a la familia, dirija pasado mañana frente a Excursionistas y cuando el sábado juguemos aquí en el oeste bonaerense contra Deportivo Morón, se lleva el resto de la ropa. El tesorero, José Benseñor tiene el auto en marcha y nos vamos a Santa Fe", Giménez lo había convencido al flamante adiestrador.

 

 

Aráuz le replicó que se trataba de una empresa muy difícil de concretar exitosamente "pretendo que José Etchegoyen a quien le aplicará una severa sanción el Tribunal de Disciplina como adiestrador porque fue expulsado tres veces, la última ayer ante Tigre (1-2) siga como preparador físico, Alejo Medina está desgarrado, pero con una sola pierna es goleador, Orlando Medina es polifuncional, el Negro Castro es un estratega de lujo; Obberti y Canevari juegan de memoria y la defensa es firme y segura. Tenemos buen material, si cortamos la racha adversa ante Excursionistas, vamos a trabajar por conseguir el objetivo, Italo, después regreso a Buenos Aires, es mi palabra de honor".

 

 

El "campeonato chico" fue realmente espectacular, Colón ganó una decena de partidos: Excursionistas 2-0, Almagro 2-1, Dep. Italiano 3-0, Los Andes 1-0, San Telmo 2-1, Arsenal 1-0, Central Córdoba 3-1, Defensores de Belgrano 3-1, Deportivo Español 1-0 (ascendió a primera división) y Nueva Chicago 2-1 (campeón) y empató tres: Deportivo Morón 1-1, El Porvenir y Argentinos de Quilmes, ambos 0-0.

 

 

El sábado 18 de diciembre Colón se coronó vencedor del campeonato de Primera "B", en el viejo camarín, ubicado debajo de la platea alta oeste, Aráuz estaba abrazado con Gisleno Medina Leites, uno de los emblemas de ese equipo, enyesado, por la lesión sufrida cinco días antes ante Dep. Español, se apersonó Italo Giménez acompañado del gobernador de la provincia, Aldo Emilio Tessio, quien abrazó y felicitó al técnico y le dijo: Ricardo, tarea cumplida", de inmediato, el conductor futbolístico de la nave sabalera, siempre serio, esta vez esbozó una sonrisa: "para mí es un honor recibir el saludo del mandatario, a quien en Buenos Aires, el titular de la AFA, Pancho Perette lo llama Isabel, la Católica, porque ayudó a Colón con un subsidio para pagar los viajes".

 

 

Desde su ingreso a la Asociación del Fútbol Argentino en 1946, Colón tardó 18 años en concretar su sueño de ascender a la categoría superior, dejando atrás las notables campañas donde fue principal animador, el segundo título de campeón, el anterior, el Torneo de Honor "Presidente Perón" en 1950, cinco años luciendo la cancha invicta, el inefable goleador José Belermino Canteli. El momento triste y desazón fue el descenso de categoría en 1959 y desde la llegada de Italo Giménez, el rojinegro volvió al principal certamen de ascenso, las victorias consagratorias ante el Santos de Gilmar, Zito, Coutinho y Pelé -bicampeón de clubes del mundo- y el seleccionado argentino, vencedor de la Copa de las Naciones y luego primer ascenso para un equipo de Santa Fe.

 

 

Hace 55 años, bajo la presidencia de Italo Giménez, Ricardo Aráuz y un plantel de alta jerarquía para la principal división de ascenso, Colón llegó por primera vez al círculo superior afista.

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:



Exclusivo El Litoral: El "Pulga" Rodríguez no juega más en Colón -  -
Actualidad Sabalera
Pulga: "En Colón se me fue mi última chance de ser campeón" -  -
Actualidad Sabalera
Alerta vecinos de la Costa: "vaciaron" dos propiedades en los últimos días - La zona de la Costa ofrece descanso y relax, pero también se ve afectada por la inseguridad que azota a Santa Fe -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Coronavirus