https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 30.11.2020 - Última actualización - 5:04
5:00

Campaña Desear

La inclusión también es para los derechos sexuales y reproductivos

Un documento pone de relieve las barreras, tanto físicas como intangibles, para lograr servicios de salud adecuados y entornos accesibles para mujeres con discapacidad. Y presenta propuestas concretas con la consigna que las identifica: "Nada sobre nosotras sin nosotras".

Durante 2019 se realizaron encuentros en las distintas regiones del país. Del trabajo en talleres surgió el documento con que se presenta la campaña. En la foto el grupo de Santa Fe y Entre Ríos que integró Gabriela Bruno. Crédito: GentilezaDurante 2019 se realizaron encuentros en las distintas regiones del país. Del trabajo en talleres surgió el documento con que se presenta la campaña. En la foto el grupo de Santa Fe y Entre Ríos que integró Gabriela Bruno.
Crédito: Gentileza

Durante 2019 se realizaron encuentros en las distintas regiones del país. Del trabajo en talleres surgió el documento con que se presenta la campaña. En la foto el grupo de Santa Fe y Entre Ríos que integró Gabriela Bruno. Crédito: Gentileza



Campaña Desear La inclusión también es para los derechos sexuales y reproductivos Un documento pone de relieve las barreras, tanto físicas como intangibles, para lograr servicios de salud adecuados y entornos accesibles para mujeres con discapacidad. Y presenta propuestas concretas con la consigna que las identifica: "Nada sobre nosotras sin nosotras".

"Cuando vamos a pedir métodos anticonceptivos nos tratan como niñas (?), piensan que no podés entender cómo usar las pastillas". "Tengo una amiga ciega que está embarazada y la obstetra (...) le pregunta todo al novio sobre el cuerpo de ella". "Me estaban poniendo la peridural y me sacaron fotos, porque para el médico yo era un caso extraordinario; no me hicieron firmar nada, no me gustó". "El mostrador de recepción es demasiado alto, está preparado para que las personas estén paradas; las sillas de rueda y las personas de baja talla no llegamos". Estas son apenas algunas de las limitaciones que enfrentan, no que padecen, personas con discapacidad en la vida cotidiana y, en particular, en relación con su salud sexual y reproductiva.

 

Son algunos testimonios y relatos de las 83 mujeres de las regiones NOA, NEA, Centro y Buenos Aires que se reunieron a lo largo de 2019 convocadas por la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (Redi) en el marco del proyecto "DeSeAr". En un documento compartido sintetizan -apenas en algunas páginas- años y décadas de atravesar barreras (físicas, comunicacionales, institucionales, sanitarias) para un acceso pleno a sus derechos.

 

"Esperamos que sirva como diagnóstico y aporte para que las políticas públicas de salud incorporen una mirada ligada al modelo social de la discapacidad", dicen en el texto que suma herramientas para hacer posible esta aspiración y que ya arroja algunos resultados posibles de materializar en 2021. El objetivo es lograr que el nombre del proyecto que las agrupa se haga realidad: "Desear con inclusión. Derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con discapacidad".

 

Por decisión propia

 

Las consignas, claras y precisas, forman parte de spots audiovisuales y radiales que instalan el derecho a la salud sexual y reproductiva con inclusión. Foto: Gentileza

 

"Nada sobre nosotras sin nosotras", es la consigna que mueve al grupo; sin embargo, a la luz de lo que cuentan, una y otra vez resulta avasallada. Como cuando "el médico te hace estudios y decide los métodos anticonceptivos", o cuando a una mujer embarazada le dicen que "sí o sí tiene que ir a cesárea" por su discapacidad motriz, o cuando se hacen "ligaduras compulsivas de trompas".

 

El documento detalla una a una las dificultades para acceder de manera plena a los derechos que son comunes, o deberían serlo, a toda la ciudadanía: métodos anticonceptivos; embarazo y maternidad; interrupción legal del embarazo; consentimiento y confidencialidad, y servicios. En este punto, la falta de camillas y mamógrafos adaptados para personas de baja talla o en sillas de ruedas figuran en la larga lista de obstáculos.

 

Pero la enumeración no termina allí: el desconocimiento ajeno sobre el placer y la atracción sexual propia requirió todo un capítulo: "Se cree que somos asexuales, que somos ángeles de luz. Asexuales es que no sentís deseos, que no sentís atracción por nada..." Y las situaciones vinculadas con violencia sexual también: "En LSA se utilizan distintas señas para expresar 'violación sexual' y 'violación de derechos', pero a veces puede confundirse la persona sorda si la traducción no resulta clara en el contexto".

 

A cada problema, una solución

 

Para colaborar en un cambio de escenario, al diagnóstico siguen propuestas y líneas de trabajo destinadas a modificar una realidad que exige ser conocida y modificada. Entre ellas un curso de formación a equipos de todo el país en el Modelo Social de la Discapacidad; adaptación a lectura fácil, braille, macrotipos y pictogramas, intérprete LSA y audio-descripción. Un ejemplo para aplicar estas técnicas es el de los consentimientos informados.

 

A todo esto se suma la necesidad de estadísticas, registros y diagnósticos de accesibilidad física y comunicacional; evaluar la compra de camillas ginecológicas y mamógrafos accesibles; mostradores aptos para personas que se desplazan en sillas de ruedas, y ubicación de los consultorios de salud sexual y reproductiva en espacios accesibles y adecuados.

 

Cada estrategia tiene un plan y una dimensión geográfica, y los primeros cambios se esperan para 2021;  es decir, aquí nomás, a la vuelta del calendario.

 

Qué es

DeSeAr es una iniciativa conjunta de FUSA AC para la Salud integral con perspectiva de derechos, la Red por los derechos de las personas con discapacidad (Redi) y el Fondo fiduciario de la ONU para eliminar la violencia contra la mujer.

 

Una de cal…

 

Así como el documento abunda en testimonios sobre los prejuicios que se sufren en carne propia, como que "cuando ven que tenés una discapacidad, los médicos siempre te preguntan si tu pareja es una persona con discapacidad y suponen que tu pareja es un varón", hay otras experiencias positivas: "Una obstetra había encontrado el recurso, que en la ecografía le ponía la mano para que escuche las vibraciones del corazón de su bebé. Y esa mujer sorda pudo tener esa oportunidad, que no la tenemos muchas porque no se les ocurre".

 

"En primera persona" (*)

 

"Las mujeres con discapacidad no somos seres sufrientes o a rehabilitar. Por el contrario, muchas estamos muy felices de quienes somos y cómo somos. Por eso nos organizamos y queremos hablar desde nuestra propia voz y nuestras experiencias de mujeres con discapacidad y que éstas ya no sean contadas por otros u otras.

 

"Hablamos nosotras en primera persona y venimos a decir que somos dueñas y soberanas de nuestros cuerpos que tal vez rompen con los cánones o los estereotipos normatizados. Pero eso no quiere decir que no nos sintamos bellas y no vivamos con suma felicidad estar en el mundo. Queremos contarle al mundo que somos dignas de elegir nuestros propios proyectos de vida. Y que estas reivindicaciones son posibles en esta interseccionalidad con el movimiento feminista".

 

(*) Gabriela Bruno, integrante de Desear con Inclusión y subdirectora de Accesibilidad y Derechos para las Personas con Discapacidad de la Municipalidad de Santa Fe.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Nancy Balza


Temas:



Exclusivo El Litoral: El "Pulga" Rodríguez no juega más en Colón -  -
Actualidad Sabalera
La provincia de Santa Fe reportó 29 muertes y 953 casos, 125 de la ciudad -  -
Salud
Coronavirus en Argentina: confirmaron 182 fallecidos y 10.843 nuevos contagios -  -
Desde el 8 de febrero, el colectivo en Santa Fe costará $ 42,35 -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Coronavirus