https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 15.12.2020 - Última actualización - 15:40
5:00

Entrevista al intendente Emilio Jatón, a un año de asumir el cargo

Jatón: "Hemos sobrepasado una herencia que nos dejó en el piso"

Fue su primera experiencia al frente de un cargo ejecutivo. Debió atravesar la pandemia y graves problemas financieros "heredados". Cómo piensa la ciudad quien la conduce. Y qué pretende realizar durante los próximos tres años de su mandato.

La pandemia, y la caída de recursos que ocasionó, lo obligaron a recalcular: La pandemia, y la caída de recursos que ocasionó, lo obligaron a recalcular: "Va a ralentizar mucho nuestra agenda de gobierno, pero no la vamos a suspender, porque el objetivo es claro y la falta de fondos no será un impedimento", dijo.
Crédito: Flavio Raina

La pandemia, y la caída de recursos que ocasionó, lo obligaron a recalcular: "Va a ralentizar mucho nuestra agenda de gobierno, pero no la vamos a suspender, porque el objetivo es claro y la falta de fondos no será un impedimento", dijo. Crédito: Flavio Raina



Entrevista al intendente Emilio Jatón, a un año de asumir el cargo Jatón: "Hemos sobrepasado una herencia que nos dejó en el piso" Fue su primera experiencia al frente de un cargo ejecutivo. Debió atravesar la pandemia y graves problemas financieros "heredados". Cómo piensa la ciudad quien la conduce. Y qué pretende realizar durante los próximos tres años de su mandato. Fue su primera experiencia al frente de un cargo ejecutivo. Debió atravesar la pandemia y graves problemas financieros "heredados". Cómo piensa la ciudad quien la conduce. Y qué pretende realizar durante los próximos tres años de su mandato.

-Intendente Emilio Jatón, ¿cuál es su balance del año que termina?

 

-Es un año complejo, en todo sentido. Hemos aprendido muchas cosas. La meta era ordenar el Municipio, que era lo que apenas llegamos nos dimos cuenta que había que hacer. Pero de golpe cambió todo y desapareció la realidad, por lo que tuvimos que armar otra. Entonces hoy seguimos padeciendo el año covid y la mala administración anterior. Hubo que redireccionar estrategias en términos de vínculos con lo privado, en acción social y ciudadana. Lo que nos deja esta época es que todos los problemas que se nos fueron presentando los convertimos en aprendizaje y el camino fue mucho más corto para llegar a la solución. Empezamos a conducir el Municipio de otra manera porque cuando asumimos encontramos una ausencia institucional en todo sentido, edilicia y humanamente; con un uso político discrecional de los espacios, sin planificación, había un fuerte desprecio por el patrimonio de la ciudad y los edificios municipales, el Palacio, los distritos, el Museo Sor Josefa (Díaz y Clucellas) se llovía y afectaba al patrimonio que hay adentro, el Predio Ferial, el Mercado Progreso o el Cementerio. Tuvimos que trabajar muchísimo para cambiar ese desprecio y recién hoy lo estamos modificando.

 

A la vez, comenzamos nuestro plan de gobierno, con proyectos de financiamiento nacional e internacional que tuvieron resultado positivo, pusimos en marcha obras muy importantes, como las de Centenario, Villa Hipódromo y Pompeya, donde le estamos cambiando la vida a la gente; más las obras de municipalismo táctico, como el bacheo, y la reparación de 170 vehículos. Tenemos plazas en marcha y más de 300 calles ripiadas. Se hizo muchísima obra pública y quizá no lo comunicamos adecuadamente; el resultado lo vamos a empezar a ver muy pronto.

 

-Al dar la vuelta de página de este 2020, usted hace mucho hincapié en la herencia recibida al afrontar su primer año de gestión...

 

No es que hemos recibido una ciudad con déficit, hemos recibido una ciudad con un fuerte desprecio sobre el patrimonio, que focalizó todo en un lugar y en el 70 por ciento restante hubo ausencia. Eso nos contó mucho tiempo, esfuerzo y dinero. Además hubo una ausencia institucional del Estado en todo sentido, y excede ampliamente a los $ 1.800 millones de deuda heredada. No es una cuestión menor. Formó parte de este reacomodamiento del año. Por eso digo que nosotros gestionamos y no hacemos política por Twitter. Eso forma parte de las miserias políticas. El Promeba de Santa Rosa de Lima está abandonado, estallado. Tardamos cuatro meses restaurando una conexión de gas que dejaron flotando en el agua en la remodelación de avenida Freyre y puso en riesgo a toda la ciudad. Eso es mucho tiempo. En Barranquitas tuvimos que hacer charlas de convivencia porque habían entregado las casas a bandas, sin agua ni luz. Y todavía seguimos en tratativas con el gobierno nacional para continuar el desagüe Espora. Entonces, no fue sólo el déficit que nos dejaron, sino también una ausencia institucional. Pagamos muy caro que el Estado municipal haya desaparecido siete meses. Pagamos caro el alumbrado público, el servicio de recolección de residuos y los espacios verdes. Fue un tiempo muy difícil. No lloro por la herencia, estoy contando que nos llevó mucho tiempo solucionarlo. Hoy la situación es distinta, por ello tengo muchas expectativas con el año próximo, en el que pondremos en marcha nuestra agenda de trabajo.

 

-Muchas obras en la ciudad dependen de fondos provinciales y nacionales, que hoy son gobernados por el Justicialismo, ¿cómo fue esa relación política?

 

-Fue una buena relación, a tal punto que hoy mucho de lo que elaboramos como proyecto de financiamiento dio resultados positivos. Hay que resaltar el consenso político logrado este año. Creo que fue una de las cuestiones positivas. Creo que la pandemia ayudó pero además los tres Estados hicimos una lectura política de la necesidad que tiene hoy Argentina y supimos entender que el consenso es el camino. El hecho de que me haya sentado con el presidente (Alberto Fernández) en la Quinta de Olivos, siendo de otro color político, fue muy importante. Pude contarle en charlas abiertas lo que pasa en la ciudad y pedirle apertura en cuanto a las obras necesarias.

 

-¿Intenta esquivar las mezquindades políticas y peleas baratas?

 

-No las esquivo, no forman parte de mi vida política ni las comprendo. Para mí no existen. Yo tengo que gobernar para los santafesinos, no para el Frente Progresista; tengo que gobernar para la ciudad, no para un color político. Coincido con usted en que son mezquindades y no me canso de demostrar que hay otra forma de conducir lo público. Debo gobernar para todos y sin distinciones. Hay ideologías que no tienen que ver con la política sino con la vida. Para mí el otro está en un lugar importante. Esa condición humana es la que llevo a la política.

 

Jura. Hace un año atrás, el periodista asumía la responsabilidad de conducir el destino de la ciudad fundada por Juan de Garay. Foto: Guillermo Di Salvatore

 

-Tras asumir ordenó que se realice una auditoría financiera del Municipio y detectó una gran deuda heredada. Luego sufrió el impacto de la pandemia y además debió subsidiar a varios sectores. ¿Cómo están hoy las finanzas?

 

 

-Empezamos el año con una deuda superior a los $ 1.800 millones, a lo que se sumó la falta de servicios, problemas con proveedores. Había un vacío y pagamos caro en la ciudad la desaparición del Estado Municipal durante siete meses, y todavía lo seguimos pagando. Pudimos reducir la deuda flotante en un 76 por ciento, en base a la austeridad y manejo de la cosa pública, pese a que hemos percibido un 77 por ciento menos de los recursos presupuestados. Fueron $ 3.700 millones menos de lo previsto como recaudación, de los cuales $ 1.600 eran recaudación propia, y no ingresaron porque no se pagaron impuestos, mientras que el resto era provincial y nacional.

 

-¿Esta caída de recaudación impedirá realizar alguna obra pública prevista?

 

-Claro que tiene un impacto, va a ralentizar mucho nuestra agenda de gobierno, pero no la vamos a suspender, porque el objetivo es claro y la falta de fondos no será un impedimento. Los buscaremos en la Nación y en organismos internacionales, o nos endeudaremos, ya que el presupuesto nos permite hacerlo en unos $ 150 millones.

 

-Muchas veces las gestiones se recuerdan por alguna obra emblemática, ¿cuál será la suya?

 

-No hay una obra en particular. Tenemos Plan Integrar, que abarca gran parte de la ciudad. Cada problema requiere un enfoque específico. No tenemos una obra en particular, no utilizamos las mismas estrategias para abordar los problemas de los barrios que de la zona céntrica. Sabemos que hay un olvido, desaparición y desprecio por parte del Estado con una parte de la ciudad: el noreste. Allí ponemos nuestro esfuerzo. Esta semana, por ejemplo, estamos licitando una plaza en Cabal y otra en Los Troncos. Esta semana iniciamos lo que denominamos Estaciones, son 17 en toda la ciudad, y en cada una se va a hacer política de cohesión con la gente y la vamos a acompañar. Esta será nuestra gran obra.

 

Por otra parte, estamos configurando un mapa totalmente distinto del oeste de la ciudad. Empezamos con obras en barrio Centenario, continuamos en Boca del Tigre, presentamos un plan para la Estación Mitre y continuaremos en el Camino Viejo a Esperanza. Eso será un nuevo frente urbano de la ciudad y también será una obra emblemática.

 

-¿Qué piensa hacer para reconvertir la Terminal de Ómnibus?, que demanda una restauración edilicia y del entorno...

 

-Este año iba a ser sustentable e íbamos a destinar gran parte de los recursos municipales. Comenzaremos las conversaciones con el gobierno provincial para lograr la transferencia definitiva al Municipio (hoy existe un comodato), porque se precisa una gran inversión y el comodato es muy corto. Mientras tanto, le daremos vida y la mantendremos.

 

-Otro problema es el transporte público, ¿cómo piensa hacer sustentable el subsistema de colectivos urbanos?

 

-Creo que habrá cambios en la movilidad urbana, ya los hay. Hemos pasado de 170 mil pasajeros diarios, entre ida y vuelta, a 30 mil. Eso produjo un desfasaje económico en las empresas. Hemos brindado ayuda, pero hay que pensar en un nuevo sistema multimodal de transporte, con menos líneas, más frecuencias y más pasajeros. Hay que reordenarlo. Hoy estamos en conversaciones con los empresarios y trabajamos con especialistas de la UTN Santa Fe, porque creemos que vamos hacia un nuevo sistema de transporte urbano. Tenemos que provocar cambios en la movilidad urbana sí o sí en 2021.

 

-Días atrás anunció que habrá una reestructuración de su gabinete, ¿qué cambios piensa implementar?

 

-No habrá cambios de secretarios, por lo que no se van a notar. Lo que cambiamos son los equipos. Ya lo estamos haciendo, pero no en el nivel de secretarios. Ya hubo cambios de directores y subdirectores en secretarías clave. Estamos ajustando mucho los servicios públicos. Hay personas que hoy están en otras funciones, y otras que han accedido a cargos. Los cambios no pasan por los secretarios sino por las estructuras. Cada secretario armó su equipo y después de un año vimos lo que había que ajustar.

 

-El próximo es un año electoral, ¿cuál será su papel en el mapa político?

 

-Estamos enfocados en la gestión. Esa es la clave: gestionar servicios. Lo político pasa a segundo plano, no veo que haya que poner fuerzas allí.

 

-¿Cuál es su mensaje para los santafesinos para el año entrante?, que será todavía con pandemia y, en consecuencia, muy difícil para todos los hogares.

 

-El desafío hacia la gente es gestionar, para brindar la mayor calidad de hábitat a la población, trabajar en los barrios para brindar protección social y tratar de conseguir más recursos, porque será un año difícil. Si logramos esa mayor calidad del hábitat y del espacio público, seguramente reduciremos la violencia urbana, que es uno de los mayores problemas. Será un año en el que tenemos mucho más clara la situación y hemos sobrepasado una herencia que nos dejó en el piso. Seguiremos trabajando en silencio para la ciudad, fortaleciendo la relación con la gente, sin confrontar desde Twitter.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Nicolás Loyarte


Temas:



Confirmaron la presencia de las variantes del Reino Unido, Manaos y Río: algunas muestras fueron en Santa Fe -  -
Salud
Covid en Santa Fe: la provincia informó 10 fallecidos y 499 nuevos contagios -  -
Salud
Argentina reportó 262 muertes y 7.855 nuevos casos de coronavirus -  -
Alerta meteorológico por tormentas para Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Coronavirus