https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 05.01.2021 - Última actualización - 10:27
10:25

Por Alejandro A. Damianovich

A 190 años del Pacto Federal que sentó las bases de la República

Párrafos finales del Pacto Federal. Se destacan las firmas de los delegados Cullen, Crespo y Roxas y Patrón, diputados por Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. Crédito: GentilezaPárrafos finales del Pacto Federal. Se destacan las firmas de los delegados Cullen, Crespo y Roxas y Patrón, diputados por Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires.
Crédito: Gentileza

Párrafos finales del Pacto Federal. Se destacan las firmas de los delegados Cullen, Crespo y Roxas y Patrón, diputados por Santa Fe, Entre Ríos y Buenos Aires. Crédito: Gentileza



Por Alejandro A. Damianovich A 190 años del Pacto Federal que sentó las bases de la República Rosas definió a este acuerdo como "la base y fundamento de la Confederación Argentina, y que si alguna vez llega a faltar, quedará la República sepultada en el profundo caos de la más espantosa anarquía".

A partir de 1835, tanto Rosas como López dispusieron que la correspondencia y papelería oficial se fechara anotando los años transcurridos desde 1810, 1816 y 1831. Se reconocía la relevancia de esas tres fechas, consagradas como hitos de la argentinidad y asociadas a los principios de libertad, independencia y confederación. Tal era la importancia que se concedía al Pacto Federal suscripto en Santa Fe por el gobierno de esta provincia y los de Buenos Aires y Entre Ríos el 4 de enero de 1831. En Carta a Felipe Ibarra de 1839, Rosas definió a este acuerdo como "la base y fundamento de la Confederación Argentina, y que si alguna vez llega a faltar, quedará la República sepultada en el profundo caos de la más espantosa anarquía".

 

Considerada a la distancia, parece justificada la equiparación de ese día, del que ya pasaron 190 años, a las otras dos fechas fundacionales del país. Lo es porque la Confederación Argentina estuvo asentada, hasta el dictado de la Constitución Nacional de 1853, en las disposiciones inicialmente firmadas por estas tres provincias y luego aceptadas por todas las demás. A partir de este tratado de 1831, más allá de que las guerras civiles no cesaron, se puso fin a la dispersión de los pueblos consecuente de la gran crisis de 1820, y quedaron consignados los mecanismos que se aplicarían cuando se acordara reunir un Congreso que organizara definitivamente un Estado Nacional. Así se acordó en 1852, cuando se reunieron los gobernadores en San Nicolás después de la caída de Rosas, quien había argumentando que era necesaria una larga convivencia entre las provincias para crear las condiciones propicias para el dictado de una Constitución Nacional.

 

El pacto y su contexto político

 

Al finalizar la guerra con Brasil en 1828, la figura de Estanislao López había alcanzado ya la estatura política que lo hacía sobresalir entre los gobernantes de entonces y era Santa Fe un centro de toma de decisiones nacionales. Con diez años en el poder se convirtió en el principal referente luego del fusilamiento de Dorrego en diciembre de 1828 y del derrocamiento de Bustos en Córdoba al año siguiente. Ante él, investido como Comandante en Jefe de las Provincias Federales por la Convención Nacional que sesionaba aquí, se presentaron Juan Manuel de Rosas, Juan Bautista Bustos y Felipe Ibarra, y quedaron bajo sus órdenes Juan Facundo Quiroga y los generales Balcarce y Pacheco, jefes del ejército porteño.

 

Entre las dos campañas que dirigió, contra Buenos Aires en 1829 y contra Córdoba en 1831, se había firmado en Santa Fe el Pacto Federal del 4 de enero del mismo año como una forma de responder al tratado de Córdoba firmado por las nueve provincias del interior que conformaron la Liga Unitaria.

 

Más allá de conformar una alianza militar, y de contar con disposiciones relativas a la convivencia inmediata, las ideas de López están reflejadas en su texto: una Comisión Representativa de las provincias firmantes sesionaría en Santa Fe y, una vez pacificado el país, convocaría a un Congreso general federativo para arreglar la administración general, bajo el sistema federal, su comercio interior y exterior, su navegación, el cobro y distribución de las rentas generales, y el pago de la deuda de la República (artículos 15º y 16º).

 

La futura organización nacional tendría que armonizar "la seguridad y engrandecimiento de la República, su crédito interior y exterior", con "la soberanía, libertad e independencia de cada una de las provincias", de donde se desprende que el ideal de federalismo de los caudillos distaba bastante del que, siguiendo las ideas de Alberdi, se impuso en la Constitución de 1853, donde las provincias se reservan un grado acotado de autonomía frente a un Estado Nacional de amplias facultades.

 

Consagración del provisoriato hasta 1853

 

Desarticulada la liga de nueve provincias que respondían al General Paz y suscripto en Pacto Federal por todas, López creyó llegado el momento de que la Comisión Representativa, compuesta por un diputado por provincia, convocara al Congreso General. Pero fue allí donde su proyecto constitucionalista chocó con la postura de Rosas.

 

Buenos Aires, ahora gobernada por un federal, retaceaba el apoyo a la Comisión Representativa y presionaba para disolverla. En una reunión sostenida en Rosario, Rosas expresó a López su opinión sobre lo inoportuno del Congreso y la conveniencia de disolver la Comisión, lo que produjo profundo estupor en el santafesino, según confidencia epistolar hecha a Quiroga, que terciaba en la velada puja de poder entre los caudillos.

 

Lejos de confrontar Rosas con López, cuyas fuertes expresiones conoció cuando Quiroga le envió la carta del santafesino, cedió en parte: mantendría un diputado en la Comisión Representativa pero no apoyaría la convocatoria a un Congreso. López a su vez, accedió a postergarla por dos años, plazo que se prolongaría luego sin solución de continuidad.

 

Sin el apoyo de Rosas y con la hostilidad de Quiroga, el proyecto constitucional de López y Ferré, quedaba relegado por un recurrente provisoriato. Sin la aplicación de los artículos 15º y 16º del Pacto, las provincias continuaban siendo estados independientes ligados en Confederación por una alianza ofensiva y defensiva, que no era definitiva ni creaba la figura jurídica del estado nacional. Las provincias podían apartarse, como lo harían Entre Ríos y Corrientes en 1851 y Buenos Aires al año siguiente.

 

Rosas, tras el fallecimiento de Quiroga y López, abusaría de su condición de representante ante el extranjero del conjunto de las provincias, constituyéndose en lo que no era: una autoridad nacional. Sin embargo, su férrea conducción, su apertura económica mediante la Ley de Aduanas de 1835, y su enérgica política exterior, contribuyeron a consolidar los vínculos nacionales a lo largo de veinte años complicados por alzamientos internos y ataques extranjeros.

 

Pero al final se impondría el federalismo tras el pronunciamiento de Urquiza y Caseros. Se declararía la plena vigencia del Pacto Federal en la reunión de gobernadores de San Nicolás, y se dictaría la Constitución Nacional el 1º de mayo de 1853 en el Congreso previsto en el artículo 16º del documento suscripto, también en Santa Fe, aquel 4 de enero de 1831.

 

En Carta a Felipe Ibarra de 1839, Rosas definió a este acuerdo como "la base y fundamento de la Confederación Argentina, y que si alguna vez llega a faltar, quedará la República sepultada en el profundo caos de la más espantosa anarquía".

Más allá de que las guerras civiles no cesaron, se puso fin a la dispersión de los pueblos consecuente de la gran crisis de 1820, y quedaron consignados los mecanismos que se aplicarían cuando se reuniera un Congreso que organizara un Estado Nacional.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:



Nación anunció que no habrá más ATP ni IFE -  -
Economía
Las cabañas de la costa con ocupación del 100% -  -
Área Metropolitana
El río Paraná crece de forma sostenida y en febrero llegaría a los dos metros - El repunte del caudal en Santa Fe tranquiliza a quienes deben navegar el río en barcos de gran calado.  -
Se extiende el congelamiento de alquileres hasta el 31 de marzo -  -
#Temas de HOY: Rosario  Entre Ríos  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Joe Biden  Coronavirus