https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 13.01.2021 - Última actualización - 9:02
7:37

José "Meibel" Giuranacci

Un Perfecto Combo instrumental

El músico santafesino lanzó un EP con dos cumbias y un bolero "cantados" con sus guitarras, mientras prepara un álbum con cantantes invitados. De todo eso, y de su bagaje musical, habló con El Litoral.


Subtropical: de la mano de su proyecto El Bolerazo, Meibel comenzó a descubrir los colores del bolero y la cumbia de Perú y Bolivia, una música latina menos difundida. Foto: Gentileza Paula Pochettino
+1





José "Meibel" Giuranacci Un Perfecto Combo instrumental El músico santafesino lanzó un EP con dos cumbias y un bolero "cantados" con sus guitarras, mientras prepara un álbum con cantantes invitados. De todo eso, y de su bagaje musical, habló con El Litoral. El músico santafesino lanzó un EP con dos cumbias y un bolero "cantados" con sus guitarras, mientras prepara un álbum con cantantes invitados. De todo eso, y de su bagaje musical, habló con El Litoral.

 

El 27 de diciembre pasado el músico santafesino José "Meibel" Giuranacci lanzó el EP digital de Meibel y Perfecto Combo; el mismo está integrado por dos cumbias ("Cumbia fina" y "Pardo") y un "bolero cha" ("Bolero explosión"), tres creaciones instrumentales, "psicodélicas, sugestivas", según su creador.

 

El Combo está integrado por Juanjo Casals (Sig Ragga) en bajos y edición Pro Tools, Juampi Francisconi (Mimi Maura/La Bomba de Tiempo) en percusión y Mati Lemos como invitado en el piano de "Bolero explosión", además de Meibel en todas las guitarras, slide, programación de loops y producción. El mastering estuvo a cargo de Lucas Gómez, y Paula Pochettino se encargó del diseño y la realización visual de los videos: YouTube es la única plataforma donde se aloja el material, mientras que las músicas estarán disponibles al público para su descarga en www.meibel.com.ar.

 

 

 

 

Al respecto dice el guitarrista: "Ahora son todos músicos independientes pero ponen la música en Spotify u otras plataformas. Por ahora no lo puse en ninguna: todo se descarga desde mi página. Es gratuito, con opción a alguna colaboración. De hecho estoy sorprendido, porque hubo mucha gente que puso guita. Mi independencia o mi pequeña revolución por ahora es no ponerla en esas redes: ver cómo lo puedo mover de manera independiente".

 

Y agrega: "Las plataformas son un mar donde tirás las cosas, y nosotros que no tenemos guita para ponerles a las plataformas, se pierde en un mundo de música. Así que prefiero hacer un laburo de hormiga, mandar uno por uno a los contactos, y después a las radios de acá y de afuera. Hice un montón de notas, y voy tocando gente que conozco. Como era antes, cuando íbamos a repartir volantes en la Peatonal".

 

 

Mirar atrás

 

-Grabaste dos cumbias y un "bolero cha", instrumentales. ¿Cómo salió esta línea de trabajo?

 

-Empieza todo cuando hago El Bolerazo, rescatando el bolero más under. Todo nació cuando fui a ver a la banda chilena Chico Trujillo a Buenos Aires; después fui a Rosario a ver Bloque Depresivo, la "banda B" que tienen ellos, que hace boleros. Rescataban un bolero chileno, peruano, boliviano, que no conocía; y unas cumbias raras.

 

Cuando armo El Bolerazo rescato eso; entre medio escucho un disco de Los Lamas, viejo, un grandes éxitos. Encuentro un bolero peruano que hacían en cumbia, y flasheé con el guitarrista: no sé cómo se llama, leí que le decían Momocho. Es un Mark Knopfler de acá. Me puse a sacar el tema y quedé de cara, porque es muy difícil: todas las líneas que lleva el tipo atrás.

 

Ahí dije "vamos a ver cómo es esta cumbia santafesina con guitarra, de fines de los 70", y me encantó. El de Los Lamas me gustó más que (Juan Carlos) Denis, que también es muy bueno. Después empecé a investigar y decantó en esto; con esta cosa que me gusta de la música surf y todo eso, tiene algo de ese sonido.

 

-Está ese color a lo Dick Dale. Los guitarristas de cumbia andina tenían esas guitarras surf, era muy guitarrística ya en los 60, antes de llegar a Santa Fe.

 

-En un documental sobre cumbia santafesina ellos nombran de dónde sacaron cosas: Denis escuchaba a Los Shadows, mandó a pedir una guitarra Fender y un equipo Fender valvular porque quería ese audio. Los surferos no usan un pedal, a lo sumo un tanque de reverb que hacía Fender antes, como un cabezal.

 

Descubrí cosas como el Trío Rubí, cosas muy viejas colombianas y peruanas, y empecé. Podía tocar casi todo, hay algunas cosas complejas en la cumbia, que está buenísima.

 

-Vos tocabas boleros de Lucha Reyes, son de la misma zona. Una música latina negada, porque lo latino empieza más arriba.

 

-Perú es un delirio musical, si mirás para atrás. Ni Santana hubiera existido si Perú hubiese tenido fuerza publicitaria. Buenos guitarristas, buenas composiciones. Ahora la mejor comida del mundo es peruana; bueno, para mí en los 60 era la mejor música. Lástima que no había prensa de eso. Lucha Reyes era el Perú negro, más under todavía.

 

 

 

 

Gestación

 

-¿Cómo es el proceso de componer y arreglar un tema instrumental?

 

-Lo más raro de todo este es que si escuchás bien los temas hay slide, que en la cumbia no hay. Lo usé en algunas partes imitando una sección de vientos, pero los hice con cinco guitarras superpuestas.

 

Las tres están en el mismo tono, sol menor. En "Cumbia fina" son cuatro riffs que se repiten, y un motivo en el medio que es una especie de parte B. En las otras ya son canciones como si fuesen cantadas: tienen una armonía, una melodía, como era originalmente la música surf: como agarrar un tema y en vez de cantarlo tocar la melodía con la guitarra.

 

-¿Cómo fue ponerse a grabar en este tiempo, donde es más difícil juntarse con los músicos y demás?

 

-Estaba grabando, había empezado con Srta. Miraflores, que se derrumbó. Había grabado en Buenos Aires con Juanjo y con Juanma Ramírez, el baterista formoseño de Guauchos. Tenía diez temas que eran míos; ese era una especie de homenaje a Leonardo Favio. Ahora le saqué la voz de la Negra (Lorena Niere) y lo va a cantar Julieta Laso. Lo va a poder grabar en marzo, porque ella está en Salta, es la pareja de (Lucrecia) Martel. Vino, hizo un (Centro Cultural) Kirchner, no teníamos tiempo, así que quedamos para marzo.

 

También grabé un tema con el Negro (Rodrigo) González. Es un paralelo de canciones mías que va a salir en 2021 si todo sale bien, con todos artistas invitados: algunos con los que toqué en mi vida y otros que son como Julieta, que la conocí cuando vino a tocar.

 

En medio de todo eso, como se estaba dilatando la historia (y porque aquello era una producción más grande), yo tenía algunas bases y Martín Zaragozi me prestó una placa. Nunca me había grabado: soy medio de la vieja escuela, escribo la música. Y flasheé: empecé a armar, bajé unos loops de cumbia andina, peruana, y empecé a laburar.

 

Después me junté con Juanjo Casals con las cosas y él me ordenó las ideas: me hizo grabar de nuevo unas violas. Yo había grabado los bajos, me dijo: "Esto no groovea bien". El bajista es bajista, el guitarrista toca el bajo como la guitarra. Entonces le clavó unos bajos que están buenísimos.

Invité a hacer unas percusiones a Juampi Francisconi, que es un amigo: toqué con él en Buenos Aires cuando él llegó desde Gualeguay, ahora toca en La Bomba de Tiempo y es baterista de Mimi Maura.

 

 

Coequipers

 

-Con Juanjo estás laburando otros proyectos, hay un vínculo artístico.

 

-Sí, ahora sí, en el proyecto con los cantantes invitados las composiciones son mías pero parte de los arreglos son de él: hay una especie de dirección artística que está buena. Tiene un viaje que está muy bueno, yo soy más crudo, muy guitarrístico. Mete teclados, ahora hay un tema que tiene arpa.

 

-Tiene eso de los Sig Ragga, que siempre están buscando una fusión nueva.

 

-Él me sugería en las cumbias: "Meté slide, mucho". En el tema que canta el Negro González hizo una base de ukelele que no parece ukelele: suena a cuerdas, pero está pichicateado de una manera que parece un tecladito.

 

-¿Cómo arrancó el vínculo?

 

-Yo no había visto nunca Sig Ragga (estoy hablando de hace unos años atrás), y Juanjo vino a tomar unas clases conmigo. Me trae de regalo el CD "Aquelarre". Lo escuché y quedé impresionado, no tenía idea, pensé que eran una banda "común". Le dije que no le iba a cobrar las clases. Me invitó a un show, los vi en vivo y quedé de cara: creo que fue atrás del Marconetti, al aire libre.

 

Al tiempo se muda cerca de casa y en el cumpleaños de un amigo le dije "te tengo que mostrar un tema". Se lo mostré ahí mismo, con una guitarra criolla, medio chupado, le dije "quiero grabarlo, ayudame". Así empezó, nada extraño.

 

-¿Juampi grabó a distancia?

 

-Sí, le mandé el tema separado en canales de Pro Tools; agregó platos, bongó, congas, güiro, también en canales separados. Juanjo se encargó de la magia de la edición. El Juanma Ramírez también: tiene un estudio en Formosa, le mandamos las pistas y mandó la base separada. Ya grabé con ellos en tres temas.

 

-Lo sumaste a Mati Lemos en el piano de "Bolero explosión".

 

-Juanjo le dijo a Mati que meta un piano, ni siquiera hablé con él.

 

 

 

 

Formato vivo

 

-Ese proyecto con invitados saldrá como “Meibel and friends”...

 

-Esa es la parte más complicada, no sé cómo va a ser el nombre. Todos son cantantes invitados: algunos más importantes que estoy esperando que me contesten, otros animarme a pedírselo (risas). De acá, el otro día hablé con el Tavo Angelini: tengo un tema que se llama “Vaquero”, que tiene una parte lírica al final, quiero que lo cante él. Pero está todo complicado con lo de la pandemia.

 

-¿Está la idea de que este Perfecto Combo tropical instrumental siga?

 

-Sí, porque lo largué y tuvo un feedback positivo. Estoy mandando a algunos sellos y radios de afuera. El desafío ahora es tocarlo en vivo, porque necesito un par de percusionistas picantes. Ahí estoy viendo qué gente puede ser: no quiero más una banda de seis personas, no quiero más cantante perteneciente a la banda. Si Juampi tiene tiempo y puede tocar él, buenísimo. Es muy divertido tocar esto, interesante a nivel guitarra; pero quiero armar algo chiquito que suene grande: lo más difícil.

 

-El desafío es llevarlo al vivo sin que sea una gitanería y que se pueda reproducir. Porque podés hacer “la presentación”, vienen todos los invitados, pero después es un azar.

 

-Lo que Juanjo me sugiere es empezar a usar pistas; me dice: “Todos usan pistas: los Decadentes, los Kuryaki tienen todo doblado en Pro Tools”; por eso suena tan grande. Lo que sí necesito orgánico es un buen percusionista, que toque todo, y un bajista que groovee. Tengo ideas de quiénes pueden ser: nunca toqué con ellos, pero los buscaré.

 

-En la presentación le agradecías a Juampi ponerle organicidad a los loops.

 

-Humanizar los loops. Él graba mucho, ahora estaba graban el disco del trompetista de Miss Bolivia, es un sesionista importante; tocó con Adriana Varela, con muchos. Le comenté que era un gusto personal, que no estaba grabado en Romaphonic (grabado con calidad igual). Le dije que a esos loops que había buscado, armado, robado yo, me los humanice. “Voy a ver qué le puedo poner que sea natural”: lo entendió perfecto, es muy músico. Tenía un cuarteto con él en Buenos Aires, Uma, con Raquel Cané e Ignacio Montoya, que entonces era Ignacio Hurban.

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Ignacio Andrés Amarillo


Temas:



Así está el "Brigadier" a horas del clásico -  -
Deportes
Sumate a la tribuna virtual en la transmisión del clásico santafesino - Imagen ilustrativa. -
Deportes
Juncos, sauces y alisos, son los nuevos habitantes del ¿río? Setúbal - 26.04.21. Así se ve ahora la laguna, con la nueva vegetación que crece de forma acelerada en sus márgenes. -
Alberto Fernández se reunió con el presidente de Portugal para reforzar su estrategia frente al FMI -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Miguel Lifschitz  Clásico Santafesino