https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 18.01.2021 - Última actualización - 22:32
22:28

Paleontología

Los lobos gigantes existieron, pero no se parecían a los de Game of Thrones

El animal prehistórico conocido como lobo gigante y que se ha hecho célebre por su aparición en la serie "Juego de Tronos", en la realidad era muy diferente a su imagen televisiva. Además, no tiene una relación tan cercana a lobos grises como se pensaba antes.

 Crédito: AFP
Crédito: AFP

Crédito: AFP



Paleontología Los lobos gigantes existieron, pero no se parecían a los de Game of Thrones El animal prehistórico conocido como lobo gigante y que se ha hecho célebre por su aparición en la serie "Juego de Tronos", en la realidad era muy diferente a su imagen televisiva. Además, no tiene una relación tan cercana a lobos grises como se pensaba antes. El animal prehistórico conocido como lobo gigante y que se ha hecho célebre por su aparición en la serie "Juego de Tronos", en la realidad era muy diferente a su imagen televisiva. Además, no tiene una relación tan cercana a lobos grises como se pensaba antes.

Los lobos gigantes —o terribles—, cuyo nombre en latin es canis dirus, merodeaban las Américas hasta hace unos 12.000 años. En la popular serie Game of Thrones, fueron retratados de una forma razonablemente precisa de acuerdo a lo que se conocía entonces sobre la especie. Eran el símbolo de la casa Stark que habitaba en las frías tierras del norte del mítico mundo Westeros creado por George R.R. Martin.

 

En la vida real, sin embargo, los lobos prehistóricos no estaban estrechamente relacionados con los lobos modernos, según un estudio publicado en la revista Nature. Tampoco estaban bien equipados para el frío. 

 

"No creo que a un lobo gigante le hubiera entusiasmado vivir en el Winterfell helado", opina Angela Perri, zooarqueóloga de la Universidad de Durham en el Reino Unido y autora principal del estudio, citada por NBC News. Winterfell es el castillo ancestral de los Stark.

 

Los científicos habían asumido que los lobos terribles se cruzaban con los lobos grises y otras especies relacionadas, como la mayoría de las especies de este tipo incluyendo coyotes, chacales y perros domésticos. Pero el nuevo estudio revela que los lobos feroces pertenecían a un antiguo linaje tan diferente de otros cánidos que no se cruzaron.

 

 

 

Por esta razón, los lobos podrían haber sido incapaces de adquirir rasgos que les ayudaran a sobrevivir en entornos rápidamente cambiantes al final de la última Edad de Hielo, y fue por eso que se extinguieron, creen los científicos. Otras razones para su desaparición podrían ser la extinción de muchas de sus presas, como los caballos, camellos y mamuts. O podría ser que los lobos gigantes fueron víctimas de enfermedades traídas por otras especies de lobos y coyotes que habían evolucionado en Eurasia.

 

 

En la vida real, estos animales podrían haber tenido pelajes cortos adecuados al clima cálido, en lugar del grueso pelaje retratado en la serie de televisión. Sus fósiles fueron encontrados en numerosos sitios de América del Norte y del Sur, principalmente en tierras bajas y en climas cálidos.  Perri y sus colegas pasaron años recogiendo muestras potenciales del ADN antiguo de fósiles desde unos 150 sitios arqueológicos. El estudio más reciente utilizó el ADN antiguo recuperado de los dientes y los huesos de las orejas de cinco de los fósiles.

 

Al comparar el ADN antiguo con el material genético de otros cánidos, encontraron que el pariente vivo más cercano del lobo terrible era el chacal africano, que se separó hace unos 5,1 millones de años, mientras que los lobos vivos más cercanos se separaron hace unos 5,7 millones de años. "Eso es mucho más tiempo de lo que habíamos pensado", dijo Laurent Frantz, un profesor de paleogenética de la Universidad Ludwig Maximilian en Munich (Alemania) y coautor del estudio, citado por el medio estadounidense. 

 

Es probable que los antepasados de los lobos terribles ocuparan las Américas antes de la última Edad de Hielo, y que estos animales evolucionaran solos durante millones de años mientras que el lobo gris (canis lupus) evolucionó en Eurasia y emigró a las Américas hace relativamente poco tiempo, tal vez en los últimos 50.000 años, cree Frantz. Aún así, es probable que los lobos salvajes fueran un animal de manada como los lobos grises y no depredadores solitarios como los zorros.





Santa Fe insegura: dos crímenes en menos de una hora en la capital provincial -  -
Sucesos
Alberto Fernández llega al Congreso: ¿Cómo será la ceremonia? -  -
Política
Vacunación Vip en Santa Fe: Perotti le pidió la renuncia al director del Hospital de Reconquista - Hospital de Reconquista. -
Noche violenta en Santa Fe: hirieron a dos hombres, uno está grave -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Coronavirus