https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 08.02.2021 - Última actualización - 12:28
11:32

La opinión del profesor Jorge Defagot

Una visión del handball escolar: el saber no ocupa lugar

Varias veces campeón como DT de Universidad Nacional del Litoral y también dirigiendo otros equipos, el ex entrenador habló del momento que le tocó vivir cuando el destacado deporte se imponía desde edad escolar.

En Arroyo Leyes. El profesor Jorge Defagot, junto a Alfredo Manuel González, el destacado arquero que lo acompañó en distintos equipos que dirigió lo largo de su carrera como DT de handball. Crédito: GentilezaEn Arroyo Leyes. El profesor Jorge Defagot, junto a Alfredo Manuel González, el destacado arquero que lo acompañó en distintos equipos que dirigió lo largo de su carrera como DT de handball.
Crédito: Gentileza

En Arroyo Leyes. El profesor Jorge Defagot, junto a Alfredo Manuel González, el destacado arquero que lo acompañó en distintos equipos que dirigió lo largo de su carrera como DT de handball. Crédito: Gentileza



La opinión del profesor Jorge Defagot Una visión del handball escolar: el saber no ocupa lugar Varias veces campeón como DT de Universidad Nacional del Litoral y también dirigiendo otros equipos, el ex entrenador habló del momento que le tocó vivir cuando el destacado deporte se imponía desde edad escolar. Varias veces campeón como DT de Universidad Nacional del Litoral y también dirigiendo otros equipos, el ex entrenador habló del momento que le tocó vivir cuando el destacado deporte se imponía desde edad escolar.

"El handball sigue siendo, actualmente, uno de los juegos más rápidos que se conocen. Exige condiciones físicas, fuerza muscular, velocidad, técnica y la voluntad de cooperar y coordinar colectivamente. Se trata de una actividad completa que beneficia en forma total el organismo de quien lo practica", decía el profesor Defagot en el diálogo que compartió con El Litoral y en el que participó Alfredo Manuel González, arquero invencible en la década del '70, '80 y parte del '90 en los torneos que organizaba la Asociación Santafesina de dicho deporte.

 

Jorge Defagot, fue profesor de escuelas primarias, secundarias y trabajó en UNL donde también dictó clases del deporte que por aquel entonces se destacaba entre los estudiantes.

 

Hoy, descansando en su casa de Arroyo Leyes, y siempre acompañado por Nené, su esposa, disfrutó de los partidos de los Gladiadores en el Mundial de Egipto donde Dinamarca se coronó campeón y Argentina, una vez más, tuvo una destacada participación.

 

"Creo que estamos bien y a la altura de las circunstancias. Es una pena el no haber llegado a la final pero creo que seguimos por el buen camino. Yo soy de los que insiste en que el handball debe practicarse desde la escuela primaria. Nosotros en las décadas del '70, '80 y '90 hicimos, en general, un trabajo con los más chicos que después, con el tiempo, fue dando sus frutos", recordó Jorge.

 

-¿Cómo se fue desarrollando la actividad en la década del '70?

 

-Todo se inició en las escuelas primeras en el año '74 y con el transcurso del tiempo me llamaron para dirigir en Universidad, eso fue en el año '76. Los primeros en largar con la actividad y participar de los encuentros fueron el Liceo Militar, Don Bosco, la Escuela de Comercio, también la Técnica de Santo Tomé, entre otras instituciones. Con ese número de participantes pudimos fundar la Asociación de Handball.

 

-¿Cómo fue el desarrollo en la Asociación y que equipos se recuerdan de aquellos tiempos?

 

-El comienzo fue alentador y entusiasmaba. Recuerdo a buenos equipos que crecían en base al trabajo con los chicos y que con el tiempo fueron avanzando y abriendo sus propios caminos: la Escuela de Comercio y Unión de Santo Tomé, Santa Rosa, INEF, UNL, la Escuela Belgrano y también el club Independiente de Santo Tomé. Más tarde se sumaron a la Asociación, Alianza, Unión, Colón y UTN. Este crecimiento ya nos llevó a formar parte, con la Asociación Santafesina, de un torneo a nivel nacional, eso fue en el año 1985 en la provincia de Mendoza.

 

Universidad Nacional del Litoral. Uno de los equipos que dirigió Jorge Defagot y que llegó a participar con éxito del Torneo Argentino de Clubes Campeones disputado en Montecarlo (Misiones). En la nota gráfica aparecen de izquierda a derecha: Santucci, Caro, Junea, Hechim, Campagnolo, Gómez, Urgorri, González, Gutiérrez, Lobos y Castro.Foto: Gentileza

 

 

 

-¿Qué recuerdos tiene de aquella época como entrenador, Jorge?

 

-Muchos recuerdos y muy lindos. En presencia de Alfredo González, uno de los grandes arqueros que dio el handball en la década del '80, me atrevería a decir que el campeonato Apertura que conseguimos con UNL en la escuela Nacional de Comercio de Santo Tomé, fue uno de los logros más lindos y en eso tenía que ver el muy buen plantel que habíamos formado.

 

-Recuerda al equipo campeón...

 

-Cómo lo voy a olvidar si fue uno de mis grandes logros: Alfredo González, Jorge Hechim, Roberto Campagnolo, Hugo Gutiérrez, Jorge Urgorri, Ricardo Gómez, Dacio Requejo, Darío Lucero Juan Carlos Catora y Sergio Waisman.

 

-¿Cómo vio a nuestra selección en el Mundial que terminó y que finalmente consagró a Dinamarca como campeón?

 

-Fue meritorio el lugar que termina consiguiendo nuestro país. Creo que pudo haber llegado a la final pero no olvidemos que es un Mundial y ahí se ve lo mejor. Es productivo porque cada uno puede obtener cosas nuevas y después se pueden llevar a la práctica en los más jóvenes. Estamos trabajando bien y siempre digo que no hay que olvidar el trabajo desde bien abajo y para eso hay que comenzar en las escuelas. Cuando niños y niñas conocen el deporte y luego lo practican, terminan por darle continuidad.

 

"En nuestra época el handball debía practicarse en la escuela primaria y nosotros le enseñábamos el reglamento desde muy temprana edad para que cuando lleguen a 7° grado ya conozcan las reglas del juego y que la misma sirva como herramienta para participar de torneos con edad de secundaria".

 

"Siempre sostuve que los clubes de Santa Fe y la región deberían practicar handball. Es un deporte que puede aumentar la masa societaria de cualquiera de las instituciones y sumar niños y niñas de muy corta edad. Cabe destacar que son pocos, pero sirven de ejemplo, los clubes que lo practican y les está dando buenos resultados".

Jorge Defagot, ex entrenador de handball

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Juan Carlos Haberkon


Temas:



Fernández se reunió con la titular del FMI, quien calificó la reunión como "muy constructiva" -  -
Internacionales
Audaz golpe en una barbería céntrica - Clientes y empleados fueron despojados de sus pertenencias.  -
Sucesos
La previa en vivo por CyD Litoral, Youtube y Facebook: ya jugamos Colón - Talleres -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Miguel Lifschitz