https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 13.02.2021 - Última actualización - 16:08
16:05

El "Vasco" habló con cierto fastidio

Azconzábal: "Parece que molesta que lleguemos muchas veces y marquemos dos goles"

Según su óptica, "defendimos bien. El rival llegó muy poco pero no fue porque no nos quiso atacar. Patearon tres veces al arco e hicieron dos goles, pero fueron jugadas puntuales".

 Crédito: Manuel Fabatia
Crédito: Manuel Fabatia

Crédito: Manuel Fabatia



El "Vasco" habló con cierto fastidio Azconzábal: "Parece que molesta que lleguemos muchas veces y marquemos dos goles" Según su óptica, "defendimos bien. El rival llegó muy poco pero no fue porque no nos quiso atacar. Patearon tres veces al arco e hicieron dos goles, pero fueron jugadas puntuales". Según su óptica, "defendimos bien. El rival llegó muy poco pero no fue porque no nos quiso atacar. Patearon tres veces al arco e hicieron dos goles, pero fueron jugadas puntuales".

Todo depende del prisma con el que se mire. Algunos hablan de la mitad del vaso lleno o la mitad del vaso vacío. El Vasco Azconzábal se fastidió cuando se le dijo que el equipo no había tenido solidez para defender. "La actuación defensiva en los 90 minutos fue más positiva que negativa. Nos llegaron tres veces. Por eso digo que defendimos bien, porque el rival juega para ganar y no es que no nos quiso atacar. Hubo jugadas puntuales y seguramente habrá aspectos para corregir. Pero que quede claro que no es que no nos quisieron atacar. No se olviden de algo: Atlético Tucumán fue el equipo que más goles hizo en el torneo pasado y Unión fue el tercero", señaló el Vasco. Ocurre que al repetirse la vieja película, casi como un calco de la anterior, surge inevitablemente la conclusión de que el equipo no es sólido cuando defiende y no es eficaz cuando ataca. La falta de contundencia (creó entre 10 y 12 situaciones de gol e hizo dos) y la "facilidad" con la que le llegan al gol (le crearon tres situación y marcaron dos) es un signo evidente de desequilibrio que se tiene que tocar y trabajar, pues de lo contrario se termina conformando con un puntito sacado de la galera, casi con Herrera a punto de tocar el silbato final, cuando, en realidad, Unión tuvo chances y mereció ganar el partido. Pero estuvo a segundos de perderlo.

 

 

 

 

 

 

"No soy de regalar elogios, pero quedó bien marcado del minuto 1 al 90 el gran esfuerzo de los jugadores. Y creo que con más eficacia lo ganábamos. Nos patearon tres veces al arco y corrimos el riesgo de quedar con las manos vacías", agregó un técnico que define en qué peldaño está parado Unión: "Sacando a Moyano, el resto de los jugadores de campo tenían un promedio de 23 años. Está la idea en el fútbol argentino que si no ganás, no servís y hay que cambiar equipos y jugadores. Yo no voy con esa idea. Por eso, si viene alguien tiene que ser distinto a lo que pueden dar estos chicos a los que estamos tratando de darle el mayor rodaje posible. El mercado no está fácil para nosotros. A veces no llegamos a cumplir las expectativas económicas de los jugadores que apuntamos y, en otras, ellos eligen otros clubes y no a Unión".

 

 

Esta vez, el equipo dejó bien marcado el cambio de esquema. Hubo cinco defensores, pero quedó bien marcado que la idea era jugar con tres. Vera y Zenón abrieron la cancha por afuera y jugaron más en mitad de campo o directamente en el sector ofensivo, que retrocediendo. El esquema necesita que se lo trabaje. Por ejemplo, jugando con dos jugadores que tienen alma de defensor como los nombrados, no puede ser que el nacimiento de las dos jugadas de gol se hayan producido con pelotazos largos a las espaldas de los cinco defensores.

 

"A mí lo que me importa es crear situaciones. Parece que molesta que lleguemos muchas veces y marquemos dos goles. Y que uno de ellos sea de pelota parada. Yo prefiero eso, yo quiero que mi equipo llegue mucho", dice Azconzábal. Tiene parte de razón. Siempre es bueno crear situaciones. Eso quiere decir que hay trabajo, que existen las variantes, que nada es producto de la casualidad, que no se ataca a los "ponchazos" sino que hay situaciones que llegan como consecuencia de algo mecanizado. Pero también hay que admitir que muchas veces lo que se pregona como virtud, termina siendo un defecto. Crear muchas situaciones sin concretarlas, es ineficacia. Y un equipo sin contundencia, acaba por sumergirse en los lamentos. Le pasó a Unión. El gol de Borgnino fue un consuelo, matizó e hizo ver de otra manera la injusticia que se estaba generando con la derrota y que, si hilamos fino, no está muy lejos de instalarse aún con el empate agónico.

 

BAJO LA LUPA

MOYANO (5).- En el primero, tapó dos veces en las misma jugada y no pudo con la tercera. En el segundo, Vergini cabeceó solo.
VERA (6).- Fue la figura del equipo en el primer tiempo. Inteligentemente, De Felippe lo tapó en el segundo y ya no se proyectó.
CALDERÓN (5).- En lo suyo, con fuerza y agresividad bien entendida para la marca. Sin descollar pero sin desentonar.
GALVÁN (6).- Le dio muy buena salida desde el fondo, metiendo pelotazos cruzados con mucha precisión.
PORTILLO (5).- Algunos contratiempos, sobre todo en el primer tiempo y con la subida de Carrera por su costado.
ZENÓN (4).- No terminó de encontrar la posición ideal en la cancha. Si bien la idea era que subiera hasta el medio, se notó su preocupación por no desproteger sus espaldas. Además, Unión atacó mucho por derecha en el primer tiempo.
ACEVEDO (6).- Por momentos se adueñó del mediocampo y formó un tándem interesante con Cañete. Se alternaban en la posición de "5" más retrasado y el otro más adelantado. Intentó el pase entre líneas que es su especialidad.
CAÑETE (6).- Estaba adónde debía estar para capitalizar una pelota que le quedó a su merced en la media luna y no perdonó. Buen despliegue.
LUNA DIALE (4).- Al principio complicó un poco, tuvo una situación propicia que no supo (o no pudo) definir y luego se fue perdiendo en el partido.
MÁRQUEZ (4).- Algunas cosas interesantes, pero sin pesar en el área. Es obvio que tiene mucho más para dar.
GONZÁLEZ (6).- Fue de menor a mayor. En el segundo tiempo se convirtió en uno de los más desequilibrantes, con aire para recuperar posiciones más defensivas.
BORGNINO (6).- Entró bien, sin abrirse demasiado para que ese callejón sea aprovechado por González y demostrando que le pega muy bien a la pelota en los tiros libres.
GARCÍA (5).- Estuvo con el gol dibujado en su rostro pero sin poder gritarlo. Parecía que el arco estaba embrujado y que la pelota no iba a entrar, hasta que llegó la jugada del final.
MAURO PITTÓN.- Algo lento, se lo nota falto de fútbol
MACHUCA.- Pocos minutos y escasas intervenciones.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Enrique Cruz


Temas:



Va a la Legislatura la licitación de armas que paró la Justicia   -  -
Política
Marcha atrás para el patentazo -  -
Política
Mataron a un hombre de un tiro en la cabeza -  -
Diputados repudia "expresiones violentas" de Sain a un periodista   -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Clima en Santa Fe  Coronavirus