https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 26.02.2021 - Última actualización - 3:53
3:49

Bob Arum, el Zar de los promotores

"Monzón les habría ganado a Hagler, Hearns y Leonard"

Es, a sus 89 años, el hombre que más peleas taquilleras ha organizado en toda la historia. 51 años dedicados al negocio del boxeo avalan cada una de sus afirmaciones, como la del título de la presente nota, extraída de Infobae, y realizada por el periodista especializado Ernesto Cherquis Bialo.

Rivales pero con respeto. Bob Arum y Don King juntos. Ambos, cada uno con sus armas, monopolizaron el boxeo durante décadas.    Crédito: Archivo Rivales pero con respeto. Bob Arum y Don King juntos. Ambos, cada uno con sus armas, monopolizaron el boxeo durante décadas.
Crédito: Archivo

Rivales pero con respeto. Bob Arum y Don King juntos. Ambos, cada uno con sus armas, monopolizaron el boxeo durante décadas. Crédito: Archivo



Bob Arum, el Zar de los promotores "Monzón les habría ganado a Hagler, Hearns y Leonard" Es, a sus 89 años, el hombre que más peleas taquilleras ha organizado en toda la historia. 51 años dedicados al negocio del boxeo avalan cada una de sus afirmaciones, como la del título de la presente nota, extraída de Infobae, y realizada por el periodista especializado Ernesto Cherquis Bialo. Es, a sus 89 años, el hombre que más peleas taquilleras ha organizado en toda la historia. 51 años dedicados al negocio del boxeo avalan cada una de sus afirmaciones, como la del título de la presente nota, extraída de Infobae, y realizada por el periodista especializado Ernesto Cherquis Bialo.

Bob Arum (89) podría sintetizarse en una frase: 51 años liderando la organización del boxeo en todo el mundo. También en nombres valorados por cuatro generaciones: desde Muhammad Alí en los 70 pasando por "Mano de Piedra" Durán, George Foreman, Ray Sugar Leonard, Marvin Hagler, Julio César Chávez, Alexis Argüello, Mike Tyson, Manny Paquiao, Oscar De La Hoya, Tommy Hearns, Carlos Monzón, Floyd Mayweather, entre cientos de campeones hasta llegar a Vasyl Lomachenko o Canelo Álvarez. Fueron y son los boxeadores a quienes Bob recibió como promesas para proyectarlos hasta la celebridad. No hubo estrella del boxeo en el último medio siglo que alguna vez no hubiese sido programado por él.

 

-Bob, ¿cómo recuerda a Tito Lectoure, un empresario que siempre estuvo en el rincón opuesto al de sus representados?

 

-Fue uno de mis mejores amigos. Lo conocí a través de Rodolfo Sabatini (empresario italiano, socio de Alain Delon). Y nuestra amistad fue fortaleciéndose a través de los años, más allá de los negocios. El, Sabatini, yo, Micky Duff (Inglaterra) y Aileen Eaton (primera promotora de boxeo en California) formábamos un grupo hermoso de trabajo. Junto a todos ellos disfruté el mejor momento profesional de mi carrera y el que recuerdo con más cariño. Y más allá de las agendas, las obligaciones, nos respetábamos mucho. Cada uno con su boxeador, aunque fuese el rival, pero compartíamos tiempo juntos y cenábamos antes y después de las peleas. Fue un periodo maravilloso de mi vida. En especial con Tito. Amaba a Tito. Era un tipo extraordinario. Hice varias peleas con él en el Luna Park y en diferentes partes del mundo. El representaba a Bonavena, un loco lindo, cuando peleó con Muhammad Alí en diciembre de 1970, yo manejaba a Alí. Tito fue alguien muy querido y respetado en el ambiente. Un hombre honesto, correcto y leal. Su palabra valía más que un contrato firmado ante un notario.

 

-Bob, habló de Lectoure, pero no podemos obviar a otro del juego grande como Don King su más grande y encarnizado competidor, ¿cómo describe su relación con él?

 

-A Don King podría definirlo como un hombre de la calle. Nació y creció en las calles. Es inteligente, vivo, desconfiado, conocía muy bien los códigos. Mi rivalidad con Don King fue feroz; él tenía muchas facilidades con el Consejo Mundial del Boxeo, más precisamente con José Sulaimán. No obstante hicimos varias peleas juntos como De la Hoya-Tito Trinidad; la primera de Leonard-Durán que tuvieron mucho éxito. Pero siempre hubo gran antagonismo entre él y "nosotros", Lectoure, Sabatini y yo. Pero ahora que el tiempo pasó, que transcurrieron más de 50 años podría decirle que somos dos viejos guerreros. Dos soldados que sobrevivieron a muchas batallas que ya quedaron atrás y que ahora se comunican o relacionan como amigos.

 

-¿Cuál fue la mejor pelea que vio, Bob?

 

-Fueron dos. Memorables. Emocionantes. La primera es la que estaba en juego el título de mediano entre Marvin Hagler y Tommy Hearns. Fueron tres rounds tremendos, de pura acción. La otra, el tercer capítulo entre Muhammad Alí y Joe Frazier (Manila 1975). Fue una pelea a morir; increíble, muy ajustada y dramática desde el primero hasta el último round, fue la que Muhammad ganó con solo ponerse de pie antes de comenzar el 15to asalto y Joe Frazier se quedó sentado.

 

-¿Cómo era el boxeo en el inicio de su carrera, cómo es el boxeo de hoy y cómo cree que será el del futuro?

 

-Cuando comencé en los 60 no había satélites. Si se hacía una pelea en EE.UU., no se podía mostrar en Argentina al mismo tiempo, por ejemplo. Luego el advenimiento del satélite revolucionó todo, estamos hablando de finales de los 60. A partir de entonces se podía hacer una pelea en cualquier parte del mundo y millones podían verla en vivo. Esto cambió absolutamente todo en el boxeo y en el mundo por supuesto. Obvio que siempre hay cambios y debemos estar preparados. Todos dependemos del satélite. Desde un programa de tv hasta un evento político o deportivo. Y ahora esa revolución se trasladó también a internet. Para promover una pelea ahora, no se necesitan ni diarios ni revistas como por ejemplo pasaba antes con El Gráfico o con The New York Times. Esos importantísimo medios, además de promoverla la analizaban tras el acontecimiento; ahora nuestro apoyo se basa en todo lo que es la "social media" (Facebook, Instagram, Twitter, etc.) para publicitar una pelea. No tiene techo, va hacia todos los sectores y además incluye a los más jóvenes. Llega a millones al mismo tiempo. Desde la promoción hasta lo que sucedió en el ring. Tanto The New York Times como El Gráfico o The New York Post y Sport Illustrated pasaron a un segundo plano. Nuestra prioridad para presentar una pelea u otro evento hoy es a través de las redes sociales.

 

Lectoure y Monzón. Bob Arum habla maravillas de los dos, a quienes admiró por la manera de manejarse, uno abajo y otro arriba del ring. Foto: Archivo

 

-En el mundo del boxeo, ¿se ha devaluado la palabra empeñada o el compromiso más allá de una firma?

 

-No lo sé. Lo que puedo decirle desde mi experiencia es que la palabra se daba de promotor a promotor y no hacía falta nada más. Hice alrededor de treinta peleas con Sabatini, unas veinte con Tito Lectoure y nunca firmamos un contrato. Era nuestra palabra y punto y se cumplía, ¡claro! No hacía falta más nada. Viejos, buenos tiempos, los de aquellos hombres...

 

-¿Por qué Monzón nunca pudo ser una estrella en EE.UU.?

 

-Monzón no hizo demasiadas peleas en EEUU. (de hecho, realizó solo una contra Tony Licata a quien derrotó por puntos en el MSG el 30-6-75). Y la dificultad de lo hablábamos respecto de la ausencia del satélite, mucho no se lo conocía, no se veían sus peleas y no se lo podía promover. Fue a partir de la pelea con Valdez cuando la gente en EEUU. por fin empezó a conocerlo. Y se dio cuenta de lo buen boxeador que era. Lamentablemente ya era tarde pues fue sobre el final de su carrera. Y además el problema de la comunicación también influyo en un país donde se habla inglés; Monzón solo se comunicaba en español. Sin embargo más allá de todas estas barreras, hoy con todas las herramientas de promoción, todo hubiera sido diferente con Monzón en este país. Imagínese la inmejorable opinión que dejaron extraordinarios boxeadores como Maravilla Martínez, Martillo Roldán, el Chino Maidana, cuanto más hubiera sembrado Monzón.

 

-Entonces, imaginemos una pelea de Monzón frente a Hagler, o contra Hearns o ante Leonard?,¿quién hubiera ganado? Vamos uno por uno, ¿le parece?

 

-No hace falta: Monzón les habría ganado a los tres. A Hagler sin duda y hasta habría sido una pelea despareja, una cuestión de corazón; a Tommy también le hubiese ganado pero corriendo algún riesgo porque Hearns era algo más alto y pegaba durísimo, aunque se caía fácil. Y respecto a Sugar Ray Leonard, Monzón era demasiado grande para Leonard. Monzón fue el mejor mediano que jamás vi y le hubiese ganado a todos. Me queda la duda con Sugar Ray Robinson que es anterior a mí y todos dicen que fue el mejor, que aún en la era moderna hubiese sido invencible.

 

Primero Alí, segundo Monzón

 

"El más grande de todos fue Muhammad Alí. Detrás de Alí, Carlos Monzón: un peleador tremendo, de personalidad difícil pero un boxeador increíble. Hice varias peleas de Monzón incluidas las dos de Rodrigo Valdez. Un campeón invencible, inteligente, frío, de una estatura prodigiosa para su peso. Tercero lo pondría a Alexis Argüello (nicaragüense, ligero junior). En cuarto lugar a George Foreman. En el 5to lugar de la historia lo ubico a "Mano de Piedra" Durán, un boxeador feroz. Otro de mis favoritos (6to puesto) es sin dudas Sugar Ray Leonard. Un estilo único, muy fino, gran personalidad, inteligente, sagaz. Detrás de Leonard, Marvin Hagler, un gran campeón. En 8vo lugar, Oscar de la Hoya. Mike Tyson está entre mis favoritos. Y por último tengo que poner a dos compartiendo el top ten: Floyd Mayweather, un extraordinario boxeador, inteligente con mucho talento y Manny Pacquiao, un monstruo que puso a los bravos mexicanos en fila y les gano a todos".

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:

Además tenés que leer:




Con valor económico incalculable y ecológicamente invaluable, el agua cotiza en la bolsa - "Identificar los procesos hidroecológicos que van garantizar los servicios hidrológicos, es esencial para plantear estrategias de manejo de manera sustentable a lo largo del tiempo", resaltó el investigador Luis Espinola. -
Área Metropolitana
Adriana Cantero: "Santa Fe es una de las provincias que más docentes vacunó contra el Covid" - Adriana Cantero, ministra de Educación de la provincia. -
Educación
Domingo parcialmente nublado y ventoso en la ciudad de Santa Fe -  -
Alejandro Taborda: "El 2020 nos enseño que paralizar el aparato productivo trae más perjuicios que beneficios" -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Un año en pandemia  Boleta Única Papel  Felipe de Edimburgo