https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 28.02.2021 - Última actualización - 9:56
9:51

Mientras examinaba a una víctima

Médico policial condenado por abuso sexual

Se aprovechó de la vulnerabilidad de una mujer que acababa de ser golpeada y amenazada de muerte por un familiar. El acuerdo de juicio abreviado que firmó contempla una inhabilitación perpetua para desempeñar cargos públicos. 

El hecho ocurrió el 2 de agosto de 2020, en el consultorio de la División de Medicina Legal de la URI, de calle Primera Junta 2459. Crédito: Flavio Raina El hecho ocurrió el 2 de agosto de 2020, en el consultorio de la División de Medicina Legal de la URI, de calle Primera Junta 2459.
Crédito: Flavio Raina

El hecho ocurrió el 2 de agosto de 2020, en el consultorio de la División de Medicina Legal de la URI, de calle Primera Junta 2459. Crédito: Flavio Raina



Mientras examinaba a una víctima Médico policial condenado por abuso sexual Se aprovechó de la vulnerabilidad de una mujer que acababa de ser golpeada y amenazada de muerte por un familiar. El acuerdo de juicio abreviado que firmó contempla una inhabilitación perpetua para desempeñar cargos públicos.  Se aprovechó de la vulnerabilidad de una mujer que acababa de ser golpeada y amenazada de muerte por un familiar. El acuerdo de juicio abreviado que firmó contempla una inhabilitación perpetua para desempeñar cargos públicos. 

Un médico policial de amplia trayectoria fue condenado por abusar sexualmente de una joven en el marco de un examen físico, luego de que ella fuera golpeada. Sucedió a principios de agosto pasado, y por esto el galeno aceptó una pena de 3 años de prisión condicional y la inhabilitación especial perpetua para desempeñar cargos públicos.

 

La causa estuvo en manos del fiscal de la Unidad Especial se Violencia de Género, Familiar y Sexual, Roberto Olcese, quien presentó el escrito según lo convenido con la defensora pública Gisela Alemandri. 

 

La mañana del 2 de agosto de 2020, en la oficina de la División de Medicina Legal de la Unidad Regional Nº 1, el médico policial Walter Héctor Padilla (41) realizó una serie de tocamientos de índole sexual sobre una mujer que había acudido luego de ser golpeada en el rostro.

 

La jueza Sandra Valenti admitió el acuerdo de juicio abreviado y el 10 de febrero emitió su resolución en la que impuso al galeno la pena acordada, de 3 años de prisión en suspenso por el delito de "abuso simple", así como una inhabilitación especial perpetua para desempeñar cargos públicos ya que el hecho ocurrió mientras cumplía sus funciones. La condicionalidad de la pena está sujeta a una serie de reglas de conducta.

 

Aprovechamiento

 

La madrugada del 2 de agosto la mujer fue víctima de una agresión física seguida de amenaza de muerte por parte de su hermano, lo que derivó en que se ordenara su traslado a una dependencia policial. Desde allí, la llevaron a la oficina de la División de Medicina Legal de la URI, ubicada en calle Primera Junta 2459, para que el galeno en turno examinara sus lesiones.

 

Eran aproximadamente las 7.30 cuando ella conoció al médico policial Padilla, con jerarquía de Subinspector, quien la hizo pasar a un consultorio y, sin interrogarla respecto de qué había sucedido y sus posibles dolencias, abusó de ella. La hizo desvestirse, requiriendo que también se quitara la ropa interior y, "sin relevancia alguna para el acto médico que debía desempeñar" le tocó los pechos.

 

"Me hizo sentir re mal"

 

Al retirarse del lugar, la víctima le comentó a uno de los policías encargado de su traslado lo que había sucedido, manifestando "me hizo sentir re mal el tipo". Padilla fue imputado como autor de "abuso sexual simple calificado por ser cometido por un miembro de la fuerza policial en ejercicio de sus funciones" y, meses más tarde firmó un acuerdo de juicio abreviado aceptando su responsabilidad en el acto.

 

Dentro de las reglas de conducta con las que debe cumplir se encuentra la prohibición de contacto por cualquier medio y restricción de acercamiento de 500 metros en relación a la víctima, su grupo familiar y domicilio, así como someterse al cuidado del Patronato de Liberados y abstenerse de usar estupefacientes o bebidas alcohólicas.

 

Padilla se aprovechó de la situación de vulnerabilidad en la que se encontraba la mujer, que acababa de ser víctima de un hecho violento, así como de su rol de funcionario público. 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:

Además tenés que leer:




Epe: el hurto de energía en valores "nunca registrados" - La Epe estima que solo entre las ciudades de Rosario y Santa Fe habría que intervenir unos 138.000 suministros, para recuperar alrededor de $ 653,3 millones. -
Política
La Justicia falló a favor de que haya clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires -  -
Nacionales
La provincia de Santa Fe reportó 10 muertes y 850 nuevos casos de coronavirus -  -
Covid: Argentina sumó 65 fallecidos y 16.267 nuevos contagios -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Un año en pandemia  Boleta Única Papel  Felipe de Edimburgo