https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 10.03.2021 - Última actualización - 16:51
10:07

Reacción oficial

Escándalo Saín: para Sukerman, es "un vuelto" del Frente Progresista

La Casa Gris atribuyó la difusión de un audio grabado hace un año por el titular de la cartera de Seguridad, a una "operación política" de la oposición. Pero eso lo manifestaron ministros del Poder Ejecutivo, porque el gobernador dijo que no hablará del tema, al menos "por ahora".

El gobernador, entrando este martes al Palacio de Tribunales, junto al ministro Sukerman. Crédito: Mauricio GarínEl gobernador, entrando este martes al Palacio de Tribunales, junto al ministro Sukerman.
Crédito: Mauricio Garín

El gobernador, entrando este martes al Palacio de Tribunales, junto al ministro Sukerman. Crédito: Mauricio Garín



Reacción oficial Escándalo Saín: para Sukerman, es "un vuelto" del Frente Progresista La Casa Gris atribuyó la difusión de un audio grabado hace un año por el titular de la cartera de Seguridad, a una "operación política" de la oposición. Pero eso lo manifestaron ministros del Poder Ejecutivo, porque el gobernador dijo que no hablará del tema, al menos "por ahora". La Casa Gris atribuyó la difusión de un audio grabado hace un año por el titular de la cartera de Seguridad, a una "operación política" de la oposición. Pero eso lo manifestaron ministros del Poder Ejecutivo, porque el gobernador dijo que no hablará del tema, al menos "por ahora".

El gobierno de Santa Fe salió a bancar al ministro de Seguridad, Marcelo Saín, después del escándalo provocado por la difusión de un audio que descalifica a todos los santafesinos. Sin embargo, la defensa del controvertido funcionario no fue a través de la figura de Omar Perotti quien, de hecho, eligió deliberadamente "no hacer declaraciones" sobre el tema" por ahora". Así lo planteó este martes ante la insistencia de la prensa, tanto cuando ingresaba como cuando se retiraba del Palacio de Tribunales.

 

La estrategia de la Casa Gris fue atribuir lo sucedido a una operación política de la oposición. Por eso, el gobernador derivó en algunos de sus ministros las explicaciones de circunstancia; interpretó que si aludía personalmente al tema, el efecto era contraproducente y terminaba otorgándole más entidad. En rigor, el primero en hacer alusión de manera pública al hecho fue el jefe de la bancada oficialista en Diputados, Leandro Busatto. Lo hizo con tono crítico; pidió "disculpas" en nombre de su espacio político, y consideró que el "exabrupto" de Saín "no tiene ninguna justificación". A poco de ello y ya cuando la embestida de la oposición clamaba de mínima por la renuncia de Saín, fue un hombre de confianza de Perotti quien salió a defenderlo. Al ministro de Gestión, Marcos Corach, le correspondió la extraña responsabilidad de ratificar a un par - "Saín sigue en el mismo lugar en el que estaba", dijo, desalentando las versiones de renuncia-, y acusó sin rodeos al Frente Progresista de haber montado con el tema "una operación berreta".

 

 

 

 

"Un vuelto"

 

Cuando la Casa Gris habla de "operación", interpreta que la propagación a través de las redes sociales de un audio grabado hace más de un año por Saín en el marco de una conversación privada y la difusión de ese "recorte editado", es una revancha del Frente Progresista tras la revelación en el marco de un juicio de una serie de escuchas que aluden a los legisladores radicales Lisandro Enrico y Maximiliano Pullaro. Por eso, el ministro de Gobierno habló de "un vuelto". Consultado por El Litoral, Roberto Sukerman aclaró que Saín tiene "suficiente inteligencia" como para "explicar lo que pasó y pedir disculpas", pero se plegó a la estrategia oficial y habló vehemente de "operación política".

 

- ¿Saín se equivoca con el envío de audios como el que trascendió?

 

- Creo que cada uno tiene sus formas, y en definitiva, uno habla en público o en privado de una determinada manera. Uno puede no compartir determinadas opiniones; no tenemos por qué pensar todos igual.

 

- ¿Es la manera en la que debe expresarse un ministro, incluso, en la instancia privada?

 

- Por eso digo… Cada uno tiene sus formas pero también cada uno se hace cargo de lo que dice y hace. Y creo que hay que separar las aguas; por un lado creo que está claro que hay una operación política de la oposición. El ministro Sain la semana pasada señaló a dos referentes muy importantes del radicalismo, el diputado Maximiliano Pullaro y el senador Lisandro Enrico, en vínculos con una persona asociada al narcotráfico; y eso aparece en el marco de un juicio (al ex comisario Alejandro Druetta), no de una violación de la intimidad como es una conversación privada. Entonces, me parece que queda claro que esto es un vuelto que hace el Frente Progresista, que ahora ventila algo que ya fue publicado en algún otro momento. Es necesario establecer el contexto; se trata de un audio dirigido a un ex jefe de policía (Víctor Sarnaglia) con quien también hubo una tensión y, de hecho, no siguió ocupando ese cargo. Es un audio muy viejo. Y claramente no se puede asimilar una conversación privada a una declaración pública; de hecho, el ministro Saín tiene declaraciones públicas que también tienen un alto contenido porque es muy verborrágico, muy vehemente; porque tiene su personalidad y porque yo puedo hacer una interpretación pero es el mismo Marcelo Saín, y por eso me parece prudente el silencio del gobernador, quien tiene toda la inteligencia y herramientas como para explicar lo que pasó o pedir disculpas en caso de que haya personas ofendidas.

 

 

 

 

- Si el gobernador no lo ratifica públicamente, ¿quién puede decir si Saín sigue en el cargo o no, porque la oposición está pidiendo su renuncia, como mínimo?

 

- Algunos le piden la renuncia a Saín desde antes de arrancar y eso también me parece que es una falta de respeto. Me parece que hay que respetar una decisión del gobernador de poner en un lugar a una persona que es experta, que es un académico… Si hay algo que no podemos discutir como sí podemos discutir si nos gusta o no una declaración, es su preparación, su experiencia y su coraje. Porque nosotros estábamos acostumbrados en esta provincia a naturalizar cosas que estaban mal; en esta provincia como quedó reflejado en los audios que aluden a Enrico y Pullaro, los jefes policiales y departamentales los ponían los senadores; no los ponía el ministro de Seguridad. Esto estaba naturalizado y está mal. Entonces, cuando uno lleva adelante una reforma con las fuerzas de seguridad y cambia el vínculo del estado con los poderes políticos y con los delincuentes, las mafias y el narcotráfico, es obvio que te van a apuntar para que no sigas en el cargo porque estás molestando, porque se modifica una estructura que venía de una manera y se había naturalizado. El ministro Saín avanza en ese sentido con el apoyo del gobernador.

 

"En esta provincia, a los jefes policiales los ponían los senadores. Esto estaba naturalizado y está mal". Roberto Sukerman, ministro de Gobierno

 

Autor:


Temas:

Además tenés que leer:




Clara García recordó a Lifschitz: "Cada minuto de su vida privada fue un honor a su vida pública" -  -
Política
Para reparar, donar, reutilizar: colectaron unos 1.700 kilos de "chatarra electrónica" - Los aparatos electrónicos deben entregarse completos: no se aceptan desarmados ni partes de éstos. -
Área Metropolitana
La provincia de Santa Fe confirmó 28 muertes y 2.193 nuevos casos de coronavirus -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Miguel Lifschitz