https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 12.03.2021 - Última actualización - 13:20
13:12

Siempre tiene cosas para decir

Para el Profe Córdoba "Colón es como Boca, es el sexto grande"

Criticó duramente a Vignatti, dijo que Estudiantes es un equipo "picapiedra" y que se le puede ganar y que "con Miguel Russo sólo aprendí que las relaciones públicas y las coimas, para él, son más importantes que el trabajo en el campo". Imperdible y genuino.

El profesor Daniel Córdoba en los tiempos en que dirigió a Colón. Su paso por el club fue muy corto, apenas de medio año, pero supo ganarse el gran cariño de la gente. Crédito: ArchivoEl profesor Daniel Córdoba en los tiempos en que dirigió a Colón. Su paso por el club fue muy corto, apenas de medio año, pero supo ganarse el gran cariño de la gente.
Crédito: Archivo

El profesor Daniel Córdoba en los tiempos en que dirigió a Colón. Su paso por el club fue muy corto, apenas de medio año, pero supo ganarse el gran cariño de la gente. Crédito: Archivo



Siempre tiene cosas para decir Para el Profe Córdoba "Colón es como Boca, es el sexto grande" Criticó duramente a Vignatti, dijo que Estudiantes es un equipo "picapiedra" y que se le puede ganar y que "con Miguel Russo sólo aprendí que las relaciones públicas y las coimas, para él, son más importantes que el trabajo en el campo". Imperdible y genuino. Criticó duramente a Vignatti, dijo que Estudiantes es un equipo "picapiedra" y que se le puede ganar y que "con Miguel Russo sólo aprendí que las relaciones públicas y las coimas, para él, son más importantes que el trabajo en el campo". Imperdible y genuino.

Siempre dice cosas el profesor Daniel Antonio Córdoba. Por ejemplo, como cuando denunció que la Afa no quiso que Colón saliera campeón de la Libertadores cuando llegó a cuartos de final en el '98 y el entonces DT de Colón denunció un arbitraje perjudicial en el choque de esa instancia ante el River de las grandes figuras. Siempre dice cosas un hombre que aprendió a querer a Colón por más que su paso por el club, en cuanto al tiempo, fue efímero, pero que tuvo una intensidad nunca vista con otro entrenador. Fueron cuatro o cinco meses tremendos, que por lo visto dura para toda la vida. Y si no, fíjense en lo que dice en la charla con La Primera de Sol...

 

-Pasaron 23 años y todo sigue igual...

 

-Mirá, yo nunca fui de buscar o tener buen lobby, no fui chupamedias de nadie... Mi gran cariño por Colón es verdadero, genuino... Es cariño por su gente, por la camiseta... Cuando estuve allá viví lo que nunca antes o después viví en mi vida... Y a esto lo digo en serio, no necesito decirlo para convencer a nadie... Pero bueno, había una sola persona a la que le importaba más él que el propio club... No importa quién... Sólo espero que Domínguez esté más tranquilo ahora... ¿Querés que te cuente más?

 

-¿A ver...?

 

-Con los jugadores de ese entonces, nos adoramos. Ayer mismo le mandé mensajes a Castagno Suárez y nos despedimos mandándonos corazones... Y no somos homosexuales... El Loco Sandoval, Saralegui, Nelson Agoglia... Chicos que quería muchísimo y se tiraban de cabeza a luchar una pelota... Y mirá que yo no soy de hablar con los que están en la cúspide, me gusta hablar con los que no la están pasando bien... El otro día lo llamé a Ruben Capria, un gran tipo y tremendo jugador y lo felicité porque bancó a Pizzi... Ahí aparezco yo, en las malas... Con el gordo Diego fue igual, porque él apareció en mi vida cuando se murió mi hijo, cuando me fui de Colón y estaba pasando el peor momento de mi vida... Bueno, esa gente es la que me dice o decía Loquito, porque me quiere...

 

 

 

 

-¿Cómo hiciste para entrar tan de lleno en el corazón del hincha de Colón, habiendo estado tan poco tiempo en Santa Fe?

 

-Lo mío fue un ida y vuelta de lo que recibía... ¡Yo no conocí Santa Fe!... Yo iba a comer al restaurante, dormía la siesta y a entrenar. No podía andar por la ciudad porque estaba todo comprimido en el calendario, jugábamos torneo local y Libertadores en poquito tiempo porque se venía el Mundial de Francia. No tenía ni tiempo de recorrer la ciudad... Mirá, un día llevé dos amigos de La Plata, de ésos que me enseñaron a patear la calle de chicos, a que vean un partido de Copa Libertadores de Colón... Los senté en el micro adelante, al lado mío, ¡y se pusieron a llorar!... Trayecto de diez minutos que duraba más de media hora... Bueno, yo lloraba siempre... La gente se ponía adelante del micro y alzaban los bebés con la camiseta de Colón, para que los veamos... ¡Una locura!

 

-¿Pensabas que te ibas a ir tan pronto?

 

-¡Yo acá me quedo a vivir...! ¡Eso es lo que pensaba!... ¿Y mi ex mujer?, ya estaba buscando casa para quedarme por ahí por Guadalupe, cerca del Quincho de Chiquito, y buscando escuela para los chicos... Pero mirá, un gran tipo, ya fallecido, el mejor entrenador con el que trabajé, me dijo la verdad...

 

-Por los datos que das, hay que descartarlo a Miguel Russo...

 

-¿Miguel Russo?... Con Russo no aprendí nada, sólo que las relaciones públicas y las coimas son más importantes que el trabajo en el campo... Ignomiriello fue un tipo sensacional en todo sentido... Pero te hablo de Jorge Ginarte, crack de la vida, como padre, amigo, como técnico, como todo... Desgraciadamente, no pudo ascenderlo a Colón, yo me quería morir... ¡La masita de ese paraguayo, marcador de punta, en el penal que pateó en Córdoba en la definición!... El me dijo cuando yo fui a Santa Fe: "Profe, te vas a enamorar de Colón, sólo te digo una cosa, no fui el primero ni el último que tuvo problemas con el presidente, sólo te digo eso"... Pero bueno, Vignatti, al lado del amor que siento por Colón, no existe...

 

-Se vé que el paso del tiempo no te ayudó a borrar esa herida...

 

-Quiero contar algo para dejarlo en claro porque nunca lo dije: si no fuese por Vignatti, a Colón no le hacía juicio... No era contra Colón, era contra él. ¿Sabés cuánto era mi rescisión?, un sueldo... Me dabas un sueldo al mes de haberme ido y se terminaba la historia... Me quería pagar 1500 dólares por mes... ¡Tenía que esperar 20 meses para cobrar la indemnización!... Yo no le ejecutaba todo el contrato, era un mes nomás... Me terminó convenciendo la doctora Reschia, que es crack... No fue contra Colón el juicio, fue contra Vignatti...

 

 

 

 

-Tiraste una frase matadora en La Plata hace unos días...

 

-Yo dije que Colón es más grande que Estudiantes; dije que al lado de Colón, Estudiantes es frío y que Colón es Boca y el sexto grande... ¿Sabés el quilombo que se armó?

 

-¡Me imagino!...

 

-Mirá, yo tengo muy identificado a los clubes que a los 30 minutos te empiezan a putear y a poner nervioso a los jugadores. Esos son fríos... Colón no lo es... Es de los que dale, dale y dale... Te alientan... Si andás mal, te quieren cagar a trompadas, pero en el momento de los partidos no paran de alentar... Es como Boca, Racing, que siguen y siguen... Después se enojan... ¡Claro que se enojan!... Pero en los partidos alientan... ¿Sabés lo que le pido al hincha de Colón?, una sola cosa: que cuando ganen un torneo, no se suban arriba del caballo, que sigan igual...

 

-¡Cómo cuesta ganar un campeonato en esta ciudad!

 

-Colón tuvo buenos equipos y buenos entrenadores, pero nunca ganó nada. ¿Cuál es el denominador común?, tiene nombre y apellido...

 

-¿Y el partido?, ¿qué pensás?

 

-Estudiantes ganó dos partidos contra rivales impresentables como Godoy Cruz y Arsenal. Colón llegó a los 12 puntos jugando contra equipos más competitivos que los que enfrentó Estudiantes. Colón tiene el jugador más inteligente del fútbol argentino: el Pulga Rodríguez. Estudiantes no sale jugando de abajo, patea Andújar a la cabeza de Leandro Díaz y pican Cauteruccio o los carrileros a buscar la pelota que el grandote les "peina" o baja. El termómetro es el Corcho Rodríguez y junto con Sánchez Miño son los iniciadores de juego. Es un equipo "picapiedra", los hace correr a todos para atrás. Por derecha tiene a Godoy que se proyecta, pero es un partido ideal para jugar con tres atrás porque tiene dos delanteros de área. Hay que tener cuidado con los centros, hay que marcar al hombre. Los dos delanteros cabecean bien.

 

-Por lo que decís, no es un partido para temerle...

 

-Yo lo veo para nada inaccesible... Si con los tres delanteros le tapás la salida de los dos cinco, los vas a molestar. El fuerte de Estudiantes es dejarte venir y jugar de contragolpe. Yo haría más o menos lo mismo. Colón tiene una intensidad muy fuerte, más allá de las individualidades. Y lo tiene al Pulga, que es un adelantado del fútbol, es el único centrodelantero que en lugar de ir corriendo para el arco cuando un compañero desborda, se frena, se tira para atrás y complica a todos... Pero bueno, si me pongo a hablar del Pulga no termino más... Un crack.

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:

Enrique Cruz


Temas:

Además tenés que leer:




Diputados elige presidente a Farías y abre el período Ordinario de Sesiones - Pablo Farías será votado este jueves por la tarde para presidir Diputados por el próximo año. -
Política
Cerrado por Covid: sólo Vignatti y cuatro dirigentes más en Colón  -  -
Actualidad Sabalera
Operativo "Furia": un cielo teñido de paracaidistas que se ejercitan para actuar en crisis - El descenso. Así se veían los paracaidistas bajar de los aviones, para sorpresa de propios y extraños. -
Covid en Santa Fe: la provincia confirmó 24 muertes y 2.291 nuevos casos -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Miguel Lifschitz