https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 17.03.2021 - Última actualización - 15:36
2:51

Propuesta de urbanización

Un arquitecto local propone un anfiteatro y una aerosilla para el Puente Colgante

 Ariel Chabrillón hace casi 20 años gestó una idea ambiciosa que pretende revalorizar un espacio emblemático de la ciudad de Santa Fe. Busca que el enlace sea utilizado como peatonal y que se restrinja la circulación de vehículos.

La aerosilla-funicular, a casi 30 metros de altura, atravesando por el pórtico superior del puente.     Crédito: GentilezaLa aerosilla-funicular, a casi 30 metros de altura, atravesando por el pórtico superior del puente.
Crédito: Gentileza

La aerosilla-funicular, a casi 30 metros de altura, atravesando por el pórtico superior del puente. Crédito: Gentileza



Propuesta de urbanización Un arquitecto local propone un anfiteatro y una aerosilla para el Puente Colgante  Ariel Chabrillón hace casi 20 años gestó una idea ambiciosa que pretende revalorizar un espacio emblemático de la ciudad de Santa Fe. Busca que el enlace sea utilizado como peatonal y que se restrinja la circulación de vehículos.  Ariel Chabrillón hace casi 20 años gestó una idea ambiciosa que pretende revalorizar un espacio emblemático de la ciudad de Santa Fe. Busca que el enlace sea utilizado como peatonal y que se restrinja la circulación de vehículos.

El Puente Colgante es la carta de presentación a la ciudad y su imponente presencia hace que propios y ajenos focalicen su mirada en esta construcción emblema, que completa su paisaje con la laguna Setúbal de fondo. Con el paso del tiempo, y sobre todo luego de que la inundación de 1983 lo haga "sucumbir" y se lleve gran parte de su estructura, los proyectos de restauración variaron hasta concretarse su rehabilitación en el 2002.

 

En coincidencia con esa época de principios de este siglo, el arquitecto Ariel Chabrillón gestó una propuesta para la "revalorización de un patrimonio tan importante para los santafesinos como lo es el Puente Colgante, referente simbólico de nuestra ciudad. Recuperar el mismo y su entorno como espacios para ser apropiados por el ciudadano, para que sea ámbito de reunión y no solo de paso, albergando distintas funciones recreativas, de esparcimiento, culturales, como nexo de vinculación entre ambas costaneras", explica el arquitecto en su propuesta.

 

Anfiteatro flotante 

 

El arquitecto planea la construcción del anfiteatro flotante en la cabecera este, entre el Puente Colgante y el Oroño.Foto: Gentileza

 

La propuesta ambiciosa de Chabrillón tiene como uno de los objetivos, "jerarquizar la expansión de la ciudad hacia la costanera este/oeste proponiendo nuevas situaciones peatonales, y de esta manera salvaguardar el patrimonio del Puente Colgante, generando diversas funciones emparentadas con el mismo, como ser de recreación, turismo, esparcimiento, conexiones peatonales, etc., creando así nuevas funciones en ambos márgenes (costanera este y oeste)", comentó.

 

Para cumplir esta parte del proyecto, su idea es la de construir un anfiteatro en la cabecera este, "aprovechando el espacio entre los dos puentes y la pendiente hacia el río allí dada, pendiente natural ideal para concretar con gradas de hormigón armado, envolviendo un escenario flotante de 110.000 m2 con visuales a pleno acceso a la ciudad", sostiene el arquitecto.

 

Su otra gran obra para esta propuesta es la de concretar una aerosilla-funicular en el sector oeste entre las dos torres del puente, "aprovechando la altura y estructura de las mismas, otorgando así al ciudadano la posibilidad de conocer el puente por dentro y desde arriba, a casi 30 metros de altura, atravesando por el pórtico superior del puente y la posibilidad de que aparezcan nuevos servicios como ser bares, oficina de turismo, sala de primeros auxilios, servicio de seguridad".

 

Mientras que el otro eje a cumplir esta puesto en urbanizar, recuperar y reorganizar el acceso a la ciudad en el sector comprendido por el Puente Colgante y el Puente Oroño, y para evitar el congestionamiento vehicular. En este sentido, la propuesta del arquitecto busca que haya una restricción parcial de circulación automotor sobre el Puente Colgante (excepto en casos de urgencia y de no poder utilizar el Puente Oroño), y de esta manera disponer del Puente Colgante solamente en sentido peatonal, para mejorar y crear nuevas situaciones de accesibilidad peatonal en los dos extremos.

 

"De esta manera, imaginamos un puente con una vida orientada hacia lo social, lo cultural, lo existencial, donde empiezan a aparecer espacios de pintores con atriles, artesanos, puestos móviles con comidas típicas, desfiles, exposiciones, juegos de iluminación y escenográficos, etc., permitiendo un paso más para que la gestión municipal apoye a la cultura y revalorice un hito como lo es nuestro puente", explicó Chabrillón.

 

Su idea, a disposición

 

Si bien esta propuesta fue ofrecida a anteriores gestiones municipales, tanto en tiempos de Mario Barletta como durante el gobierno de José Corral, nunca pudieron llegar a buen puerto.

 

Sobre las intensiones del arquitecto respecto de la concreción de este sueño, dijo: "La idea fue siempre pensada para donarla a una gestión municipal como la actual, de las que se entregan a los ciudadanos y no piden nada a cambio. Con éstas propuestas micro-urbanas se intenta lograr un ordenamiento espacial y funcional, que permita a su vez conseguir un canon para el mantenimiento permanente y custodia del sector donde se encuentra el símbolo más importante de la ciudad de Santa Fe".

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:

Además tenés que leer:




¿Y el agua?: la niebla ocultó la Setúbal en Santa Fe -  -
Área Metropolitana
La previa en vivo por CyD Litoral, Youtube y Facebook: ya jugamos Colón - Talleres -  -
Actualidad Sabalera
Audaz golpe en una barbería céntrica - Clientes y empleados fueron despojados de sus pertenencias.  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Miguel Lifschitz