https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 03.04.2021 - Última actualización - 15:16
7:22

Definiciones del ministro de Seguridad

"Al delito no se lo ataca solo con patrulleros y policías", asegura Lagna

Para el funcionario es clave la incorporación de tecnología para la gestión y el trabajo mancomunado con intendentes, entidades y la propia justicia. "De acuerdo al comportamiento de jueces y fiscales puede haber mayor o menor inseguridad", afirmó.

 Crédito: Pablo Aguirre
Crédito: Pablo Aguirre

Crédito: Pablo Aguirre



Definiciones del ministro de Seguridad "Al delito no se lo ataca solo con patrulleros y policías", asegura Lagna Para el funcionario es clave la incorporación de tecnología para la gestión y el trabajo mancomunado con intendentes, entidades y la propia justicia. "De acuerdo al comportamiento de jueces y fiscales puede haber mayor o menor inseguridad", afirmó. Para el funcionario es clave la incorporación de tecnología para la gestión y el trabajo mancomunado con intendentes, entidades y la propia justicia. "De acuerdo al comportamiento de jueces y fiscales puede haber mayor o menor inseguridad", afirmó.

Jorge Lagna se hizo cargo del Ministerio de Seguridad en un momento complicado de la gestión del gobierno provincial. "Es una tarea difícil pero la comodidad no es para los políticos" le dijo a El Litoral en su despacho frente a la Plaza San Martín donde "me van a encontrar muy poco, porque voy a estar en la calle permanentemente". Integró el equipo de Marcelo Sain a quien respeta e incluso pidió que muchos de los funcionarios lo acompañen en la gestión como Esteban Montenegro, Maximiliano Novas, Roberto Lluma y Federico Lluma, entre otros. En próximos días incorporará dirigentes capitalinos para reforzar la gestión en el centro norte santafesino.

 

Promete sumar tecnología a la gestión policial, reclama el acompañamiento de la justicia y considera clave la tarea en conjunto con intendentes y entidades de la sociedad. "Al delito no se lo ataca solo con patrulleros y policías", es crítico de la gestión del Frente Progresista en seguridad pero reconoce que debe mirar hacia adelante. Dispuesto a discutir en Legislatura los tres proyectos ya remitidos y un cuarto sobre seguridad privada y enfatiza que "hay que aplicar con mucho rigor la ley"

 

- ¿Cuál quiera que sea la impronta de la gestión?

 

- Afronto el compromiso sabiendo que es un ministerio que en los últimos años tiene una trascendencia que supera a los demás porque depende de muchos factores externos. Cualquiera de las administraciones que asumimos en 2019 estábamos en el 30% de pobreza y ahora estamos en el 42%, neta consecuencia de la pandemia más allá de lo que cada uno opine de la gestión económica del gobierno nacional. Esto genera gran desigualdad social, más violencia. Estamos viendo casos de primeros delitos, por desesperación. Los niveles de delito que encontramos tienen dos aristas: el narcodelito y el predatorio. En el primero tuvo incidencia la autonomía que tomó la policía en algunos años del gobierno del Frente Progresista, esa autonomía hizo que haya muchos jefes policiales vinculados a ese delito. La otra arista es el delito predatorio, el robo, el hurto, el arrebato. Es un combo que genera en la sociedad una situación inédita de mucho enfado. La sociedad reacciona mal contra el engranaje seguridad - justicia porque está en encierro, estrechez económica y el Estado no le da respuesta.

 

- ¿Cómo encontraron el sistema policial?

 

- Todos estábamos de acuerdo en la necesidad de modernizar la policía. La base son tres leyes enviadas a Legislatura pero el programa es más amplio. Encontramos policía muy escasa en número, con poca preparación porque la necesidad del ministro (Maximiliano) Pullaro de poner gente en la calle hizo que salieran con poca preparación. La mitad del personal en tareas administrativas, hicimos un  esfuerzo para revertir eso y ahora ya está el 60% del personal en la calle. Eso más el acuerdo con Nación nos permitió tener 700 policías más en calles de Rosario, 100 más acá que pronto serán 400. Hemos sumado adicionales para mejorar el ingreso del policía en la calle. La sociedad le exige a la policía pero las remuneraciones no son las mejores. En ese marco de autonomía hubo jefes policiales que se enriquecieron, no los de abajo. El otro punto es la gran cantidad de policías del norte que deben sumar cientos de kilómetros para ir a prestar servicios al sur que van y vienen.  Policía mal descansada no puede hacer bien su trabajo. Por eso encaramos el sistema de escuelas regionales, la primera en Murphy, mi pueblo. Seguirán en Rafaela y Reconquista.

 

El otro aspecto es la poca tecnología al servicio de la policía. La tecnología es muy importante para generar un verdadero mapa del delito y a llegar a prevenir con menos cantidad de hombres. Hay 2.500 millones de pesos de provincia y de 3.000 de nación que destinaremos a tecnología. Se crearán centros operativos policiales donde se juntará estará el 911, sistemas de video vigilancia y el policía de calle dotado de toda la tecnología. Esperamos tener todo este año. Agregaremos drones para la ciudad y zonas rurales y mangrullos con domos de alto alcance para zonas densamente poblado e ingresos a ciudades. Con análisis criminal se pueda llegar a prevenir mejor porque el delito se reitera en lugares y horarios, no se trata de tirar patrulleros a tientas y a locas.

 

- Escoba nueva barre bien..

 

- La presencia venía aumentándose. Hemos peinado todas las unidades  para sacar gente de escritorio y ponerla en la calle. Tenemos 800 agentes que por tener comorbilidades quedaron fuera a la espera de ser vacunados. A los operativos de intercepción de delitos predatorios y a los de intervención estratégica situacional  le hemos agregado un tercer operativo que es una intervención preventiva con distintas fuerzas de acuerdo a lo que indica el mapa del delito. Hicimos dos en Rosario y le anuncié a (Emilio) Jatón que haremos en días más el primero en la ciudad capital sin resentir el patrullaje. 

 

- Pero el problema no es solo policíal

 

- Pretendo mayor compromiso de la policía, pero también de la justicia. Me he reunido con (Jorge) Baclini. Con Jatón iremos juntos a hablar con (Carlos) Arietti y Baclini para encarar juntos la temática. Vamos a encarar la problemática desde la mesa local de seguridad. El equipo de seguridad y el municipio van a trabajar juntos. Lo acordé con (Pablo) Javkin, con Jatón y con (Lionel) Chiarella.

 

Resolvimos con Jatón más controles en motos y remises. No puede ir solo el agente municipal más allá de que sea un tema de tránsito, debe ir también la policía y a veces la fuerza federal. Vamos a encontrar muchas motos con pedido de secuestro, armas, gente que está con pedido de captura.

 

Tenemos mesas puntuales de trabajo con el campo, trabajamos un acuerdo con camioneros que tienen mucha tecnología; con el sindicato de encargados de edificios. 

 

- Usted tiene una mirada muy municipalista

 

- El municipalismo va ganando en Argentina mucho poder que no se compadece con los recursos. Los intendentes toman cada vez más obligaciones que son constitucionalmente de las provincias. Hoy ningún intendente mira para otro lado con la seguridad: compra cámaras, pone guardias urbanas. Ordené un relevamiento de cámaras en toda la provincia. El sistema de Santa Fe no es compatible con el provincial y debemos compatibilizarlos

 

- ¿Partidario de policía municipal?

 

- Me parece que todavía no estamos en condiciones de afrontar la policía municipal en Santa Fe. El estadío intermedio es institucionalizar estas mesas. La primera resolución de Sain fue crear las mesas de coordinación institucional en seguridad local. De esas se derivan un montón de cosas. La mesa debe ser una herramienta técnica, no de reclamos, diagnóstico de la situación de lo que tenemos y de lo que vamos a hacer a cortísimo y mediano plazo.

 

Tenemos un observatorio del delito, uno de los pocos que hay en Argentina . No es solo una estadística fría, de allí se pueden hacer muchos trabajos. A las zonas calientes debe ir todo el Estado como ahora se está haciendo en Las Lomas y Cabal acá en Santa Fe. Soy un duro en intervenciones pero creo que el delito no es atacarlo con patrulleros y policías, es multicausal. Hay pícaros de todos lados que quieren ganar votos con la teoría de la mano dura, que no es la solución. Hubo leyes durísimas, pero si no actúas con el Estado presente ante el drama social que vivimos, podes poner policías todos los días, patrulleros y no tenés la solución.

 

- Y ante el narcodelito

 

- Trabajamos con fuerzas federales pero queremos más, aunque sabemos de la estrechez de recursos. Tenemos un comando coordinado de fuerzas en Santa Fe y Rosario que funciona bien. El primer problema que debí afrontar fue que iban a levantar los puestos de Gendarmería en Venado,. San Justo y acá. Habló (Omar) Perotti con (Sabrina)  Frederic y se solucionó el problema. 

 

En narcodelito requiere mucha inteligencia, tecnología que no tenemos. Remodelamos la Agencia de Investigaciones y también la de Drogas para tener 7 agencias más fuertes y no muchas débiles. 

 

Foto: Pablo Aguirre

 

 

 

- Mantiene los tres proyectos de seguridad que fueron enviados a Legislatura

 

- Otro de mis desafíos -que quizás me diferencia de mi antecesor- es el diálogo político. A los tres proyectos agregaremos un cuarto que es la ley de seguridad privada. Santa Fe no tiene ley de seguridad pública, tiene una ley que regula la policía de los años 50 cuando no había narcodelito. Los 69 legisladores están de acuerdo en que hay que modernizar a la policía.  Necesitamos las leyes. La de Seguridad Pública tiene diez ejes, seguridad local es uno de esos ejes. Nadie puede estar en contra de tener una agencia de control. No hay sentencias en Santa Fe por enriquecimiento ilícito de jefes policiales. También se dio la otra parte en la historia de Santa Fe donde hubo muchos policías que fueron al ostracismo por no querer entrar al circuito ilegal, sin ninguna defensa, por el arbitrio de los jefes. 

 

El clima político en torno a la seguridad era insostenible. A los problemas le agregas un chillido permanente entre políticos que se tiran con estadísticas de muertos, es horrible. La gente si descree, descree más. Hay temas que son cuestiones de Estado y la seguridad lo es, hoy más que nunca.

 

Sain

"Como abogado respondo que no hay ningún impedimento legal para que Marcelo Sain reasuma en el Organismo de Investigaciones" le dijo Lagna a El Litoral. "Las investigaciones que hoy florecen en Santa Fe, sobre todo en delitos complejos, no fueron producto de Sain ministro, sino en el Organismo de Investigaciones en el gobierno del Frente Progresista". Tras recordar la trayectoria y los antecedentes académicos del ex ministro advirtió que "hay interesados en que no vuelva: parte de la oposición y los enjuiciados por delitos complejos". Acotó que "no es serio el pedido de juicio político y que ante la renuncia del funcionario devino en abstracto. A Sain lo tienen que juzgar si no cumple con su rol en el OI. ¿Cuál es el miedo para que vuelta?. Todo suena a pretexto. La definición la tiene el fiscal general y el dictamen de la auditora (María Vranich) y es claro".

 

Justicia y delito

 

Lagna como legislador fue activo participante del plan estratégico para la justicia elaborado durante la gestión de Omar Perotti de donde surgió el vigente Código Procesal Penal y las sucesivas leyes de implementación. Días pasados participó junto a Baclini en las jornadas que motoriza el diputado Oscar Martinez para una ley de víctimas. "Me parece muy importante esto" le dijo a El Litoral para agregar que el ministerio dispuso visitar a unos 100 jóvenes víctimas de armas de fuego de armas blancas en el último año para conocer el estado en que se encuentran. "Le debemos llegar con más Estado, con educación, cultura, desarrollo social", señala.

 

Pero Lagna también debate con los jueces. "El Poder Judicial dice que el juez no es parte de la inseguridad, que llegan con el delito cometido. Es parte de la verdad, la otra parte es que de acuerdo al comportamiento de jueces y fiscales hay más o menos inseguridad. De acuerdo a si cumplen su rol o no, la inseguridad se acentúa y el descrédito social se acentúa. Hay descrédito de instituciones, por eso la gente acude a otros lugares: periodismo, pastores, Iglesia. Tenemos que trabajar en conjunto. No es echarse culpas. No hablo de puerta giratoria, ni de mano dura, ni de mano blanda. Hay que aplicar con mucho rigor la ley, con mucho compromiso. Ya tenemos el diagnóstico,  acciones y un contexto social delicado. La sociedad necesita respuestas ayer". 

 

Equipamiento

El ministro destacó la compra a Fabricaciones Militares de 15.000 chalecos antibalas para la Policía más la destrucción de los vencidos. "Encontramos 5 mil chalecos vencidos cuyo costo para deshacernos es de 80 dólares cada uno", señala. Sumó la compra de armas en marcha; 220 nuevas camionetas y otras 300 en licitación más 260 motos para trabajar en las zonas comerciales.Subrayó la decisión de dotar a la Guardia Rural Los Pumas de vehículos, nuevos destacamentos como el de Bella Italia y drones para el trabajo preventivo.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa

Autor:


Temas:

Además tenés que leer:




Un fiscal regional auditará la conducta de Marcelo Sain   - Rubén Martínez, fiscal regional de Reconquista, ahora con una nueva tarea encomendada por Baclini.    -
Política
Viernes inestable y con probabilidad de tormentas en la ciudad de Santa Fe -  -
Área Metropolitana
El Cemafe va a incorporar camas críticas no Covid -  -
Juntos por el Cambio respaldó la postergación de las PASO y las generales por un mes -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Un año en pandemia  Boleta Única Papel