https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 03.04.2021 - Última actualización - 8:58
8:55

Con Maschio, Angelillo y Sívori...

La leyenda de los "Carasucias"

Hace 64 años, la Selección Argentina aplastaba a la de Brasil, que al año siguiente se consagraría campeón del mundo.

Aquél Sudamericano de Lima fue un hito trascendente para el fútbol argentino. El equipo de Guillermo Stábile apabulló a todos, especialmente a Uruguay, que era el campeón y a Brasil, que al año siguiente obtendría el Mundial de Suecia. Crédito: Gentileza El GráficoAquél Sudamericano de Lima fue un hito trascendente para el fútbol argentino. El equipo de Guillermo Stábile apabulló a todos, especialmente a Uruguay, que era el campeón y a Brasil, que al año siguiente obtendría el Mundial de Suecia.
Crédito: Gentileza El Gráfico

Aquél Sudamericano de Lima fue un hito trascendente para el fútbol argentino. El equipo de Guillermo Stábile apabulló a todos, especialmente a Uruguay, que era el campeón y a Brasil, que al año siguiente obtendría el Mundial de Suecia. Crédito: Gentileza El Gráfico



Con Maschio, Angelillo y Sívori... La leyenda de los "Carasucias" Hace 64 años, la Selección Argentina aplastaba a la de Brasil, que al año siguiente se consagraría campeón del mundo. Hace 64 años, la Selección Argentina aplastaba a la de Brasil, que al año siguiente se consagraría campeón del mundo.

Tomás Rodríguez

 

El seleccionado de fútbol de la Argentina recuperó hace 64 años el título de campeón de la Copa América adjudicarse en forma amplia y contundente la competencia disputada en Lima (Perú), con actuaciones sobresalientes, dignas de elogio, con jóvenes figuras que años después triunfaron en distintos escenarios europeos, llegando a integrar algunos de ellos, el seleccionado de Italia. Allí nacieron en el balompié en el concierto internacional los famosos "Carasucias": Humberto Dionisio Maschio, Antonio Valentín Angelillo y Enrique Omar Sívori, agregándose el portero Rogelio Domínguez, quien mostró su jerarquía en el Real Madrid de Alfredo Di Stéfano.

 

En 1957 renovó las ilusiones la formación dirigida por Guillermo Stábile, debiendo suplantar a Ernesto Grillo en primer término, tras su venta al Milan F.C. de Italia y a último momento a Dante Ludovico Lugo (Lanús) y Antonio Héctor Garabal (F.C. Oeste), ambos a préstamo al Atlético de Madrid. Raúl H. Colombo, titular de la AFA no realizó ninguna gestión para que los mismos jugaran en la selección.

 

Entonces, "El Filtrador" juntó en el mismo equipo a Humberto Dionisio Maschio, Antonio Valentín Angelillo y Enrique Omar Sívori, los tres fueron para siempre "Los Carasucias" de Lima. El equipo de nuestro país ganó cinco de los seis partidos que disputó y anotó 25 goles (perdió con Perú 2 a 1, con conjunto alternativo, cuando era campeón, después jugó un amistoso frente a la misma formación, con todo su poderío goleándola 4 a 1).

 

El equipo se armó sobre la base de algunos "veteranos", el "Flaco" Domínguez, transferido luego del certamen al Real Madrid; los defensores Dellacha ("Don Pedro del Area"), "Pancho" Lombardo y Néstor Rossi, el "Portón de América" y el experimentado extremo izquierdo Osvaldo Cruz. Stábile, improvisó con un juego táctico y estratégico: 4-2-4, en reemplazo del tradicional 2-3-5 que, luego utilizó exitosamente en Suecia, el "Gordo" Vicente Feola (en 1950 entrenador de Boca Jrs.) para el primer título mundial de Brasil. Los otros delanteros eran todos pibes.

 

A Schandlei, tradicional defensor lateral derecho en Gimnasia y Esgrima de la Plata, Stábile lo ubicó sobre la izquierda, para proteger las subidas de Federico Vairo que se juntaba con Cruz, un puntero veloz, inteligente y con centros precisos para los tres "Carasucias".

 

Utilizó al "Loco" Corbatta como volante por el sector derecho del medio campo, erigiéndose en el jugador más valioso de la Copa América, anulando ambos a Waldir Pereira "Didí", el de la "Folha Seca", el conductor de Brasil campeón mundial 1958. Había seguido la trayectoria de Maschio y Angelillo (comenzó en Arsenal de Sarandí), en los Campeonatos Infantiles "Evita", volvieron a estar juntos en Racing y el seleccionado. El "Angel del Fútbol reveló años después "a mí me vendieron porque el presidente de Boca era Miguel De Riglos, si estaba Alberto J. Armando estaba seguro que no me iba nunca de la Argentina".

 

El "Cabezón" Sivori –protegido de Néstor Rossi- era un genio con la pelota, su habilidad, talento y calidad posibilitó que River Plate lo transfiriera luego a la Juventus en un millón de dólares que posibilitó que la entidad nacida en el barrio de la Boca, en su moderno estadio de Belgrano, cerrara la vieja "Herradura". Fue el futbolista histórico que económicamente más favoreció a la institución de la banda roja.

 

La campaña

 

Argentina debutó el 13 de marzo midiéndose en el Estadio Nacional ante Colombia a quien goleó 8 a 2, cuatro del "Bocha" Maschio (una de las grandes glorias del Racing Club, volvió al país para ganar todo en la Argentina, América y el Mundo), dos de Angelillo y uno de Cruz y Corbatta. Duilio Gamboa y Alberto Valencia los del honor cafetero.

 

Cuatro días después la representación nacional superó 3 a 0 a Ecuador, dos de Angelillo y el restante de Sívori, el chico de San Nicolás de los Arroyos.

 

El 20, en el clásico del Río de la Plata, Argentina apabulló a goles al entonces campeón de América, Uruguay, por 4 a 0, con dos anotaciones del "Bocha" Maschio y uno de Angelillo y del "Nene" José Francisco Sanfilippo (ingresó al promediar el segundo tiempo por Sívori.

 

La cuarta victoria del combinado blanquiceleste fue ante Chile. Los dirigidos por Fernando Riera, impotentes ante el avasallamiento argentino, con un fútbol de alto nivel y jerarquía, fue 6 a 2, dos conquistas de Angelillo, dos de Maschio y lograron un tanto cada uno, el "Loco" Corbatta y el "Cabezón" Sívori; mientras José Fernández los de los rojos trasandinos.

 

Cuando todavía restaba una jornada, el 3 de abril, fue la consagración del conjunto dirigido por el recordado Stábile, el máximo artillero del primer mundial de fútbol, en 1930, al aplastar a Brasil, 3 a 0, con goles de excelente concepción, a cargo de Angelillo, Maschio y el zurdo Osvaldo Cruz, que pasó un verdadero papelón ante la superioridad de los que portaban la malla celeste y blanca. No aparecieron en toda su dimensión jugadores de la calidad de Evaristo, Joel, Nilton Santos, Didi y Pepe, entre otros; mientras el soberano que había mostrado previamente su simpatía por la oro-verde, ovacionaba de los cuatro costados la exhibición futbolística del flamante campeón de la Copa América.

 

En el cierre frente a Perú, Argentina presentó un equipo mixto posibilitado que el local venciera por 2 a 1, Sívori el de Argentina y Máximo Mosquera y Osvaldo Terry para el anfitrión. Los dirigentes de nuestro país gestionaron una revancha, cuatro días después y los dirigidos por Stábile golearon al local, 4 a 1, dejando en claro quien era el mejor de América.

 

El plantel

 

Arqueros: Rogelio Antonio Domínguez (Racing Club) y Antonio Roma (F. C. Oeste).

 

Defensas: Francisco Lombardo (Boca Juniors), Juan Carlos Giménez (Racing Club),Pedro Rodolfo Dellacha (Racing Club), Federico Pizarro (San Lorenzo de Almagro), Angel Osvaldo Schandley (Gimnasia y Esgrima de La Plata), Adolfo Jorge Benegas (San Lorenzo de Almagro), Federico Vairo (River Plate) y David Carmelo Iñigo (San Lorenzo de Almagro).

 

Medios: Oreste Omar Corbatta (Racing Club), Héctor Adolfo De Bourgoing (River Plate), Néstor Raúl Rossi (River Plate) y Juan Héctor Guidi (Lanús).

 

Delanteros: Humberto Dionisio Maschio (Racing Club), Juan Alberto Castro (Rosario Central), Antonio Valentín Angelillo (Boca Juniors), Miguel Antonio Juárez (Rosario Central), Enrique Omar Sívori (RIver Plate), José Francisco Sanfilippo (San Lorenzo de Almagro), Osvaldo Héctor Cruz (Independiente) y Roberto Brookes (Chacarita Juniors).

 

DT: Guillermo Stábile.

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:

Además tenés que leer:




Expertos sugieren y el gobierno de Santa Fe evalúa medidas más severas -  -
Política
Los casos Covid junto a otras patologías llevan a una alta ocupación hospitalaria en Rosario -  -
Regionales
Lifschitz continúa internado por un cuadro pulmonar derivado del coronavirus -  -
Política
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Un año en pandemia  Boleta Única Papel  Felipe de Edimburgo