https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 08.04.2021 - Última actualización - 9:39
9:38

Estudio Mosaico

La prometedora vacuna contra VIH está en fase 3

Desde su inicio en noviembre pasado en la Ciudad de México se han inscrito 65 voluntarios, de los 150 que serán reclutados.

 Crédito: Gentileza
Crédito: Gentileza

Crédito: Gentileza



Estudio Mosaico La prometedora vacuna contra VIH está en fase 3 Desde su inicio en noviembre pasado en la Ciudad de México se han inscrito 65 voluntarios, de los 150 que serán reclutados. Desde su inicio en noviembre pasado en la Ciudad de México se han inscrito 65 voluntarios, de los 150 que serán reclutados.

La pandemia de covid-19 eclipsó un hallazgo científico que el mundo esperaba desde hace 40 años: una nueva candidata a vacuna contra el VIH/SIDA, que en noviembre pasado inició la fase 3 de ensayos clínicos en México, Estados Unidos, Perú, Argentina y Brasil; así como en España, Italia y Polonia, a través del denominado Estudio Mosaico.

 

Se trata de una vacuna tetravalente desarrollada por la farmacéutica Janssen Vacunas, en colaboración con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH), que con el apoyo de la Red de Ensayos de Vacunas contra el VIH (HVTN), reclutará a 3 mil 800 pacientes de 58 centros de investigación de América y Europa. Una candidata prometedora, tras el fracaso de dos prototipos que usaban el vector adenovirus 5 (Ad5).

 

Por primera vez, México está incluido en un estudio para evaluar la eficacia y seguridad de una candidata a vacuna contra el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH). Participan el INCMNSZ, en colaboración con la Clínica Especializada Condesa en Ciudad de México, donde el doctor Sierra Madero es el investigador principal; también está integrado el Hospital Civil Fray Antonio Alcalde de Guadalajara, Jalisco, y la Unidad de Atención Médica e Investigación en Salud (UNAMIS) de Mérida, Yucatán.

 

 

En conjunto, prevén reclutar a poco más de 250 voluntarios: hombres sanos de entre 18 a 60 años, que tengan sexo con otros hombres o personas transgénero que practican sexo con hombres. En Ciudad de México van inscritos 65 participantes de 150 que se prevén.

 

Tengo prácticas de riesgo y quiero servir

 

El 8 de marzo, Gustavo Escobar, un terapeuta que radica entre Ciudad de México y Veracruz, recibió su primera dosis como parte del Estudio Mosaico en la Clínica Condesa, ubicada en Iztapalapa.

 

Gustavo señaló que su determinación por participar en el ensayo clínico obedece a que su círculo de amistades ha sido afectado por el VIH, por lo que incluso se dedica a brindar acompañamiento por duelo y autorechazo a personas que viven con ese virus.

 

 

Gustavo inició el trámite a través de la cuenta de Twitter del proyecto Mosaico; después, llenó un cuestionario que le enviaron por correo electrónico, tuvo una entrevista telefónica y finalmente se presentó en las instalaciones de la clínica donde, tras pasar el tercer filtro, le aplicaron la primera de cuatro dosis que recibirá en un año.

 

A los ocho días de la aplicación, Gustavo pasó todo un día y noche bastante mal; “ya estaba avisado que podría pasar eso, pero en mi cabecita y por los tiempos que corren pensé que podría ser covid-19, porque sentía dolor en todo el cuerpo, tuve un poco de fiebre; pero me dijeron que todos los síntomas coinciden con la reacción tardía a la vacuna”, contó.

 

Por ello, el joven tiene el presentimiento de que posiblemente le tocó recibir el compuesto activo y no el placebo. “Estoy muy emocionado de que sí haya vacuna, porque espero que el agua con sal no le genere esos efectos a mi organismo”, declaró.

 

Vacuna mosaico

 

Janssen busca obtener una vacuna global para prevenir la infección causada por múltiples cepas del VIH, lo que prevé lograr a través del concepto de vacuna mosaico, llamada así porque contienen inmunógenos en mosaico.

 

Es decir, se administran diferentes componentes de la vacuna en diferentes momentos; éstas son moléculas capaces de producir una respuesta inmunitaria contra varias cepas del VIH y se administran a través de un vector de adenovirus, un virus del resfriado común diseñado genéticamente para ser inofensivo.

 

El estudio tiene una duración aproximada de tres años; durante el primero se aplicarán cuatro dosis, las dos primeras incluyen el vector de adenovirus 26 con sus proteínas y las últimas dos aplicaciones, además, tienen un refuerzo con proteínas de la envoltura del VIH, expuso el doctor Juan Sierra Madero.

 

El vector Ad5 que se usó en las anteriores candidatas, como la del laboratorio Merck –a inicios del 2000–, es un virus que en algunas poblaciones presenta una alta prevalencia de anticuerpos, lo que inhibe la eficacia de la vacuna. Por lo que al usar un vector diferente, el Ad26, los investigadores sugieren que habrá mejores respuesta: anticuerpos neutralizantes de amplio espectro.

 

Añadió que el VIH utiliza la proteína de la envoltura GP-120 para unirse a su receptor en el organismo humano, la molécula CD4 en linfocitos y otras células, un proceso más complejo de lo que ocurre con el virus SARS CoV-2 de covid-19, que utiliza la proteína Spike (S) para unirse a las células humanas por medio del receptor AC2; pero en el VIH, las proteínas de la envoltura “tienen regiones muy variables que no ha sido tan fácil neutralizar”.

 

Tenés que leer

 

El inicio del Estudio Mosaico se retrasó al menos medio año debido a la emergencia sanitaria por covid-19, por lo que arrancó en noviembre de 2020.

 

 

El investigador destacó que los criterios de exclusión del protocolo establecen que los participantes no deben usar Profilaxis de preexposición (PrEP), un fármaco que reduce el riesgo de contraer el VIH; no obstante, a todos los interesados en participar se les informa de la existencia de este tratamiento e incluso se les facilita si deciden usarlo, pero los deja fuera del Estudio Mosaico.

 

Al respecto, el voluntario Gustavo Escobar reconoció que el personal del protocolo le habló de este tratamiento, pero decidió dejarlo de lado.

 

El análisis primario de la eficacia de la vacuna se llevará a cabo al séptimo mes de la primera aplicación y evaluará el número de infecciones por VIH ocurridas en el grupo que recibió el compuesto activo contra el grupo que recibió placebo.

 

El doctor Juan Sierra Madero destacó que la participación de México en este estudio, ha generado entrenamiento e investigación en prevención de VIH con las redes de investigación internacionales, por lo que abre el camino a los científicos mexicanos a seguir participando en otros desarrollos nuevas estrategias de prevención contra ese virus.


Además tenés que leer:




La provincia de Santa Fe no adhiere a las nuevas medidas pero reforzará los controles -  -
Política
Adriana Cantero: "El porcentaje de burbujas que abren  y cierran no supera, a la fecha, el 2%" - \\\\ -
Educación
La provincia de Santa Fe sumó seis muertes y 1.712 casos de Covid-19 -  -
Coronavirus: se registraron 368 fallecidos y 25.157 nuevos contagios en el país -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Un año en pandemia  Boleta Única Papel  Felipe de Edimburgo