https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 09.04.2021 - Última actualización - 9:29
9:26

Ensamble 51

Una paleta diversa para pintar la aldea

Reconocidos músicos santafesinos de distintos trayectos y formaciones integran este grupo, que acaba de lanzar en formato digital su primer álbum, titulado “Encuentro de músicas”. Las fundadoras Águeda Garay y Gabriela Peirano contaron a El Litoral sobre el proceso creativo de este proyecto en movimiento constante.


Andrea López Ibáñez, Gabriela Peirano, Víctor Malvicino, Nahuel Ramayo y Águeda Garay, a quien se les ha sumado recientemente Esteban Mannarino (uno de los bajistas invitados en el disco, junto a Cristian Bórtoli). Foto: Gentileza producción
+1



El Litoral en



Ensamble 51 Una paleta diversa para pintar la aldea Reconocidos músicos santafesinos de distintos trayectos y formaciones integran este grupo, que acaba de lanzar en formato digital su primer álbum, titulado “Encuentro de músicas”. Las fundadoras Águeda Garay y Gabriela Peirano contaron a El Litoral sobre el proceso creativo de este proyecto en movimiento constante. Reconocidos músicos santafesinos de distintos trayectos y formaciones integran este grupo, que acaba de lanzar en formato digital su primer álbum, titulado “Encuentro de músicas”. Las fundadoras Águeda Garay y Gabriela Peirano contaron a El Litoral sobre el proceso creativo de este proyecto en movimiento constante.

 

El grupo santafesino Ensamble 51, activo desde 2016 (que del trío inicial fue sumando invitados hasta llegar al sexteto) publicó días atrás en Spotify “Encuentro de músicas”, su primer álbum. El mismo había tenido como adelanto en marzo el lanzamiento del clip de “Una doble para mi hijo”, y tendrá la semana que viene un segundo corte con “Yo quería volar”.

 

De la mano de la pianista y arregladora Águeda Garay y la cellista Gabriela Peirano, fundadoras del proyecto, El Litoral desanduvo el camino de esta propuesta que cruza trayectorias, aprendizajes e influencias en una apuesta por la composición propia y de autores santafesinos.

 

 

Cruces

 

-¿Cuál fue la inquietud que los llevó a confluir en este proyecto en el origen, teniendo todos sus propias carreras y proyectos?

 

Gabriela: -Hace un tiempo Águeda nos invitó a Andrea López Ibañez y a mí a grabar un tema que forma parte de su disco “Cantos sin dueño”. Nos conocíamos del ambiente musical pero era la primera vez que tocábamos juntas, y fue algo así como una chispita, una chispaza que quedó latente; el inicio de un camino para otros proyectos. Las tres nos sorprendimos del feeling humano y de cómo sonaba.

 

Así se fue armando de a poco el Ensamble. En la primera presentación lo convocamos a Nahuel Ramayo porque hacía falta la percusión y poco después se sumó Víctor Malvicino con el clarinete y el saxo, y por último a partir de este año Esteban Mannarino en el bajo. Y no es que a nadie le estén faltando proyectos, al contrario, pero aun así buscamos una manera de encontrarnos por el placer de hacer estas músicas.

 

-¿Por qué el título del disco, “Encuentro de músicas”?

 

Gabriela: -Propuse este nombre porque pensé que cada integrante del Ensamble tiene un recorrido diferente en la música. Víctor y yo no somos del palo del folclore, Nahuel es bastante ecléctico y Águeda y Andrea sí tienen más experiencia en ese género que es una referencia presente en este material, aunque con otros matices de otros estilos, porque cada uno lleva su impronta. Por eso es un “encuentro de músicas”.

 

Águeda: -Cuando Gabriela sugirió el nombre pensé que era muy descriptivo de la esencia del Ensamble que es heterogéneo en las edades de los integrantes, en las experiencias musicales que van desde la música de raíz folclórica, a la música académica, pasando por el jazz, etc. Sin embargo tenemos un punto de encuentro que tiene como base el afecto y el deseo de darle vida a estas músicas. Además, y no menos importante, nuestro gusto por los encuentros gastronómicos, ¡que iban a la par de los ensayos! Como en el disco, también hay para todos los gustos: ¡vegetariano, carnívoro y demás!

 

 

Repertorio

 

-Hay composiciones propias junto con arreglos de autores argentinos y latinoamericanos, desde Víctor Heredia o Juan Falú a Heraclio Fernández. ¿Cómo se llegó a la síntesis de las canciones que querían grabar?

 

Águeda: -Nuestro repertorio está integrado, mayormente, por canciones propias o de compositores santafesinos. Ésta fue una de las ideas centrales al armar el grupo, estar presentes en el espacio de la música con un trabajo artesanal y local. De cualquier manera también disfrutamos enormemente el hacer música de otros compositores y creo que en este campo cada grupo aporta su propio color en la manera de arreglar e interpretar.

 

No hay una temática o idea central que agrupe las canciones por eso desde nuestro punto de vista la palabra encuentro es la palabra que sintetiza la conjunción y elección de estos temas.

 

-¿Cómo es el proceso desde que alguno trae una canción hasta llegar al arreglo final?

 

Gabriela: -Hasta ahora las propuestas de los temas vienen, principalmente, de la mano de Águeda. También Andrea y Nahuel proponen temas. Águeda es la que elabora el arreglo y lo plasma en una partitura que tenemos disponible en el ensayo, a partir de ahí lo trabajamos y vamos dando nuestra opinión de cómo nos parece que puede sonar mejor desde nuestra perspectiva como intérpretes.

 

Águeda: De hecho la forma de trabajar es bastante similar a la de la música de cámara académica, pero con la diferencia que el contenido se puede modificar en función de la opinión de los especialistas, de manera de sacarle el mayor provecho a la propuesta inicial. Ese trabajo es el que permite arribar a una versión que suma los colores particulares. De hecho el que tiene mayor libertad de acción es Nahuel, porque es el único al cual no le escribo, él se encargó de la elaboración e interpretación de todos los arreglos vocales y por supuesto del arreglo del tema de su autoría. En tanto Víctor aprovecha los espacios de improvisación.

 

Esta dinámica nos permite ser más operativos en el armado de los temas pensando en la disponibilidad de tiempo que tiene cada uno.

 

 

Formatos

 

-Nacieron como trío y después se ampliaron a quinteto, hay en el disco dos bajistas invitados; de todos modos hay también arreglos en dúo o trío. ¿Cómo se toman esas decisiones de reducir o ampliar el orgánico?

 

Águeda: -Ese es un criterio mío que contribuye a darle mayor heterogeneidad al sonido del material, con sus ventajas y desventajas. Parte de la idea que el hecho de tener cinco o seis posibilidades tímbricas disponibles no implica tener que usarlas todas al mismo tiempo. Condice también con la historia del armado del grupo al que se fueron sumando progresivamente los integrantes. Por otra parte, los roles que cumplen los instrumentos en algunos géneros son muy difíciles de sustituir con el piano, por ejemplo en las canciones que tienen un ritmo similar al candombe o al son, la asociación entre la batería y el bajo es muy potente y gravita en la totalidad del arreglo.

 

En algunos casos esa parte del repertorio arreglada para trío nos ha permitido presentarnos en condiciones donde no había espacio para todo el grupo pero no es una situación ideal.

 

Y algunos temas que tocábamos en trío, Andrea, Gabi y yo, los chicos, en los ensayos, se colaban casi jugando y quedaba tan lindo que lo tomábamos como arreglo y lo transformábamos en quinteto. Así de un solo tema, tenemos varias versiones.

 

-Andrea es una de las fundadoras, por lo que la voz siempre estuvo; de todos modos hay obras tres instrumentales. ¿Hubo una voluntad de no descuidar esa faceta del grupo en el disco?

 

Gabriela: -En mi caso estoy acostumbrada a la música de cámara instrumental y de alguna manera Águeda aprovecha esta faceta para hacer más rico el repertorio, incluyendo la posibilidad de dúos o tríos instrumentales. Somos conscientes que este material se mueve un poco de los esquemas habituales porque la persona que lo escucha por primera vez, pasa de un tema que tiene una voz acompañada por un quinteto, a un dúo de cello y piano. Esto puede ser desconcertante, pero es lo que nos gusta hacer y encontramos placer en generar esta variedad de ensambles internos.

 

Águeda: Y Andrea lo agradece porque puede descansar un poquito...

 

 

 

 

En estudio

 

-¿Cómo fue el proceso de grabación durante enero? Da la impresión de que llegaron con el repertorio muy aceitado.

 

Águeda: -En realidad este proceso comenzó en marzo del 2018 cuando grabamos en el Centro Cultural Provincial todas las partes de piano, gracias a la Orquesta Sinfónica que nos prestó el piano Steinway, Nahuel se encargó de todos los aspectos técnicos y musicales. Después de eso retomamos en el 2020 la grabación en su estudio “Arbolito solo”, fue hecha de manera individual, cada músico grabando su parte, incluso con modificaciones especiales hechas para la grabación que no habíamos ensayado antes. Es la manera en que encontramos para concretar este proyecto: con la ventaja de estar anclados en Santa Fe pero sin la posibilidad de tocar juntos como consecuencia de la pandemia. Fue un trabajo gigantesco de Nahuel que se ocupó de la producción de todos los temas incluyendo la mezcla y la masterización, una dedicación que los demás integrantes le agradecemos enormemente.

 

En diciembre presentamos el material a Carlos Aguirre y Luis Barbiero del sello entrerriano Shagrada Medra y acordamos para estar en el catálogo en su nuevo formato digital.

 

A fines de enero grabamos dos videos “Una doble para mi hijo” de Sergio Ramayo y “Yo quería volar” con letra de Cristina Pepe y música mía, también con la edición y masterización de Nahuel. Éste último será presentado en la “La Yapa”, el espacio que precede a la “Hora Azul”, el miércoles 14 de abril a partir de las 22 en el Canal de YouTube de Shagrada Medra Digital.

 

-El adelanto y clip es justamente la chacarera “Una doble para mi hijo”. ¿Por qué la eligieron como presentación?

 

Gabriela: -Hay varias razones, en primer lugar porque es el tema que introduce nuestro material en las plataformas digitales, tiene una introducción que nos gusta como apertura y es un tema en el que tocamos todos con una letra y una impronta musical potente. Además es un tema muy querido por nosotros porque fue escrito por el padre de Nahuel (el recordado compositor y aerofonista Sergio Ramayo, fallecido en 2006).

 

-“No dejes mi altar caer” ya había salido en el disco “Herencia” de Nahuel, ustedes (Gabriela y Águeda) habían participado en aquella versión. ¿Por qué decidieron reversionarla con esta formación?

 

Águeda: -La versión que grabamos en este material es un poco diferente y es la que hacemos con el Ensamble, es un tema que nos gusta mucho y remite a la obra de Sergio que queremos que trascienda, es otra manera de ponerla a disposición de la gente.

 

 

Abrir puertas

 

-Hoy el material está publicado. ¿Cómo sigue la actividad de Ensamble 51, en este contexto tan cambiante? ¿Qué les gustaría poder hacer en este 2021?

 

Gabriela: -Somos músicos acostumbrados a tocar en vivo, nos gustaría poder presentar este material y tocar juntos en la medida que sea posible, recobrar esa energía que adquiere la música en el momento de compartirla con el público.

 

Águeda: -También queremos aprovechar las posibilidades que ofrecen las plataformas digitales para sumar de a poco otros temas y poder establecer un contacto fluido con las personas que gustan escuchar esta música.

Autor:

Ignacio Andrés Amarillo
El Litoral en


Temas:

Además tenés que leer:




Todas las camas críticas del Hospital Iturraspe están ocupadas -  -
Salud
Eduardo Domínguez dio a conocer los jugadores convocados para el partido ante Talleres - Eduardo Domínguez y una decisión que tiene dos condicionantes: es un clásico y después se viene lo más importante. -
Deportes
Aumenta la tarifa del servicio de taxis -  -
Reportaron 601 fallecidos y 27.363 nuevos contagios de coronavirus en Argentina -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Miguel Lifschitz