https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 13.04.2021 - Última actualización - 20:21
13:57

Reconocido en la comisaría

Lo llevaron como testigo pero la víctima lo acusó por robo

Fue imputado por sustraer el teléfono de una policía, en la parada de colectivo de Urquiza y J.J. Paso. Lo apresaron junto con el dueño de un Chevrolet Corsa, mientras iban a verificar una denuncia por fiesta clandestina en el Centenario.

El vehículo secuestrado, un Chevrolet Corsa gris, había sido utilizado tres días antes para cometer otro robo en el centro-norte de la ciudad. Crédito: Prensa URIEl vehículo secuestrado, un Chevrolet Corsa gris, había sido utilizado tres días antes para cometer otro robo en el centro-norte de la ciudad.
Crédito: Prensa URI

El vehículo secuestrado, un Chevrolet Corsa gris, había sido utilizado tres días antes para cometer otro robo en el centro-norte de la ciudad. Crédito: Prensa URI



Reconocido en la comisaría Lo llevaron como testigo pero la víctima lo acusó por robo Fue imputado por sustraer el teléfono de una policía, en la parada de colectivo de Urquiza y J.J. Paso. Lo apresaron junto con el dueño de un Chevrolet Corsa, mientras iban a verificar una denuncia por fiesta clandestina en el Centenario. Fue imputado por sustraer el teléfono de una policía, en la parada de colectivo de Urquiza y J.J. Paso. Lo apresaron junto con el dueño de un Chevrolet Corsa, mientras iban a verificar una denuncia por fiesta clandestina en el Centenario.

Una denuncia por una fiesta clandestina en el barrio Centenario fue la clave para descubrir a los autores del robo de un teléfono celular a una policía, cometido a comienzos de mes en la parada de colectivos de Urquiza y J.J. Paso, en el sur de la ciudad capital.

 

Una patrulla de la Subcomisaría 1ra. del Fonavi acudió el domingo 4 de abril hasta un domicilio de la calle Reconquista al 3.500 para poner fin a una supuesta reunión que allí se estaría celebrando, pero en cambio, se encontraron con un auto cuyas características coincidía con los datos aportados por la víctima del robo cometido cuatro días antes.

 

En el interior del vehículo -un Chevrolet Corsa gris- se encontraban el titular y su acompañante. El primero, que iba al volante, quedó inmediatamente aprehendido; mientras que el segundo fue en carácter de testigo.

 

Tenés que leer

 

Pelo pintado

 

Los uniformados comunicaron las novedades a la fiscal María Lucila Nuzzo, quien ordenó que se le amplíe la declaración a la víctima, que en medio de dicho proceso identificó al testigo como el verdadero ladrón.

 

"¡El que me robó fue éste!", exclamó la mujer señalando a un muchacho con la cabeza teñida de amarillo. La revelación causó sorpresa en el lugar, dado que el acusado no era otro que el 'testigo' del procedimiento, que estaba sentado aguardando a que le reciban declaración.

 

Inmediatamente fue informada la fiscal que también dispuso su detención, además de un allanamiento en la casa de la novia del dueño del auto; y un informe para determinar si el vehículo contaba con pedido de secuestro u otra denuncia.

 

Así fue como se logró dar con el celular robado a la policía el 1° de abril y se supo que tres días antes, el lunes 29 de marzo, el mismo Chevrolet Corsa había sido visto en el robo a una mujer en General Paz y Lavaisse, que se frustró gracias a la intervención de un tercero que terminó recibiendo un piedrazo en una ventanilla y víctima de amenazas con un arma blanca por parte del delincuente.

 

En tribunales

 

La fiscal Nuzo solicitó audiencia imputativa para los dos muchachos, identificados como Marcelo Aguirre (19) y Francisco David O. (20), el primero de los cuales quedó en prisión preventiva el jueves 8 de abril y su compañero recuperó la libertad con alternativas dos días antes.

 

La diferencia entre Aguirre y su compañero -ambos fueron considerados coautores de robo simple- radica en que el primero fue acusado también por los delitos de "daños y amenazas calificadas por el uso de arma" cometidas previamente y cuenta con una causa de principios de mayo de 2020, cuando en plena etapa de aislamiento estricto por la pandemia, entró a robar junto con tres menores de edad a la distribuidora de bebidas "La Jarrita del Sabor", ubicada en el corazón del barrio Sargento Cabral (Regís Martínez al 1800).

 

La medida cautelar en contra de Aguirre fue dictada por la jueza en lo penal Sandra Valenti, a pedido de la fiscal Nuzzo y en contra de las pretensiones del defensor oficial Sebastián Amadeo, que reclamó la libertad para su pupilo.

 

 

 

Un testigo y una foto

 

Del entrecruzamiento de datos de vehículos vinculados en hechos delictivos en la ciudad capital, surgió la intervención del mismo Chevrolet Corsa cuyo titular es Marcelo Aguirre (19) en un episodio ocurrido el 29 de marzo en las inmediaciones de la avenida General Paz y calle Lavaisse.

 

En la Seccional 5ta. de barrio Sargento Cabral, quedó asentada la denuncia de un vecino que circulaba en su auto por Lavaisse, cuando al llegar a General Paz observa a una mujer que estaba siendo arrastrada por un muchacho que tiraba de su cartera. 

 

Para evitar el atraco, el conductor comenzó a tocar la bocina, lo que hizo desistir al ladrón, que emprendió con violencia contra el automovilista. 

 

Primero le rompió el vidrio delantero del acompañante con un ladrillo y cuando el conductor descendió del auto para hacerle frente, sacó de entre sus ropas un cuchillo con el que lo amenazó para que no se le acercara.

 

Así, el maleante logró cubrir su retirada, hasta el auto que había dejado estacionado a pocos metros. Lo que no contaba era con la presencia de otro testigo silencioso, que apenas el ladrón se subió al Corsa, le sacó una foto con su celular, que luego fue aportada en sede policial.

 

Teléfono recuperado

 

Sobre el robo cometido el jueves 1° de abril, la fiscal Lucila Nuzzo indicó que "ocurrió en inmediaciones de las avenidas J.J. Paso y Urquiza, minutos antes de las 21". Añadió que "el imputado llegó al lugar en un auto junto al otro joven que cometió el ilícito, que fue quien abordó violentamente a una mujer policía que esperaba el colectivo en esa esquina".

 

"Mientras uno aguardaba en el auto, su compañero se apoderó ilegítimamente del celular de la víctima y de documentación personal", relató la funcionaria del MPA. "Luego de concretar el robo, ambos se dieron a la fuga en el vehículo en el que habían llegado", precisó.

 

La fiscal remarcó que "al momento de detener al imputado, se hizo una requisa en la casa de su novia, y se encontró el teléfono de la víctima, motivo por el cual ya le fue devuelto".

 

 

Edición Impresa

El texto original de este artículo fue publicado en nuestra edición impresa.
Ediciones Anteriores | Edición Impresa


Temas:

Además tenés que leer:




Lifschitz continúa "en estado crítico" recibiendo asistencia respiratoria - Miguel Lifschitz, presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia y exgobernador santafesino. -
Política
Para Salud "no tiene riesgos" la aplicación por "error" de la segunda dosis de Sputnik - "El componente uno y el componente dos es el mismo, lo que cambia es la espícula viral", indicó Jorge Prieto, secretario de Salud.  -
Área Metropolitana
Descartan una "hemorragia alta" en Carlos Reutemann -  -
Filmó a dos chicas besándose, lo subió a Instagram y terminó preso -  -
#Temas de HOY: Rosario  Córdoba  Entre Ríos  Corrientes  La Educación Primero  Miguel Lifschitz  Clásico Santafesino